eldiario.es

9

DESALAMBRE

FOTOS | Las devoluciones que siempre han sido ilegales pero que ahora son investigadas

Repasamos algunas de las expulsiones en caliente justificadas por el Gobierno bajo el "concepto de frontera" que ha provocado la imputación del coronel jefe de la Guardia Civil en Melilla

Dos agentes antidisturbios acompañan a varios inmigrantes uno de ellos visiblemente herido y sin fuerzas/Blasco de Avellaneda

Dos agentes antidisturbios acompañan a varios inmigrantes uno de ellos visiblemente herido y sin fuerzas. 23.4.2014/Blasco de Avellaneda

No son nuevas, como tampoco es novedosa su ilegalidad. La normativa española en materia de extranjería no deja lugar a dudas: es necesaria la apertura de un proceso de expulsión con garantías. Tampoco el convenio bilateral de Marruecos: para su aplicación se ha de tener constancia de las identidades de las personas entregadas. Multitud de convenios internacionales que custodian el derecho de asilo las rechazan. Las Naciones Unidas y la Comisión Europea han recordado su oposición a estas prácticas. Pero se hacen, y el Gobierno las justifica.

La teoría empleada con este fin es la misma por la que el coronel jefe de la Guardia Civil de Melilla prestará declaración en calidad de imputado el próximo 3 de octubre en el juzgado de instrucción número dos de Melilla. Se le acusa de un delito de prevaricación por avalar este tipo de deportaciones, insostenibles en términos jurídicos. La tesis compartida con el Ministerio del Interior alude al "concepto de frontera" en la valla de la ciudad autónoma. Mientras que el juez recuerda que la totalidad de la triple alambrada es de soberanía española, el Ejecutivo sostiene que España empieza una vez sorteado el último obstáculo, lo que contradice los tratados de delimitación territorial hispano-marroquíes, según el titular del Juzgado que instruye la querella que trata de resolver si son o no son legales las actuaciones de las fuerzas de seguridad de ambos países en el perímetro fronterizo.

Estas son algunas de las devoluciones ilegales justificadas por el Gobierno bajo la tesis cuestionada por la justicia.

13 de agosto, 2014

Tras un intento de entrada de cerca de 300 inmigrantes, alrededor de 75 personas permanecieron hasta 15  horas en lo alto de la alambrada interior, la más cercana a Melilla. Todas y cada una de ellas fueron expulsadas. Algunas de las expulsiones ilegales fueron grabadas y las imágenes, presentadas en el juzgado de instrucción número dos de Melilla como prueba de una nueva querella que se unía a la ya registrada el 18 de junio. La denuncia trata de resolver la legalidad de las actuaciones marroquíes y españoles en la valla de Melilla.

 

 

28 de mayo: Maquinaria del fabricante de cuchillas para expulsiones

 

[Vídeo: Teresa Palomo]

La Guardia Civil utilizó el pasado 28 de mayo maquinaria de Mora Salazar, la empresa subcontratada por el Gobierno para abastecer al Estado de buena parte del nuevo blindaje de las vallas fronterizas, con una finalidad muy diferente: la recogida de inmigrantes, encaramados en lo alto de la valla o aferrados a las farolas colindantes, para su consiguiente devolución a Marruecos. Los dos millones de euros destinados al último refuerzo fronterizo no incluían este servicio y la propia empresa, fabricante del alambre de cuchillas, lo reconoce: "Lo hacemos como un favor".

1 de mayo, gas pimienta para repeler la entrada

"Los inmigrantes están intentando forzar su entrada a Europa, utilizando cualquier elemento que esté en su mano para conseguir su objetivo". Esa fue la excusa del delegado del Gobierno en Melilla para explicar el uso de gas pimienta contra varios inmigrantes que subieron a la valla fronteriza el pasado 1 de mayo. La polémica saltó a raíz de un vídeo de la ONG Prodein en el que se comprobaba el uso de material antidisturbios para evitar que los inmigrantes cruzaran la frontera. La delegación utilizó una fotografía de los "enseres" incautados para trepar la valla: dos palos, dos cuerdas y una especie de garfio.

Dos agentes devuelven a un inmigrante a Marruecos tras el intento de salto del 1 de mayo./ Foto:José Palazón.

Dos agentes devuelven a un inmigrante a Marruecos tras el intento de salto del 1 de mayo./ Foto:José Palazón.

