eldiario.es

9

Retrato al confinamiento con el 'big data' del uso del agua: "Todos los días son domingo, pero el consumo se hunde para aplaudir a los sanitarios"

Los contadores inteligentes y los sistemas de sensores del cirucito del agua de Valància y su área metropolitana -extrapolables a cualquier gran ciudad- revelan el cambio de usos y constumbres de la población tras más de dos semanas encerrados en casa por el estado de alarma

España vuelve a dar un aplauso multitudinario a sus sanitarios

Varios vecinos de un edificio aplauden a los sanitarios en el ya tradicional homenaje en los balcones. EFE

Son las 19:59 de este miércoles y María del Carmen, una mujer de 70 años que vive sola, espera tras la puerta su salida al balcón para aplaudir a los sanitarios que se juegan la vida en la lucha contra el coronavirus. Para María del Carmen, las ocho de la tarde son el mejor momento del día. Su espacio de comunión con el vecindario y su toque diario con la realidad. La alegría que destilan los vítores y aplausos son un buen antivirus para combatir los anodinos días frente al televisor.

¿Pero cuánta gente está saliendo a homenajear todos los días a los sanitarios? Muchísima. Tanta, que el consuymo de agua se reduce de manera importante durante unos minutos para volver a subir cuando la mayoría de la ciudadanía confinada empieza a hacer la cena o a ducharse tras una aciago día. "Solo notamos este tipo de variaciones cuando llega la media parte de importantes partidos de fútbol", explica Juan José Pérez Palomar, director de Servicio de Agua Potable de Global Omnium y directivo de Emivasa, que ofrece el servicio de agua a València. Como cuando casi toda España contenía la respiración en la prórroga de la final de la Copa del Mundo de Suráfrica.

Gráfica del consumo de Agua en Valencia y su área metropolitana: se mantiene estable hasta las 20 horas, que cae, para después repuntar para la hora de cenar.

Gráfica del consumo de Agua en Valencia y su área metropolitana: se mantiene estable hasta las 20 horas, que cae, para después repuntar para la hora de cenar.

La tecnología del big data aplicada a la gestión del agua permite a Emivasa, empresa en la que participan el Ayuntamiento de València y Global Omnium, tener un control exahustivo del consumo del agua, lo que facilita a su vez seguir al segundo el comportamiento de la población para así dar la mejor presión en todo momento o localizar fugas de agua que puedan complicar la factura al cliente a final de mes. "Desde que estamos en estado de alarma todos los días son fines de semana, en concreto domingo", relata Pérez Palomar. 

El consumo del agua, según este ingeniero, desvela que la población ha retrasado la hora de levantarse. "El primer pico de demanda de agua lo tenemos entre las nueve y las diez cuando de normal entre semana ese pico es entre las siete y las ocho", apunta. Tras esa punta de necesidad, el consumo de agua se desploma hasta mediodía, la hora de la comida. "Pasa lo mismo para las cenas y el consumo se alarga más porque la gente se acuesta más tarde", afirma.

Sobre la caída de consumo de las 20 horas, el representante de Emivasa señala que "se observó desde el primer día". "Detectamos variaciones en la presión y pensamos que era una anomalía, pero luego vimos que se repetía todos los días a la misma hora", cuenta.

Juan José Pérez Palomar, en el puesto de mando que controla todo el circuito de agua informatizado.

Juan José Pérez Palomar, en el puesto de mando que controla todo el circuito de agua informatizado.

Otro dato importante que revela el consumo del agua es que las principales zonas de playa fuera del casco urbano de la ciudad de València no han tenido un incremento considerable del consumo. "Los valencianos no se han ido a su segunda residencia de El Perellonet. Están cumpliendo el confinamiento, según los datos de la telelectura", afirma. Pérez Palomar también alaba el "consumo responsable" de agua que se está haciendo al no incrementar el volumen medio: "La gente no se está duchando cuatro veces al día". 

Respecto a la red subterránea de tuberías y su enganche con la Presa y Picassent -puntos de suministro-, este ingeniero de Global Omnium asegura que el servicio "está garantizado" y que se está comportando con normalidad. "Si no tuviéramos la tecnología que nos permite ver el comportamiento de la demanda en tiempo real estaríamos asustados. Esto que estamos viviendo es nuevo y no hubiéramos podido saber cuándo hay que imprimir más presión de agua o qué actuaciones acometer", manifiesta.

Contadores inteligentes y sensores, pero también "gemelos digitales", que es la copia informatizada de la red real. Así, desde el centro de mando, los técnicos tienen un mapa en el que se puede controlar cada punto crítico las 24 horas del día. 

El big data en el agua ya ha permitido a las empresas que lo aplican disponer de información muy válida de los usuarios. Como cuando alertan a las autoridades cuando detectan que el comportamiento de una persona dependiente se sale de lo normal. Los técnicos pueden llamar a la trabajadora social para que acuda al domicilio a interesarse por la persona que vive sola. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha