eldiario.es

9

MINUTO POLÍTICO Un año del caso Cifuentes

La guerra a las terrazas llega a Russafa con reducciones de entre un 30% y un 50%

Los técnicos municipales han incidado la delimitación de la superficie autorizada en la calle Cádiz, que se reduce al espacio entre los alcorques.

El Ayuntamiento de València ya ha aplicado una reducción similar en el eje de la calle Ribera, en el Carmen, en el Palmar y se llevará a cabo también a la plaza del Cedro.

Una de las terrazas de la calle Cádiz que ha sido repintada

Una de las terrazas de la calle Cádiz que ha sido repintada

El Ayuntamiento de València ha declarado la guerra a la masificación de terrazas que tantas quejas vecinales genera, tanto por la invasión del espacio público que dificulta la movilidad de los viandantes y personas con movilidad reducida, como por el exceso de ruido y jaleo que generan en algunas zonas.

Para tratar de atajar esta situación, el concejal de Espacio Público creó una mesa de trabajo junto a la Federación de Vecinos de València y junto a la Federación de Hostelería con el objetivo de consensuar medidas encaminadas a racionalizar el espacio destinado a mesas y sillas en los puntos más conflictivos.

Como consecuencia de las reuniones de esta mesa se acordó recientemente aplicar medidas de esponjamiento y, en consecuencia, la aplicación de reducciones de entre un 30% y un 50% en la superficie de las terrazas de las calles Sueca, Cádiz, Cuba, Puerto Rico, Literato Azorín y adyacentes.

Tal y como ha comprobado in situ eldiario.es, los técnicos municipales han iniciado este jueves el repintado de las superficies autorizadas en la calle Cádiz, donde las mesas y sillas quedarán acotadas a los espacios entre los alcorques. Las reducciones serán más visibles en los chaflanes, la mayoría totalmente colonizadas por los negocios de hostelería.

Un chaflán lleno de terrazas en Russafa

Un chaflán lleno de terrazas en Russafa JESÚS CÍSCAR

En este sentido, entre las medidas para hacer posible ese esponjamiento se acordó eliminar la posibilidad de que las terrazas puedan ocupar las fachadas de los edificios aledaños, teniéndose que ceñir a la del local hostelero.

Fuentes de la Concejalía de Espacio Público han explicado que "estas acciones pretenden respetar la posibilidad de instalar terrazas como elementos dinamizadores de la vida de los barrios, pero respetando al mismo tiempo el espacio para andar y pasear".

El Ayuntamiento de València ya ha aplicado una reducción similar en el eje de la calle Ribera con Convento Santa Clara, en el Carmen, en el Palmar y se llevará a cabo próximamente también en la plaza del Cedro.

València ha pasado de las 1.794 instalaciones que había en 2011, año en que entró en vigor la prohibición de fumar en el interior de las localidades hosteleras, a las alrededor de 3.500 que hay actualmente.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha