CIEs No retoma las concentraciones en el CIE de València tras el confinamiento: “El centro está vacío, pero lo queremos cerrado”

Primera concentración tras el confinamiento, al lado de la puerta azul del CIE de Zapadores.

La campaña por el cierre de los CIE en València lleva diez años concentrándose cada último martes del mes a las 19:00 horas delante de la puerta azul de Zapadores. Únicamente durante el confinamiento provocado por la Covid-19, los activistas trasladaron su lucha a sus casas, ayudándose de las redes sociales para seguir reivindicando su cierre. Este martes 28 de julio, decenas de personas retomaron tras cuatro meses las concentraciones presenciales que volverán a tener lugar todos los últimos martes del mes.

En esta ocasión, la mayoría de los activistas vestía de blanco en recuerdo del joven Marouane Abouobaida, que murió de forma violenta en una celda de aislamiento del CIE de València el 15 de julio de 2019, hace poco más de un año. Su familia desde Marruecos, junto con CIEs No, no entiende esta muerte producida bajo custodia policial en unas instalaciones que dependen del Ministerio del Interior de España. “Todavía estamos esperando un juicio justo”, reclamó Aït Said, de Casa Marruecos.

La campaña se concentró este martes para exigir justicia ante una muerte por la que “nadie ha dimitido ni ha respondido ante la ciudadanía para explicar lo sucedido”, así como para reclamar el fin de las deportaciones y el cierre de todos los centros.

También han recordado un informe realizado por Psicólogas y Psicólogas Sin Fronteras en el que se concluye que las condiciones del centro fueron “clave” en la muerte del joven marroquí, que unas horas antes había avisado en una carta de los dolores que sentía en la cabeza tras una “brutal paliza” que recibió en las duchas del centro.

Es

e documento en el que se reconstruye paso por paso “el drama” de Marouane fue entregado el pasado 15 de julio, justo un año después de su muerte, ante la sede de Delegación del Gobierno de València junto con un segundo informe de 80 páginas, publicado en junio, en el que se recopilaron las “barbaridades” detectadas en los últimos años en el CIE. “Todavía no hemos obtenido respuesta”, señalaron durante la concentración.

Actualmente, el CIE de Zapadores permanece vacío a la espera de una reforma con un gasto previsto de 730.000 euros, según el gobierno respondió a Compromís en una pregunta parlamentaria. “Desde abril no hay nadie dentro del CIE, pero no lo queremos vacío, lo queremos cerrado”, señalan los activistas.

Asimismo, los manifestantes guardaron un minuto de silencio en recuerdo del joven marroquí y posteriormente denunciaron la reciente absolución de los agentes de la guardia civil acusados por la muerte de 15 personas subsaharianas en 2014 en la playa del Tarajal.

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2020 - 14:24 h

Descubre nuestras apps

stats