THE GUARDIAN

Varias ONG documentan intentos de suicidio entre solicitantes de asilo que temen ser enviados de Reino Unido a Ruanda

Manifestación enfrente del Ministerio del Interior en Westminster, en noviembre de 2021

Diane Taylor


1

Organizaciones sociales que apoyan a los solicitantes de asilo en Reino Unido dicen que están documentado varios intentos de suicidio entre las personas amenazadas con ser enviadas a Ruanda. Tras el anuncio del plan en abril, la ministra británica del Interior, Priti Patel, acaba de hacer público que el primer grupo de demandantes de asilo que entraron en el país de forma irregular será trasladado a Ruanda el 14 de junio.

La ingeniera que escapó del genocidio de Ruanda con 18 meses y ahora crea tecnología punta en España

La ingeniera que escapó del genocidio de Ruanda con 18 meses y ahora crea tecnología punta en España

Entre los casos documentados se encuentra el de una solicitante de asilo iraní que intentó suicidarse y dijo a los trabajadores de la ONG que había tomado esta decisión porque creía que iba a ser trasladada a Ruanda. Fue encontrada con vida, hospitalizada y sobrevivió.

Un solicitante yemení de 40 años grabó un vídeo dirigido al primer ministro, Boris Johnson, y Priti Patel en el que afirmaba que, tras llegar a Reino Unido el 13 de abril y enterarse de que iba a ser trasladado a Ruanda, no había tenido “más remedio que suicidarse”. The Independent también informó del caso de un demandante de asilo afgano detenido y que iba a ser enviado a Ruanda. Explicó que había intentado quitarse la vida.

Las autoridades francesas están investigando la reciente muerte de un joven sudanés solicitante de asilo en Calais el pasado 11 de mayo. Sus amigos contaron que el joven les dijo que quería quitarse la vida porque no quería seguir viviendo tras el anuncio de los planes de Reino Unido.

Clare Moseley, directora ejecutiva de Care4Calais, señala que la posibilidad de ser enviadas a la fuerza a Ruanda es la gota que colma el vaso para personas que están traumatizadas.

En virtud de la Ley de Libertad de Información, que permite acceder a documentos públicos, The Guardian ha podido obtener datos que muestran por primera vez la evaluación del Ministerio del Interior de la vulnerabilidad generalizada de los solicitantes de asilo.

Solo el año pasado, 17.440 solicitantes de asilo fueron considerados vulnerables y remitidos a lo que se conoce como “centros de protección”. En su respuesta, Interior identifica 26 vulnerabilidades diferentes que pueden desencadenar la derivación a un centro de salvaguarda, entre ellas el suicidio y las autolesiones, la tortura, la trata y los problemas de salud mental.

“El objetivo del plan de Ruanda es que sirva como elemento disuasorio al ser aún más aterrador para los refugiados que los viajes en endebles embarcaciones a través del Canal”, dice Moseley. “Los refugiados han sufrido una terrible opresión. Sin embargo, el objetivo es disuadirlos utilizando el miedo a más daños y opresión. Esta no es una estrategia de un país civilizado o compasivo. No es de extrañar que el anuncio de Priti Patel lleve a las víctimas de injusticias del mundo a quitarse la vida, presas de la desesperación”.

“Escuchamos historias trágicas”

Enver Solomon, director ejecutivo del Consejo de Refugiados, pide al Ministerio del Interior que se replantee su estrategia. “Nuestros servicios que trabajan directamente con personas en el sistema de asilo nos han remitido informaciones preocupantes sobre el impacto devastador que está teniendo en ellas la amenaza de ser expulsadas a Ruanda”, dice. “Estamos escuchando historias trágicas sobre el grave impacto en la salud mental, incluyendo informaciones sobre autolesiones”.

PCS, el sindicato del personal del Ministerio del Interior, y varias ONG de ayuda a los refugiados han presentado recursos legales contra los planes de externalización en Ruanda.

“Tomamos todas las medidas necesarias para prevenir las autolesiones y el suicidio”, dice un portavoz de Interior. “Los solicitantes de asilo tienen acceso a los servicios de atención sanitaria y social desde el momento en que llegan y tenemos un equipo que supervisa con dedicación el bienestar de estas personas en cada uno de los centros de acogida, con la responsabilidad de identificar a los solicitantes de asilo vulnerables y darles apoyo”.

“Se evaluarán los casos, uno por uno, de todas las personas afectadas por esta medida y nadie va a ser reubicado si se considera que en su caso sería peligroso o inapropiado”, dice.

Traducción de Emma Reverter.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats