eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Banco de España tumba la tesis del Gobierno: la creación de empleo no servirá para garantizar las pensiones

Con el escenario más optimista, una tasa de desempleo cercana al 5%, aún quedaría "un 40%" del gasto en jubilaciones sin cubrir si no se amplían los ingresos por otra vía

El Banco de España considera que solo se garantizaría el equilibrio del sistema reduciendo lo que cobran los pensionistas respecto al salario medio, algo que conseguirá la reforma de 2013

El organismo estima que el índice de revalorización se aplicará con la subida mínima establecida –el 0,25% anual– en las próximas cinco décadas 

- PUBLICIDAD -
Manifestación por las pensiones, este sábado en Madrid

Manifestación por las pensiones, en Madrid. OLMO CALVO

El Gobierno asegura que la "mejor política" para sostener el sistema público de pensiones es la creación de empleo. También que los pensionistas "no perderán poder adquisitivo en el medio plazo". Sin embargo, las proyecciones de futuro del Banco de España no suscriben sus argumentos. Según los cálculos del supervisor, ni siquiera una evolución "muy optimista" de la tasa de empleo bastarán para compensar el aumento del gasto en pensiones que derivará del envejecimiento de la población. "Hay un 40% que, incluso en los escenarios más optimistas, deberíamos estar financiando de alguna otra manera", explicó este jueves Pablo Hernández de Cos, director general de Estadística y Análisis del Banco de España.

El directivo del Banco de España participó en el seminario Sistemas de Pensiones. Situación en España y experiencias internacionales, organizado por Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones. En su presentación, expuso las proyecciones para los próximos años del regulador sobre el gasto en pensiones respecto al PIB (hoy en torno al 11,6%). El Banco de España considera que, con las "dramáticas" previsiones de envejecimiento de la población que realiza el INE, el gasto en pensiones se elevará casi 12 puntos porcentuales en el año 2060.

Ante este aumento del gasto, el organismo sostiene que la variable del empleo solo podrá compensar "un 60% del incremento derivado del componente demográfico", sostuvo Hernández de Cos. Y esa cifra se alcanzaría únicamente en el escenario más favorable de la evolución del mercado de trabajo, con una tasa de empleo de entre el 60 y el 80% y una tasa de desempleo que ronde el 5% en 2060. Hernández de Cos reconoció en su presentación que muchos pueden pensar que este supuesto es "demasiado optimista". En el caso del paro, la tasa está situada en la actualidad en el 16,5%.

Un 40% de gasto sin cubrir pese al empleo

Para el 40% restante que no obtendría cobertura con la mejora del mercado laboral, el sistema debe encontrar otra vía de ingresos o, si no se aumentan los recursos con otras partidas, equilibrarse a través de lo que cobran los pensionistas. "Tenemos que recurrir a la pensión media sobre el salario medio, solo se puede hacer con reformas legislativas", añadió el representante del regulador.

En este sentido, el Banco de España considera que las reformas de 2011 y, especialmente, la de 2013, "garantizan el equilibrio presupuestario del sistema". ¿Cómo? "Evidentemente, esa sostenibilidad se gana esencialmente a través de una reducción de la base de sustitución", apunta. Esa reducción de la tasa de sustitución –lo que supone la pensión media respecto al salario medio– viene determinada por el factor de sostenibilidad, pero sobre todo por el índice de revalorización de las pensiones, "que lleva, si se aplica estrictamente, a un deterioro paulatino del poder adquisitivo de las pensiones".

El 0,25% durante los próximos 50 años

En este sentido, el organismo considera que el índice de revalorización se aplicará con la subida mínima establecida –el criticado 0,25% de subida anual– hasta dentro de cinco décadas. "Dado el desequilibrio actual del sistema y las proyecciones demográficas, de acuerdo con nuestras estimaciones las pensiones no podrían crecer nunca en los próximos 50 años por encima del 0,25%". La inflación que toma como referencia el regulador es del 2%. 

Las estimaciones del organismo invalidan una de las principales líneas del discurso del Gobierno de Mariano Rajoy y la ministra de Empleo, Fátima Báñez. En una reciente entrevista en Expansión, Báñez resumía la tesis del Ejecutivo, en la que apuntó que "el índice de revalorización garantiza por ley que las pensiones subirán siempre y que no perderán poder adquisitivo en el medio plazo. Y las subidas están relacionadas con la situación económica del sistema" y añadía que partía "de la base de que la garantía de mejores pensiones en España es el crecimiento económico y el empleo".

Por su parte, Mariano Rajoy ha defendido que la creación de empleo permitirá "subir las pensiones y pronto" y ha tachado de "ocurrencias" las propuestas de la oposición de recurrir a impuestos específicos para financiar las pensiones.

Sobre cuánto se reducirá la tasa de sustitución de las pensiones con las reformas de 2013, el Banco de España considera que se producirá una caída "muy significativa", de unos 20 puntos porcentuales para 2060. El organismo añade que esta situación supone que España experimentaría uno de los mayores decesos en este indicador entre los países de la UE: caería del cuarto puesto al noveno, "pero no estaríamos en una situación de mucho deterioro", consideró Hernández de Cos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha