Darth Vader ya no es princesa, es una mujer de armas tomar

Ciclo de humor femenino 'Princesas y Darth Vaders' de La Casa Encendida

Patsy y Eddie tienen la recámara llena de los mejores y más inoportunos comentarios para cada momento. Tan pronto confunden el 11-S con el Seven Eleven en pleno luto del atentado, como se olvidan del nombre de sus hijos o se escapan a Francia para esnifar detergente en polvo. La pareja más explosiva de la comedia británica representa lo opuesto a la corrección social y absolutamente todo lo que necesita un festival como Princesas y Darth Vaders. Las 'darling Absolutely Fabulous y muchas más se darán cita para poner un foco de luz y risas sobre una simbiosis todavía muy estigmatizada: la de humorista española. 

Este ciclo regresará el 10 de junio a La Casa Encendida de la mano de Lucía Lijtmaer, colaboradora habitual de eldiario.es, en el momento más oportuno. El humor irreverente es el más reclamado en las redes sociales a través de vídeos caseros, memes con saña y gifs sacados de contexto. En la primera edición dejaban en ridículo los chistes estereotipado de rubias tontas y el tabú sobre la homosexualidad. Después, con las mujeres tomando los atriles y saliendo de su coto confinado en Youtube, afrontaron los enredos dialécticos del feminismo desde su ángulo más autocrítico. Malena Pichot, Ellen Degeneres o Amy Shumer fueron las heroínas de estas ediciones pasadas. Ahora toca volver a mirarse al ombligo para encontrar embajadoras patrias y aportar aire fresco a un panorama liderado por los late shows de hombres. 

¿Las guapas pueden ser graciosas? ¿Debe una chica ser soez en un monólogo? ¿Está bien que las princesas jueguen con espadas láser y Darth Vader con muñecas? El año pasado, algunas de las monologuistas más influyentes recogían el testigo de heroínas del humor internacional para hacer resonar un sí categórico. “En el evento anterior tuvimos una gran presencia argentina y las playlist estaban formadas mayoritariamente por inglesas y americanas”, cuenta Lijtmaer. “Ahora queremos poner a prueba a los talentos españoles”. 

Isa ve pelis, las comenta y ya descubrió la receta de su éxito en Internet. Ahora da el salto a los monólogos de micrófono y suelo de madera en una versión inédita de sí misma. “Ha diseñado un stand up especialmente para el festival y será una especie de Woody Allen castizo”, desvela la coordinadora.

Isabel Calderón es una de nuestras youtubers con más afiliados gracias a unas críticas de cine sobrepasan los límites de los efectos especiales y las interpretaciones terroríficas. En sus “reviews fuertecitas” se conjuga el feminismo y la irreverencia con mucho humor del incorrecto, del interesante. Pero en Princesas y Darth Vaders le cede el trono de la pantalla a nuevos referentes audiovisuales como Nikki García y Andrea Comptom. La lucha de titanes está servida. “Ambas indagarán en lo más profundo del frikismo audiovisual para ganar una batalla de vídeos que será cruenta: usarán sus voces, imitarán a blogueras de moda o se maquillarán en directo utilizando las peores técnicas”.

Al ritmo del dembow

dembow“La novedad de este año es, sin duda, la música. Queríamos salirnos del pop y que hubiese estilos más variados, desde el dembow hasta la cumbia”, introduce Lijtmaer a Cosita Seria Sistema de Sonido. Un colectivo que llega para demostrar que hay mujeres en la música disco y que, además, saben maridar a la perfección los ritmos de hip hop, reguetón o jungle con un espíritu feminista. 

Pero los organizadores saben que hay que calentar los músculos ante tal coctelera de sonidos. Por eso han organizado el festival alternativo Fiesta Furiosa en la Sala Caracol de Madrid. Este evento nocturno y con alevosía de música nace como una crítica al déficit de presencia femenina en los grandes festivales de nuestro país. Su cartel es una oda a la diversidad y un desprecio hacia todos aquellos que piensan que el estilo femenino ha de ser delicado y sometido al amor. Papaya, con su voz oscura y sus ecos latinos; Los Koplowitz, melodias pop, actitud punk y un poco de tecno para que te lo bailes todo; o Las Odio, descaradas riot girrrls que suben desde los avernos del underground, son solo algunos de los ejemplos de este abanico de empoderamiento. 

La guerrilla feminista tiene forma de meme

“La viralidad en Internet es honesta. Hay un proceso intelectual más fuerte que en otros medios como la televisión. Lo que se hizo viral, aunque sea un gatito, se consiguió porque a la gente le gustó. Fin. Es como una democracia extrema”, decía Pichot en la anterior edición. La humorista argentina ofreció una definición que se acoplaba como un guante a la historia de los memes. Además de que su naturaleza hace que se extienda como la pólvora por cualquier grupo de Telegram o incluso para ilustrar las noticias más desenfadadas de los medios online, tienen un potencial ilimitado. Incluido el de arma en la lucha contra la desigualdad de género.

El ciclo abordará sus memes feministas en dos etapas, la primera como una sesión para explicar la historia de esta denuncia social y, la segunda, desde la aplicación de este método de guerrilla. “Los talleres nos interesan mucho para que un festival no sea algo efímero y tenga cierto retorno”, admite Lijtmaer. Por eso cuentan con Elena Fraj, especialista en políticas del fake como modo de resistencia y emancipación, para capitanear esta actividad. “Si la carcajada es un arma tan buena –o mejor– que cualquier otra, no está de más tener en cuenta la rápida progresión de una nueva generación de luchadoras por la igualdad de género”.

Propuestas distintas, pero que comparten el toque hilarante de la anterior edición y que respetan la doctrina irreverente de Princesas y Darth Vaders. “Se está empezando a entender el festival como lo que es. Un espacio de denuncia social desde el disfrute, incluso desde el hedonismo”, concluye su organizadora. El alma, en cualquier caso, es la misma: llena de humor e imbuida de un espíritu pop y libertario. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats