eldiario.es

Menú

Cultura

Ken Jacobs explora la tridimensionalidad en el Guggenheim Bilbao

- PUBLICIDAD -
Ken Jacobs explora la tridimensionalidad en el Guggenheim Bilbao

Ken Jacobs explora la tridimensionalidad en el Guggenheim Bilbao

El artista neoyorquino Ken Jacobs, uno de los principales referentes del cine experimental norteamericano, explora el efecto de la tridimensionalidad en la mirada del espectador en su obra "Los invitados (The guests, 2013)", que desde hoy exhibe el Museo Guggenheim Bilbao.

La pieza, de 74 minutos de duración, está realizada sobre una filmación original de los hermanos Lumière, los inventores del cine, realizada en 1886 con ocasión de la boda de la hija de uno de ellos.

La cinta original captura, desde la puerta de la iglesia, la llegada de los invitados al enlace subiendo en ordenada hilera por las escalera de acceso al templo, escena que Jacobs distorsiona en su obra mediante la superposición de fotogramas para darle sensación de profundidad y tridimensionalidad.

Ken Jacobs (Nueva York, 1933) y autor de la obra "Tom, Tom, The Piper's son" (1969), con la que se hizo un nombre en el campo del cine experimental neoyorquino de la época, logró su objetivo separando los fotogramas pares de los impares de la cinta original y proyectándolos a la vez, superponiendo cada fotograma al anterior.

Así logra generar en el espectador la sensación de relieve, de forma que parece que los personajes de la cinta original avanzan y retroceden de forma independiente al movimiento lógico de la imagen.

La acción discurre, además, muy lentamente, merced al salto de los fotogramas superpuestos por Jacobs, a quien ha ayudado en su realización su esposa, Florence, y su hija, que ha compuesto la música de la cinta que, en muchos momentos, mantiene el crepitar que producían los proyectores antiguos cuando reflejaban las imágenes sobre la pantalla.

Para contemplar la obra, que ha recibido críticas elogiosas de los especialistas en cine, el espectador debe de ponerse unas gafas de visión en 3D que se le proporcionan al acceder a la sala de proyección.

La obra ha sido presentada hoy en conferencia de prensa por el propio autor, Ken Jacobs, quien ha explicado que inició su formación artística como pintor a los 17 años, de la mano de Hans Hoffman, aunque pronto dejó este campo del arte para volcarse en el cine al comprobar que no podía seguir las tendencias pictóricas imperantes en Estados Unidos en los años 50 del siglo XX.

"Abstraído por la luz y el espacio, incluido el tridimensional", decidió pasarse al cine al estimar que desde él podía hacer una aportación más original al arte y hacer cosas "totalmente nuevas" con la experimentación de las imágenes.

Tras realizar "Tom, Tom, The Piper's son" comenzó a interesarse por "la ilusión que genera la profundidad de campo en el cine, ya que, en una película normal, la profundidad pasa casi desapercibida, no tenemos una comprensión de la profundidad, pero sí una ilusión".

Jacobs ha señalado que la obra "Los invitados", que se exhibirá hasta el 19 de noviembre, "está llena de contradicciones", le parece "una completa locura" y no cree "que nunca hayáis visto nada parecido".

"Las personas, gracias a los dos ojos que tenemos, tenemos dos puntos de vista, ya que cada ojo ve las cosas en diferente plano y no hay profundidad, ya que ésta se produce al juntarse ambas imágenes en el cerebro", ha explicado.

"Si no tienes esa doble percepción de las cosas que te aportan los dos ojos no vas a ver profundidad y el principio sobre el que he trabajado para llevar a cabo esta obra, es el de utilizar un fotograma tras otro, con lo que el movimiento lo crea el desplazamiento de los personajes retratados en la cinta", ha agregado.

De esta forma, ha concluido, en esta obra se verá "algo como un espacio roto, fracturado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha