eldiario.es

Menú

Cultura

Hollywood plantea sustituir la estrella machacada de Donald Trump por la de Carrie Fisher

El ayuntamiento de West Hollywood aprobó una resolución para retirar la estrella de Donald Trump del Paseo de la Fama tras haber sido destruida con un pico de obra

Desechada la posibilidad de volver a recrearla, Mark Hamill y otros artistas han planteado poner una de Carrie Fisher en su lugar

- PUBLICIDAD -
Estrella de Donald Trump en el Paseo de la fama de Hollywood

Estrella de Donald Trump en el Paseo de la fama de Hollywood

El Paseo de la Fama de Hollywood está cerca de cambiar una de sus estrellas más famosas y a la vez polémicas. Se trata de la baldosa que hace referencia al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. A comienzos de esta semana, el Consejo de la Ciudad de West Hollywood votó por unanimidad eliminar la estrella de Trump debido a su "preocupante trato a las mujeres y otros de sus actos".

La resolución insta así a la ciudad de Los Ángeles y a la Cámara de Comercio de Hollywood a retirar la estrella, pero "no porque Donald Trump sea conservador o republicano", aclaró el alcalde interino de West Hollywood, John D’Amico, en declaraciones The Wrap. "Tener una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood es un honor. Cuando uno menosprecia y ataca a las minorías, los inmigrantes, las personas con discapacidades o las mujeres, el honor ya no existe", dijo el representante.

La estrella de Trump ya ha sido objeto de actos vandálicos en repetidas ocasiones, desde que comenzó la carrera por la presidencia del país en 2016. El mes pasado incluso fue atacada con un pico de obra que dejó un agujero considerable en el lugar, mientras que a principios de año fue pintada con una esvástica nazi.

Sin embargo, el Consejo de la Ciudad de West Hollywood ha argumentado en un comunicado que el Paseo de la Fama sigue siendo "propiedad de la Ciudad de Los Ángeles" y que la ciudad es quien tiene la "responsabilidad final de las condiciones y el mantenimiento del Paseo de la Fama”".

En caso de que fructificasen las demandas del Consejo de la Ciudad de West Hollywood, Mark Hamill ya tiene la perfecta sustituta para Donald Trump. El actor de la saga Star Wars sugiere reemplazar la estrella del actual presidente por la de su amiga y compañera Carrie Fisher, fallecida a causa de un paro cardiaco a finales de 2016.

Ahora que el Consejo de la Ciudad de West Hollywood ha aprobado por unanimidad su retirada, y a la espera de que las autoridades pertinentes tomen cartas en el asunto, Hamill no ha dudado en proponer a la actriz que dio vida durante años a la princesa Leia a través de su cuenta de Twitter: "¿Qué tal si lo reemplazamos con alguien que realmente se lo ganó? Me gusta Carrie Fisher", mencionó el actor estadounidense.

Las estrellas multiplicadas

Días después de que el ayuntamiento de West Hollywood retirar la estrella de Donald Trump, un artista callejero conservador ha contraatacado cubriendo unas 50 de estas baldosas con láminas de vinilo con el nombre del presidente.

Según The Hollywood Reporter, el artista, que prefiere mantener el anonimato, contó que la idea surgió a raíz de un acto de vandalismo que sufrió hace pocos días dicha estrella, así como la resolución del ayuntamiento. "Si nadie las quita, podrían durar hasta diez años", aseguró el artífice sobre las estrellas falsas. Sin embargo, muchas ya han comenzado a ser retiradas por empleados de negocios de la zona.

"Creíamos que el Síndrome del Caos de Trump era una broma, pero es real", apuntó el artista en referencia a un tuit que publicó el presidente el pasado 18 de julio. "Mucha gente odia que me lleve bien con el presidente Putin de Rusia. Preferirían ir a la guerra que  esto. ¡Eso se llama Síndrome del Caos de Trump!", escribió el mandatario.

El artista advierte que no ha terminado su misión. "Si arruinas la estrella del presidente o intentas que se elimine, aparecerán 30 más", amenazó.

El artífice y sus colaboradores, que se autodenominan The Faction, gastaron unos 1.000 dólares en las estrellas, que imprimieron en láminas de vinilo con adhesivo, y su misión fue parcialmente financiada por "un joven y empresario anónimo". El grupo las mantuvo cubiertas hasta que los transeúntes no supieran exactamente qué estaba pasando hasta que hubieran terminado.

"No quería que me golpearan en la cabeza y por la espalda", dijo el artista. El mes pasado la policía arrestó a un hombre llamado Austin Clay después de que destruyera la estrella de Donald Trump con un pico. Clay se enfrenta a cargos de vandalismo grave y la baldosa aún no ha sido reemplazada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha