La Comisión Europea planea crear una oficina de Frontex dedicada expresamente a deportar a migrantes

Un grupo de refugiados y migrantes procedentes de Turquía llegan en lancha neumática a una playa próxima a Mithimna, isla de Lesbos (Grecia). La ..

La Unión Europea ha elaborado un plan para deportar a migrantes en situación irregular y solicitantes de asilo cuya petición de protección internacional sea rechazada, -que se estima que sean cerca de 400.000 personas-, según ha publicado The Times. Aunque este medio aseguraba inicialmente que se trataba de un "plan secreto", fuentes comunitarias han confirmado que Bruselas publicó en su web esta hoja de ruta creada de cara a desarrollar un sistema para acelerar las repatriaciones, uno de los objetivos marcados por la agenda europea sobre migración concretada el pasado mes de mayo.

Una de las medidas concretas lanzadas en el plan de la Comisión Europea consiste en crear una nueva unidad especial dentro de la agencia europea de fronteras (Frontex) creada expresamente para acelerar los planes de deportación: una "Oficina de Retorno de Frontex", reza el documento. También se harán propuestas legislativas para "mejorar los sistemas de información de UE y permitir un intercambio más rápido de

información a la hora de tomar las decisiones de retorno y facilitar su aplicación a través de todo el espacio Schengen", añade.

Para alcanzar su objetivo, la Comisión Europea asegura que para lograr su meta de "incrementar los ratios de retorno" es "esencial" aumentar la "cooperación" en deportaciones con los países de origen. Una de las medidas incluisdas en el plan es la posibilidad de retirar ayudas, acuerdos comerciales y el régimen de visados a países que no accedan a aceptar a sus nacionales rechazados por la UE.

En este sentido, Bruselas recuerda en su plan que "la readmisión de los propios nacionales es una obligación en base al derecho internacional". En relación a "los países de África, Caribe y el Pacífico", esta obligación está estipulada en el Artículo 13 del Acuerdo de Cotonou, defienden. Uno de los problemas que suele encontrarse la Unión Europea a la hora de deportar a inmigrantes en situación irregular es la inexistencia de convenios con este fin.

Durante los diversos debates europeos sobre migración, varios líderes europeos pidieron el impulso de un plan para acelerar las repatriaciones de aquellos solicitantes de asilo cuyas peticiones sean rechazadas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados defendió la agilización de las deportaciones de estas personas en “condiciones dignas”.

Sin embargo, varias ONG recuerdan que de momento este tipo de operativos europeos de deportación no respetan en la actualidad las “condiciones dignas” exigidas por Acnur. Los detalles del plan secreto europeo de repatriaciones publicados por The Times, no mencionan la intención de realizar cambios en estas operaciones en las que están permitido el uso de sedaciones forzosas, así como la violencia física en el interior de los vuelos .

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2015 - 14:36 h

Descubre nuestras apps

stats