eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La factura electrónica agilizará la compensación de deudas entre proveedores y administraciones

El proceso de faturación electrónica para las empresas será obligatorio desde el 15 de enero de 2015 cuando las facturas sean superiores a 5.000 euros

Los "Inspectores del silencio" advierten de la contaminación acústica en Madrid

Los "Inspectores del silencio" advierten de la contaminación acústica en Madrid

La factura electrónica permitirá la trazabilidad de las deudas de la administración con sus proveedores, lo que reducirá los tiempos de cobro y agilizará la compensación de facturas, según el Gobierno. Con el nuevo registro contable quedará constancia inmediata de todas las facturas y, en caso de que un proveedor tenga además pagos pendientes con la administración, compensar las deudas con más rapidez.

“Se podrá solucionar así uno de los grandes problemas que han tenido muchas empresas y autónomos que han tenido que cerrar por tener deudas con alguna administración mientras, a su vez, otra administración les debía dinero a ellos” señalan fuentes de Hacienda. Muchos autónomos y pymes tienen deudas pendientes con entes públicos como la Seguridad Social a las que no pueden hacer frentes porque a su vez, no han cobrado facturas de otras administraciones. Cuando se da esta problemática, la administración no contrata hasta que el autónomo o la empresa tienes sus cuentas al día con la Seguridad Social. Un auténtico círculo vicioso. Esta circunstancia ha llevado a la quiebra y desaparición de muchas entidades privadas y trabajadores por cuenta propia, según sus representantes.

Cabe destacar que esta compensación tendrá que acordarse entre administraciones y proveedores y no supone ningún proceso automático, al igual que no se podrá llevar a cabo cuando las deudas entre el proveedor y la administración sean de administraciones diferentes, como dos comunidades autónomas distintas.

Con la factura electrónica, el Gobierno pretende “terminar  con las facturas en los cajones sin pagar a los proveedores” ya que el proveedor registrará sus facturas de manera informática a través de un Centro Contable (página web) en la que se introducirá un código en función de la administración a la que le reclame el pago de esa factura e instantáneamente tendrá un acuse de recibo. De esta manera, “se evita que esas facturas vayan de una administración a otra y se puedan reclamar fácilmente por parte del proveedor”.

Todo este proceso de faturación electrónica para las empresas será obligatorio desde el 15 de enero de 2015 cuando las facturas sean superiores a 5.000 euros, para las que no lleguen a esa cantidad, el proceso podrá seguir haciéndose como hasta ahora. El Ministerio de Hacienda estima que las facturas inferiores a 5.000 euros suponen un volumen residual entre administraciones grandes, pero no facilita datos globales del porcentaje de facturación inferior a dicha cantidad.

Hacienda calcula que con todas estas medidas se ahorraran entre 40 y 51 millones de euros. Estas cifras desglosadas suponen un ahorro de entre 12,9 y 16,9 millones de euros para la administración y organismos del estado y entre 11,4 y 15,3 millones de euros de ahorro para las empresas que facturan con las administraciónes, además del ahorro en la gestión.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha