eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manifestaciones en 11 capitales reivindicarán el "derecho a la ciudad" frente al "modelo neoliberal" que hace subir alquileres y vulnera derechos

En las marchas que comienzan este sábado denunciarán que el turismo está "absolutamente desbordado" y ha generado que algunos barrios españoles se hayan convertido en "parques temáticos" 

"Hay una ofensiva de determinados grupos de poder empresariales y de élites financieras que buscan devastar el bienestar de la ciudadanía”, sostienen

Entre sus reivindicaciones están derogar la actual ley de arrendamientos urbanos para asegurar contratos de alquiler estables

- PUBLICIDAD -
Cabecera de la marcha de 2017.

Cabecera de la marcha de 2017. Laura Galaup

Madrid, Barcelona, A Coruña, Valencia, Palma de Mallorca, Granada, Sevilla, Málaga, Las Palmas, Pamplona o Nápoles "no se venden". Bajo ese lema, organizaciones vecinales y sociales de esas once ciudades han convocado para este sábado –excepto en Granada, que será el día 19, y en Pamplona, que será el 20– distintas manifestaciones en las que reivindicarán el "derecho a la ciudad" frente al que consideran un "modelo neoliberal" que se ha implantado en las capitales europeas y que ha llevado a las mismas al "colapso" tanto por el fenómeno de la gentrificación como por el de la turistificación. 

Como explica Víctor López, de la iniciativa #MadridNoSeVende de la capital –que convoca a la ciudadanía a las 19 horas del sábado en la plaza de Canalejas–, se trata de un modelo "de especulación" que ha provocado una imparable subida de los alquileres "que ha expulsado a los vecinos a las periferias de las ciudades o más allá", y que tiene como premisas "la precariedad laboral" o la "vulneración de derechos". Por eso, las marchas que se celebrarán a partir del 12-M en diez ciudades españolas, además de en Nápoles, buscarán "construir un proyecto que permita reivindicar ese derecho a la ciudad. Debemos pensar en otro modelo de convivencia en el que quede claro que la ciudad es de quien vive en ella", asegura. 

El colectivo convocante está formado por asociaciones vecinales, grupos ecologistas, ciclistas, centros sociales, sindicatos de inquilinos y plataformas de urbanismo que se han agrupado generando un "espacio de movilización común" para reivindicar en los distintos puntos geográficos de España el derecho a una ciudad digna que promueva la igualdad ciudadana y una mayor participación en las políticas urbanas. "Tenemos acceso a foros locales que no son vinculantes, estamos expulsados de la toma de decisiones", indica Álvaro Briales, portavoz de No Se Vende. La plataforma reivindica "ciudades que promuevan políticas cuyo eje central sean las personas, porque a día de hoy solo benefician a las grandes empresas". Además, creen que es necesaria una mayor presencia del feminismo en las ciudades: "una ciudad feminista es una ciudad igualitaria".

La 'operación Chamartín'

Algunas de las causas de las protestas vienen derivadas de grandes operaciones urbanísticas,  como la de Chamartín en Madrid, con un "carácter especulativo". "Hay un intento de aprovechar el terreno público por parte de operadores privados" en el que "se calcula la edificabilidad para satisfacer una rentabilidad por parte de determinados operadores privados, y también de Adif, que cubrirá en parte los pufos del AVE, en lugar de estudiar cuáles son las necesidades reales y después decidir la edificación", contaba Daniel Sorando recientemente a eldiario.es, experto en sociología urbana.

En esa misma línea llama a la movilización la iniciativa #BCNnoEstàEnVenda, que congregará a sus simpatizantes a las 18 horas del sábado en los Jardinets de Gràcia y que advierte de que "el modelo de gentrificación de la ciudad expulsa el vecindario de los barrios, fomentando la sobre-explotación turística de Barcelona como ocurre en otras ciudades". Por eso advierten: "¡Nos plantamos y decimos basta!" Se trata, explican, de "levantar la voz" de los vecinos organizándose y "cerrando el paso" a los "enemigos de la ciudad". 

El modelo turístico actual también está en el centro de las críticas de los colectivos que convocan las manifestaciones en las diferentes ciudades. Desde #SevillaNoSeVende –que llama a los ciudadanos a las 11:30 horas del sábado en la Plaza Virgen de Los Reyes– argumentan que su objetivo es "denunciar las injusticias sociales y la desigualdad espacial que provoca la actividad turística" en la ciudad. "En los últimos años, la presión turística en el mercado de la vivienda está desplazando forzosamente de sus hogares y barrios a vecinas, generando desarraigo de sus redes sociales y culturales. Pero la vivienda es un derecho y los poderes públicos deben impedir la especulación, no solo urbanística, sino turística", explican.

Contra la "ciudad mercantilizada"

Como apunta Víctor López, de #MadridNoSeVende, el modelo turístico está "absolutamente desbordado" y ha generado que algunos barrios se hayan convertido en "parques temáticos" con "supermercados abiertos las 24 horas". Por eso reivindican unos barrios "más habitables donde la gente pueda hacer su vida y no una ciudad mercantilizada". Y es que la turistificación de las ciudades implanta un modelo que "acaba depredando los servicios públicos y los derechos ciudadanos", a lo que también contribuyen "la especulación inmobiliaria" o la "precarización" del mercado laboral. 

En el caso de Madrid, Carmena ha presentado este jueves un plan de regulación de Viviendas de Uso Turístico, por el que  no podrán ser alquiladas para turistas más de tres meses al año, además de dividir la ciudad en cuatro zonas, de las cuales el centro será la zona más restringida para conseguir una licencia de VUT. "El alquiler no regulado de estas viviendas contribuye a aumentar la desigualdad urbana y el desequilibro territorial de las ciudades. Se necesitan medidas efectivas que se apliquen en toda la ciudad, no solo en el centro", sostiene Briales. "El norte de la ciudad es para los ricos, el centro para los turistas y la periferia para los pobres".

Los impulsores de las marchas insisten en que "sí se puede" cambiar el modelo actual de las ciudades, y por ello llaman a la agrupación vecinal y a la organización para la convocatoria de nuevas protestas que se realizarán en los próximos meses. Según denuncia Víctor López, "hay una ofensiva de determinados grupos de poder empresariales y de élites financieras que buscan devastar el bienestar de la ciudadanía", algo que "viene orientado por las grandes operaciones urbanísticas o la subida de alquileres voraz que atenta contra el derecho de la vivienda". Además, se “excluye a porcentajes enormes de la ciudadanía” y se ponen en marcha políticas “antagónicas a lo que necesita la gente” que es, por ejemplo, “el acceso a la educación pública o a la sanidad universal”. 

Hacer frente a la "burbuja" del alquiler

Entre sus reivindicaciones están derogar la actual ley de arrendamientos urbanos, asegurar contratos de alquiler estables, con renovación automática excepto cuando haya necesidad familiar de primer grado de la propiedad o acabar con los privilegios fiscales de las SOCIMI. Como explica el Sindicato de Inquilinos, que apoya las protestas, "la burbuja del alquiler hinchada políticamente, se puede pinchar políticamente". Asimismo, plantean derogar las reformas laborales que "han promovido la inestabilidad y el aumento de los trabajos precarios" y exigen un turismo "respetuoso con la convivencia vecinal".

El problema de la contaminación también es un eje de protesta para la plataforma. Los picos de contaminación ya baten récords año tras año, sobre todo en ciudades como Madrid o Barcelona, que superan los niveles que estipula la normativa europea desde hace 8 años. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud informa en sus estudios sobre la importancia de "disminuir los niveles de contaminación del aire para contribuir a reducir la carga de mortalidad derivada de accidentes cardiovasculares, cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas". Según este organismo tres millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación de aire de exteriores.

Solo dos ciudades en España "hacen frente a los episodios de contaminación: Madrid y Valladolid", según Ecologistas en Acción. El ayuntamiento de Madrid anunciaba esta semana un  nuevo protocolo de contaminación por el que limitará la circulación de los coches más contaminantes y que entrará en vigor a partir del próximo otoño, sin embargo a la plataforma No Se Vende le parece que es "una medida tímida" insuficiente para combatir este problema.

Todas las manifestaciones

Madrid: 19.00 horas. Plaza Canalejas. #MadridNoSeVende
Barcelona: 18.00 horas. Jardinets de Gràcia #BCNnoEstàEnVenda
Valencia: 12.00 horas. Pont de Les Flors #ValènciaNoEstàEnVenda
Sevilla: 11.30 horas. Plaza Virgen de Los Reyes #SevillaNoSeVende
Málaga: 12.00 horas. Plaza de la Constitución #MálagaNoSeVende
Palma de Mallorca: 12.00 horas. Passeig del Born #PalmaNoEstàEnVenda
A Coruña: 12.30 horas. Concentración frente a la Autoridade Portuaria #ACoruñaNonSeVende
Las Palmas de Gran Canaria: 11.00 horas. Marcha por las canteras #LasPalmasNoSeVende
Nápoles: 11.30 horas. Banca d'Italia.

Después del 12-M:

Granada: 19 de mayo, a las 19.30 horas. Llegada de las manifestaciones a la Plaza del Carmen #GranadaNoEstáEnVenta
Pamplona: 20 de mayo, a las 11.00 horas. Plaza Navarrería
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha