Ximo Puig sobre cómo debe ser la desescalada: "Ningún centralismo es inteligente"

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la rueda de prensa posterior a la reunión entre los presidentes autonómicos y Pedro Sánchez.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha vuelto a reclamar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una salida del confinamiento asimétrica. Para Puig, en este tema "ningún centralismo es inteligente" y propone que la ya famosa desescalada se haga con variables "geográficas, sectoriales y sociales". Para Puig, una ciudad como Madrid y un municipio como Morella no pueden tener la mismas salida del enclaustramiento.

Pese a esta propuesta, que ha vuelto a poner encima de la mesa en la conferencia de presidentes autonómicos de este domingo, Puig ha dejado entrever que hasta después del 10 de mayo -cuando se cumplirá la próxima prórroga del estado de alarma- será difícil que el Gobierno de España abra la mano a que las autonomías y ayuntamientos puedan plantear sus propias medidas.

Puig ha explicado que las comunidades autónomas negocian desde hace días con el ministerio de Teresa Rivera esa desescalada aunque, de momento, el Gobierno ha marcado la línea a todos por igual. Puig cree que en la próxima petición de estado de alarma se puediera introducir alguna singularidad, pero lo desconoce. De momento, Pedro Sánchez propone y las autonomías disponen. No les queda otra, pues el estado de alarma no da opción. Debería haber una autorización expresa como, por ejemplo, la salida de los niños a partir del 27 de abril.

Puig ha explicado a preguntas de los periodistas que, la Comunitat Valenciana ha aportado varias propuestas para la "transición a la nueva situación". "Es imperativo superar el período de confinamiento. Empezar a repensar seriamente que de aquí a tres semanas debemos intentar abordar una salida porque los daños al tejido económico puenden ser irreversibles. También por la salud psicológica de la población. Y he reiterado que confrontar salud y actividad económica no es el camino", ha dicho. Para Puig, la solución es que se debe "dotar de seguridad sanitaria a la economía".

"Tenemos que ser prudentes, pero sabemos que hay que hacer un sistema de apertura y cierre flexible, rápido y eficiente. Se debe hacer desde una perspectiva quirúrgica, pero está claro que en el sistema para el desconfinamiento se debe adoptar la unidad de acción pero con descentralización", ha argumentado. "El desconfinamiento debe atender razones geográficas, sectoriales y sociales. Muchas veces el baremo no tiene por qué ser el de las autonomías. No hay que ser centralista en ese sistema tampoco", ha apuntado respecto a las importantes diferencias entre las grandes ciudades y los pequeños núcelos de población. 

"Cuando se haga la ampliación del estado de alarma veremos las nuevas condiciones y a partir del 10 de mayo veremos cómo se produce ese desescalamiento. El presidente del Gobierno se ha comprometido a escuchar a las autonomías", ha puntualizado Puig, quien ha manifestado que en la próxima conferencia de presidentes volverán a poner el tema encima de la mesa.

Puig se ha mostrado satisfecho con el anuncio de Sánchez de inyectar 14.000 millones de euros a las comunidades para dar liquidez. "Sigue habiendo una necesidad de un cambio de modelo de financiación. No se puede seguir pidiendo rebajas fiscales e incrementar el gasto y hay que impulsar ayudas de la Unión Europea", ha dicho. "Debemos saber lo que ha pasado para que no vuelva a pasar. Necesitamos un estado de bienestar fuerte y una cogobernanza en España, las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos", ha mantenido.

Etiquetas
Publicado el
19 de abril de 2020 - 17:52 h

Descubre nuestras apps

stats