eldiario.es

9

Barberá sobre Urdangarín y el Valencia Summit, "tengo otras cosas de que ocuparme"

La alcaldesa de Valencia aseguró que sólo se entrevistó una vez con el duque de Palma y su exsocio Diego Torres para abordar la celebración del Valencia Summit

Negó haber participado en una reunión en Zarzuela para tratar la organización de este evento deportivo, por cuyas tres ediciones el Instituto Nóos recibió 3 más de millones de euros

Gestha destaca la importancia de los posibles delitos fiscales de Urdangarin

El duque de Palma, Iñaki Urdangarín

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien el pasado 16 de octubre fue interrogada como testigo -con unos polémicos privilegios incluidos- en el marco del caso Nóos, aseguró que sólo se entrevistó una vez con el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio Diego Torres, para abordar la celebración del Valencia Summit, tras lo cual terminó su intervención en las negociaciones. "Tengo otras cosas de que ocuparme", espetó.

En su declaración, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press después de que este lunes haya sido notificada a las partes, la primera edil ha limitado a ese encuentro su papel en estos hechos, negando haber participado en una reunión en el Palacio de la Zarzuela con Urdangarin y Torres para tratar la organización del evento deportivo, por cuyas tres ediciones el Instituto Nóos recibió más de tres millones de euros públicos.

"Yo a la Zarzuela he ido muchísimas veces, pero de ninguna manera me he reunido allí con Urdangarin", insistió Barberá, rebatiendo de este modo las afirmaciones efectuadas por Torres, quien aseguró que el encuentro fue llevado a cabo y que, en concreto, tuvo lugar a finales de enero de 2004, nueve meses antes de que fuese firmado el convenio para la celebración del Summit entre Nóos, Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB).

Tras insistir al respecto al fiscal Pedro Horrach, la alcaldesa aseveró que "sé que el que va de imputado [como en el caso de Torres] tiene derecho a no decir la verdad, mientras que yo tengo la obligación de decir la verdad", y añadió, "he leído tantas cosas mezcladas, de campanas y de intenciones que no se parecen nada a la realidad", aseveró, apuntando además que ante su abultada agenda, este asunto le era "completamente colateral".

Según manifestó, en el único encuentro que mantuvo con ambos socios les instó a que concretaran el proyecto y que se dirigieran a Cacsa y a la FTVCB para poder sacarlo adelante. No obstante, al serle exhibida una carta que le remitió Urdangarin tras la reunión para detallarle la iniciativa, la testigo se apresuró a responder, "¿me lo remiten a mí? No. A mí no me remiten ningún proyecto, yo no tengo más que ideas, pero no hay nada concreto".

"Pone estimada alcaldesa, no conozco a nadie más como alcaldesa de Valencia", terció el fiscal, añadiendo que la misiva iba "con carta al 'molt honorable' Francisco Camps". A lo que Barberá continuó afirmando, "yo no recibo ningún dossier de un proyecto en concreto; ahora, que si mandan folios escritos, ideas, pues bueno, han mandado ideas". Insistió Horrach en que "no son ideas, es una carta que le escribe a usted el señor Urdangarin (...) en la que hablan sobre los objetivos de la cumbre y le preguntan si les da el visto bueno".

Ante las reiteradas preguntas del fiscal, la primera edil acabó afirmando que ella no niega la carta, sino que "lo que yo niego es haber recibido un proyecto como yo entiendo un proyecto, porque se pueden mandar papeles y no tener más que ideas generales. Un proyecto es un proyecto: 'va a venir fulano, mengano y sultano, y he contratado a no sé quién y no sé cuántos, esto es un proyecto y va de esto, esto y esto'", ante lo que intercedió el juez, "diga usted qué recibió", y respondió Barberá, "pues no lo sé".

"Testigo mudo"

Respecto al convenio para la celebración de unos Juegos Europeos que nunca llegarían a llevarse a cabo, a pesar de que por su organización Nóos percibió 382.000 euros públicos, la testigo aseguró no haber oído hablar nada de ellos. "Ahí no he entrado nada en absoluto", alegó en su comparecencia, admitiendo sin embargo su presencia en una comida de marzo de 2008 a la que también asistieron Urdangarin, el exvicepresidente de la Generalitat Valenciana Vicente Rambla y la exconsellera de Deportes Trinidad Miró.

"Vinieron a hablar de los JJEE, pero no sé nada más", aseguró la alcaldesa, lo que llevó a la letrada de Manos Limpias a inquirirle, "¿pero no me acaba de decir que no ha oído hablar nunca de los Juegos Europeos?". Ante esta interpelación, la alcaldesa de Valencia se limitó a decir que "estaba como testigo, como testigo mudo, yo no sabía ni lo que eran los JJEE", asegurando no saber "ni lo que hablaban".

Ante esto, el juez intervino de nuevo para dirigirse a ella: "Señora Barberá, si usted está en una comida, es normal que se le pregunte qué conversación se mantuvo en esa comida y si usted lo recuerda". No obstante, la primera edil mantuvo su alegato para contestar, "no puede ser que yo recuerde nada de los JJEE, porque no va nada conmigo", apuntó Barberá, para concluir que estaba en esa comida "porque quisieron llamarme".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha