Perdón por ser obvio pero el tamaño importa

Estamos en la 'epoca del 'big data'

Descarga el nº 11 de Revista Don GRATIS en el App Store (iPad) y Play Store (Android)App StorePlay Store

La explosión de datos, a los museos

La explosión de datos, a los museos

Cinco ejemplos para explicar para no iniciados qué es y dónde se esconde el big data.

1.- La ropa interior de tu novia

1.- La ropa interior de tu novia

Michelle Lam tiene el mismo sueño con su nueva compañía, True&Co., que va a gustar a cualquier novio, amante, incluso maridos: conseguir el sujetador perfecto. Para ello está analizando con tecnologías de Big Data millones de datos biométricos de mujeres para poder fabricar sostenes a medida, personalizados. Lam utiliza algoritmos para ajustar los tejidos a las formas del pecho femenino. “Cuantos más datos manejes más bonita y cómoda será la prenda”. La diseñadora ha analizado la medida de más de 200.000 mujeres y ha determinado 6.000 patrones diferentes con los que fabrica su selección que puede encontrarse online.

2.- Las bebidas y los datos

2.- Las bebidas y los datos

Coca Cola es una empresa pionera en el análisis de millones de datos de sus consumidores. La multinacional tiene modelos que le permiten diagnosticar las causas y motivos de las ventas, esto les permite planificar y poder hacer mejores predicciones de cuántos litros y dónde los van a vender. ¿Te parece poco importante esta tarea propia de contables? Si Coca Cola consiguiera generar mediante estas técnicas sólo un 0,1% más de ventas globales conseguiría 18 millones de dólares más. No parece mala cifra ¿verdad?

3.- Un anuncio en el NYT

3.- Un anuncio en el NYT

¿Nunca te has preguntado por qué aparece un anuncio que te invita a irte de vacaciones a Cádiz (por cierto lo miraste ayer en un web de viajes) cuando aterrizas por una página del New York Times? Pues porque con tu rastro de navegación hay todo un mercado de datos donde se vende y compra la mercancía más valiosa: tú. Gracias al almacenamiento y procesado de o que haces las empresas de publicidad saben como nunca qué ofrecerte, incluso en tiempo real, como nos gusta hoy: las cosas para ahora.

4.- Nos espían

4.- Nos espían

¿Te acuerdas de Snowden? Ese tipo que se ha pasado mucho tiempo en el aeropuerto de Moscú por denunciar que EEUU nos espiaba a todos a través de Internet. Snowden nos mostró que los gobiernos (sobre todo el estadounidense) se tomaban muy en serio el Big Data y almacenaban y trabajaban con todo dato disponible que íbamos dejando en las redes sociales o enviabamos por el correo. Datos personales, comerciales, telefónicos. El dia que Snowden habló se acabó la inocencia digital.

5.- Cuidado con lo que tuiteas

5.- Cuidado con lo que tuiteas

Las redes sociales nos permiten acceder a lo que las personas quieren (aunque algunas veces no es tan claro que quieran) publicar, pretenden comunicar. Hay herramientas que nos permiten analizar la opinión de las personas, incluso hay software que pretende predecir nuestro comportamiento por lo que estamos diciendo en Facebook. ¿Nos vamos a separar? ¿Estamos a punto de cambiar de trabajo? Muchos de los signos de estos cambios se esconden en nuestros mensajes aunque nosostros mismos no los sepamos ver, pero los robots que analizan los datos empiezan a hacerlo.

Descarga el nº 11 de Revista Don GRATIS en el App Store (iPad) y Play Store (Android)App StorePlay Store

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2014 - 20:42 h

Descubre nuestras apps

stats