Aunque el vídeo de Prodein no lo recoge, un agente apareció posteriormente con un extintor con el que roció a uno de los inmigrantes en lo alto de la misma valla de la que el delegado de Gobierno destaca su inestabilidad. Según Delegación, el objetivo de este elemento era "apagar la llama de un mechero" con el que previamente se había quemado una camiseta. Después del incidente, Interior autorizó el uso del spray pimienta en la valla. "Es un material regulado y reglamentario que cualquier cuerpo de seguridad debe utilizar con la proporcionalidad que merece", aseguró entonces el Delegado. Esa misma jornada también se produjeron devoluciones al margen de la ley.

Una antidisturbios rocía con gas a uno de los inmigrantes que estaba en lo alto de la valla de seis metros de altura en su intento de alcanzar Melilla el 1 de mayo/ Fotografía: José Palazón.

Una antidisturbios rocía con gas a uno de los inmigrantes que estaba en lo alto de la valla de seis metros de altura en su intento de alcanzar Melilla el 1 de mayo/ Fotografía: José Palazón.

3 de abril, devoluciones en caliente ante las cámaras

El pasado 3 de abril, tras un intento de entrada de inmigrantes por la valla de Melilla, 28 jóvenes permanecieron sobre el vallado durante horas.  Cuando ya comenzaban a perder las fuerzas, empezaron a descender los primeros inmigrantes, que fueron conducidos inmediatamente a la puerta que comunica la alambrada con Marruecos. La Guardia Civil ordenó a estas personas, exhaustas, que se sentaran en la zona intermedia entre ambas alambradas, a la espera de ser recogidos por las fuerzas auxiliares marroquíes. Todos fueron expulsados de forma ilegal, algunos visiblemente heridos. Aquel día, el Instituto Armado no permitió el acceso de Cruz Roja a la zona donde estaban los inmigrantes encaramados, aunque algunos precisaban de asistencia médica, un hecho sin precedentes.

[Imágenes: Blasco de Avellaneda/Edición del vídeo: Alejandro Navarro Bustamante/G. S.]

24 de abril de 2014, expulsiones violentas

El pasado 24 de marzo un grupo de cerca de 20 personas permanecieron encaramados en la alambrada sobre una caseta de la Policía Nacional. Cuando algunos de los inmigrantes comenzaron a descender, los policías antidisturbios emplearon la violencia para retenerlos y devolverlos de forma ilegal al otro lado de la alambrada.

Durante el salto los agentes de la Policía Nacional, cargados de tubos de pelotas de goma, frenaron con violencia la entrada de algunos de los inmigrantes que, aunque habían pisado suelo español, fueron entregados a las fuerzas auxiliares marroquíes. Algunos, como muestran las fotografías, estaban heridos y no podían mantenerse en pie. Los agentes llegaron a arrastrar a algunas de estas personas para trasladarlos al interior de la alambrada y devolverlos de forma irregular a Marruecos.

Un agente de la Policía Nacional arrastra a un inmigrante herido al otro lado de la valla de Melilla./ Blasco de Avellaneda

Un agente de la Policía Nacional arrastra a un inmigrante herido al otro lado de la valla de Melilla./ Blasco de Avellaneda

Blasco de Avellaneda

Blasco de Avellaneda

26 de abril de 2013, una grabación evidencia nuevas expulsiones

El 18 de noviembre de 2013, el diario El País publicaba unas grabaciones en las que quedaba patente que se estaban produciendo devoluciones en caliente. En una conversación por radio del 26 de abril de ese mismo año, el capitán de la Guardia Civil en Melilla daba órdenes directas a uno de los suboficiales para que expulsara a un grupo de inmigrantes por una de las puertas de la valla fronteriza. Poco después, Fernández Díaz reconocía la existencia de casos "esporádicos" en los que se habían dado ese tipo de prácticas, aunque matizaba que, "con carácter general", tanto la Guardia Civil como la policía actuaban dentro de la legalidad. "Si la actuación se aleja del principio de respeto de los derechos humanos, es algo esporádico", llegó a afirmar el ministro.

20 de semptiembre de 2005

La ONG Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN) presentó ante la Fiscalía General del Estadola primera prueba de la ejecución de devoluciones ilegales en la valla de Melilla: un vídeo en el que se veía cómo varios guardias guiaban a un grupo de 15 subsaharianos entre las dos vallas y, tras abrir una puerta de la alambrada, les entregaba directamente a las Fuerzas Auxiliares marroquíes que les recibían a correazos y golpes de bastón. Los gritos de dolor que desprendían aquellas imágenes eran estremecedores.

 

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha