eldiario.es

9

La felicidad, igualdad y diversidad como política, el pionero caso de Villena

La localidad alicantina aprueba un plan transversal único en España, que cuenta con el visto bueno de la vicepresidenta Mónica Oltra y ha sido diseñado “desde el feminismo y la psicología espiritual, cuántica y de la conciencia”.

La viceconsellera Mónica Oltra con la autora del II Plan FID, Maite Sarrió (izquierda), y la concejal de Igualdad de Villena Cate Hernández.

La viceconsellera Mónica Oltra con la autora del Plan FID, Maite Sarrió (izquierda), y la concejal de Igualdad de Villena Cate Hernández.

“Es  deber  y  obligación  de  las  políticas  públicas  potenciar  la felicidad de la ciudadanía, así como velar por que las políticas organizacionales cumplan y respeten el mismo cometido”. Este principio, recogido en la primera Constitución Española de 1812 –en el artículo 13 de la bautizada como ‘La Pepa’- demuestra que la felicidad fue un concepto presente en aquella época y perdido con posterioridad.

Sin embargo, algo está cambiando. Este compromiso está volviendo a la agenda política de países como Emiratos Árabes Unidos, que ya cuenta con un Ministerio de la Felicidad, y está presente en organizaciones como las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Internacional del Trabajo (OIT) que, desde el punto de vista del bienestar ciudadano y teniendo en cuenta el criterio económico, alertaron en 2011 del peligro que supone la infelicidad.  Solo el estrés y la ansiedad laboral –consideradas infelicidad por la OMS- arrastran un coste anual de 20.000 millones de euros para la Unión Europea pues redunda en una baja productividad y en gastos sanitarios.

Con este contexto de fondo, el Ayuntamiento de Villena se ha convertido en la primera administración local de España en emprender un plan estratégico para mejorar la felicidad de su población potenciando la igualdad de oportunidades y atendiendo a la diversidad, avanza Francisco Javier Esquembre, alcalde de la localidad por Los Verdes. La iniciativa, tras ser aprobada por el pleno en mayo, fue presentada hace unas semanas con el apoyo de la vicepresidenta del gobierno valenciano, Mónica Oltra.

Se trata del II Plan Municipal de Igualdad promovido por la Concejalía de Igualdad y su edil Cate Hernández con el que, prosigue el primer edil, “se van a revisar todos los estamentos municipales” para enfocarlos “con una visión innovadora” que incorpora “la felicidad, diversidad e igualdad de manera transversal”. La metodología y elaboración del Plan FID parten de la consultora de Género y Diversidad Infinita, a cuyo frente se sitúa la doctora en Psicología Maite Sarrió.

Con una larga trayectoria en investigación -ha formado parte del equipo del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universitat de València durante más de 15 años-, Sarrió ha basado su carrera en la búsqueda de estrategias para fomentar la justicia social, la igualdad y el bienestar personal y social “desde la transformación del paradigma patriarcal y neoliberal” q considera obsoleto y responsable “de graves cotas destrucción y sufrimiento”. Todo esto se refleja en el documento de casi cien páginas, en el cual Sarrió y su equipo han desarrollado el concepto y estrategia acuñado por la autora “Happiness Mainstreaming" (Enfoque Integrado o transversalización de la Felicidad) que incluye el empoderamiento, la gestión de la diversidad y el enfoque de género).

Para diseñar el Plan y sus acciones el equipo elaboró un diagnóstico previo realizado en 2016 sobre esta población de 35.000 habitantes siguiendo, en parte, el modelo de la ONU cuyo informe mundial de felicidad sitúa actualmente a España en el puesto 36 en el ranking de países más felices. Por su parte, Villena tuvo un resultado de la encuesta “bueno”, con un 6,5 de puntuación sobre 10, según esta terapeuta y coach, “aunque un 28% de la ciudadanía apenas supera el 5” con criterios que van desde la presencia de afectos positivos (amor, alegría o motivación) y ausencia de negativos (miedo, estrés e inseguridad), así como la percepción del sentimiento de libertad, la satisfacción en trabajo, las relaciones personales, salud, el sexismo o la homofobia, entre otros. “El sistema patriarcal –esgrime- sigue generando un desempoderamiento generalizado de las mujeres que sufren discriminación y violencia, pero también a los hombres y otros colectivos –como el LGTBI- o personas con diversidad funcional”.

Para mejorar esta situación, la que fuera ponente TEDx y directora del evento TEDxValenciaWomen 2012 ha desarrollado un plan de acción basado en 9 ejes de intervención y 230 acciones con una duración de 4 años 2018-2022. Estos 9 puntos comprenden áreas como Educación, Cultura, Urbanismo o Seguridad Ciudadana. Explica Sarrió que, en definitiva, el plan FID “propone acciones con el foco puesto en las personas, que son las creadoras de la realidad, “desde una visión holística, basada en el feminismo y la psicología espiritual, cuántica y de la conciencia”, con la cual se trabaja “para que las personas conecten con su poder creador, amplíen su conciencia y responsabilidad, expresen con libertad su talento, conecten con el sentido de unidad y salgan del victimismo”.

Todo esto se traduce en ejemplos concretos de actuación que pasan por la creación de un observatorio de la felicidad, la realización de campañas de sensibilización “para romper estereotipos” o talleres de empoderamiento para potenciar “el talento de la ciudadanía”, entre otras muchas cuestiones. “Las más interesantes son las que tienen que ver con la transformación de las personas porque no solo se va a actuar con la ciudadanía, sino también con el personal municipal y político, que son los que crean los programas y deben utilizar el lenguaje inclusivo o los presupuestos con enfoque FID”.

Una de las acciones que más ha llamado la atención es las de promover el Día del Orgasmo Femenino que han enmarcado en el tercer eje, el de Felicidad, Salud y Calidad de vida, y con esta efeméride y otras se busca transformar las creencias, relaciones y comportamientos de mujeres y hombres y nuevas identidades. “Es una acción necesaria y también innovadora para que las mujeres no sean objeto sino sujeto de deseo”, argumenta la autora del Plan FID de Villena.

También se celebrarán los “Domingos Felices” como una estrategia de dinamización económica y social con actividades en espacios públicos con la participación de concejalías como Cultura, Salud o Turismo, especifica el documento.

Inversión

El alcalde de Villena espera ir logrando más apoyos de la Generalitat después de “la buena predisposición” que les mostró la vicepresidenta Oltra. “Este plan es un ejemplo para mejorar la vida de las personas, debemos transformar el constructo social que no estereotipa tanto a mujeres como a hombres”, dijo la política valenciana en la presentación, quien recomendó su aplicación en otros municipios y, adelantó, que trabajará para que tenga su réplica en la administración autonómica.

“La felicidad no es solo una meta, sino un medio para que haya más igualdad y menos discriminación y violencia”, prosigue Sarrió. Las políticas FID tienen un coste de retorno de 4 a 1, esto es que por cada euro invertido en políticas de felicidad e inclusión, ganas 4 “porque estás reduciendo costes en todos los niveles, incluso en cárceles”. Esta doctora en Psicología concluye recordando que la depresión va a convertirse en breve en “la mayor enfermedad global”. Según la OMS, será la primera causa de baja laboral en 2020 y en España afecta el doble a mujeres que a hombres. “Al final la felicidad no es solo una meta, sino un medio para que haya más igualdad, menos discriminación y violencia y también menos enfermedades”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha