eldiario.es

Menú

Carmena endurece el protocolo anticontaminación: se activará antes y afectará a los vehículos según su etiqueta

El nuevo protocolo limitará la circulación de vehículos en función de los distintivos ambientales de la DGT y elimina la prohibición por matrículas

Las medidas incluirán por primera vez a las motocicletas y tendrán más extensión territorial para abarcar toda la ciudad

El protocolo que se espera que entre en vigor después del verano modifica los criterios y sus diferentes escenarios

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Equo llevará a Bruselas los datos de contaminación del aire en Madrid

Foto de archivo de la boina de Madrid. EFE

El protocolo anticontaminación de Madrid se endurece a partir del próximo otoño. Se adelantan los diferentes escenarios, se refuerzan las medidas a adoptar en cada uno de ellos, se amplía la cobertura geográfica por primera vez a toda la ciudad y empieza a limitarse la circulación a los coches más contaminantes. Estas son las principales novedades del nuevo protocolo de contaminación del Gobierno de Manuela Carmena que se presenta este jueves y que entrará en vigor previsiblemente después del verano.

Pero hay más novedades: un escenario más por el que se verá afectado el grueso del parque móvil que circula por Madrid, pasando de los cuatro que hay actualmente a cinco y, por primera vez, se incluirán también las motocicletas. Las motos como cualquier vehículo a motor contaminan. Por eso están incluidas en las etiquetas ambientales de la DGT, medida que acaba de entrar en vigor y que por ese motivo ahora se puede aplicar. Pero no todas las motos contaminan igual, y las medidas se centran principalmente en las que no tienen etiqueta por ser las más contaminantes. Las anteriores a 2003, las que tienen más de 15 años. Estas motos son tan contaminantes como muchos vehículos de gasolina y emiten muchos más hidrocarburos.

Las motos sin etiqueta suponen según las matriculaciones de la DGT cerca del 40%, pero se cree que el parque circulante es inferior, al igual que sucede con los turismos. "Las mejoras tecnológicas son menos avanzadas en el sector de las motos y es importante que esta parte de la movilidad también avance hacia un modelo más limpio. Las motos tienen sus ventajas, pero también mayor siniestralidad, por lo que una renovación en el parque también ayudaría a la mejorar la seguridad vial", explican desde el área de Medio Ambiente y Movilidad.

El protocolo será más restrictivo que el que hay en vigor. Entre las principales novedades, que venían reivindicando desde hace meses desde Ecologistas en Acción, está la de modificar los criterios por los que se alcanzan los distintos niveles y que van agravando las restricciones cuando hay picos de contaminación.

Según el protocolo en vigor, se activan las restricciones (escenario 1) cuando dos estaciones de la misma zona superan los 180 microgramos por metro cúbico (preaviso) o 200 (aviso) durante 2 horas consecutivas. Con el nuevo marco, con que tres estaciones de cualquier zona superen los 180 µgr/m3 (preaviso) o 200 (aviso), durante tres horas consecutivas, se activará. Además, esto hará que la contaminación registrada en las estaciones de los distritos de la periferia tengan incidencia en la adopción de medidas.

En cuanto a las restricciones no hay nada nuevo para el escenario 1, cuando se mantiene la limitación de circular a 70km/h en la almendra central. Las primeras novedades en cuanto a restricciones aparecen en el escenario 2, en el que las etiquetas ambientales empiezan a estar presentes. En este escenario, junto a la limitación de velocidad, solo podrán estacionar en la zona SER los vehículos CERO y, como novedad, los ECO. Además, se prohíbe circular a los vehículos sin etiqueta ambiental de la DGT, incluidas las motocicletas, en la almendra central y en la M-30. Según los datos del Ayuntamiento, en el caso de la almendra central supone un 13,41% de los desplazamientos y una reducción de emisiones de NO2 superior al 6%.

De las matrículas pares e impares al etiquetado

La mayor novedad en este sentido viene en la aplicación del escenario 3. Para llegar a este escenario actualmente deben producirse dos días consecutivos de aviso. Una vez modificado el protocolo, también se activará cuando se encadenen tres días de preaviso, lo que supondrá un mayor número de días con este escenario que contempla mayores restricciones. En 2017, por ejemplo, no llegó a activarse y en 2016 solo una vez.

Con el escenario 3, cambian los vehículos que no podrán circular. En el protocolo en vigor, se limita el 50% de la circulación en el interior de la M-30, en función de si la matrícula es par o impar, medida que sería sustituida por la nueva aplicación de las etiquetas ambientales. Pero además, la prohibición se extiende a toda la ciudad con este escenario mientras que actualmente se limitaba al interior de la almendra central.

Con los nuevos criterios para activar el protocolo se preve que el escenario 3 se active más a menudo, por eso el Ayuntamiento incluye un nuevo escenario intermedio antes de actual cuatro de alerta. Por tanto, con el nuevo protocolo se pasa de cuatro a cinco escenarios. Este nuevo escenario 4 es para cuando el nivel de aviso se mantenga durante cuatro días consecutivos, en el que la limitación de circulación se extenderá también a los vehículos con etiqueta B en la M-30 y su interior. Los coches con etiqueta B suponen entre un 47 y un 49% de los recorridos, según los datos que maneja el Ayuntamiento. En conjunto, las dos últimas medidas supondrán una reducción de las emisiones de más del 33%.

El nivel cinco se corresponde con el nivel de alerta definido por la Unión Europea y en esta situación solo se permitirá la circulación de vehículos CERO y ECO. "El objetivo de esta revisión -que una vez aprobada en Junta de Gobierno se someterá a información pública-, "es aumentar la protección de la salud de la ciudadanía frente a los efectos nocivos de los episodios de alta contaminación tras más de dos años de vigencia del protocolo actual", aseguran a eldiario.es fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige la concejala Inés Sabanés.

Las propuestas de revisión que plantea el Área de Medio Ambiente y Movilidad se analizarán junto a expertos, Administraciones, grupos políticos, Ecologistas en Acción y la FRAVM en la Comisión de Calidad del Aire de este jueves. Anteriormente se ha hecho en la Ponencia Técnica. El borrador definitivo, que se aprobará en Junta de Gobierno, tendrá un periodo de alegaciones para que todas las personas y entidades interesadas puedan hacer sus aportaciones, que serán estudiadas. Se espera que el nuevo protocolo pueda estar en vigor tras el verano.

Así perjudica nuestra salud la contaminación ambiental

El dióxido de nitrógeno (NO2) es un gas tóxico para la salud y en niveles muy altos resulta especialmente dañino. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado en numerosas ocasiones de los peligros de la contaminación ambiental para la salud global y ha estimado que cerca de tres millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación de aire de exteriores, de las cuales 16.000 se producen en España.

Cuando hay picos de contaminación, este gas inhibe el funcionamiento del sistema inmunitario. Son especialmente vulnerables los niños, las personas de avanzada edad y los que ya tienen problemas respiratorios. Las consecuencias son más alarmantes a largo plazo, cuando la exposición a estos contaminantes producen "enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas, entre ellas el asma", recoge la OMS en su informe. 

La principal fuente del NO2 es el tubo de escape de los vehículos, especialmente los diésel. Según los datos del Ayuntamiento de Madrid incluidos en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, los turismos representan el 81,2% de los desplazamientos rodados en toda la capital, el 62,8% son diésel.

Los meses de otoño e invierno son los más propicios para que se produzcan estos escenarios por un fenómeno conocido como inversión térmica. Este proceso se puede dar en cualquier época del año, pero es más común en las noches de invierno y en situaciones anticiclónicas fuertes que impiden el ascenso del aire. Esto provoca que las capas de aire más cercanas al suelo de la ciudad queden inmovilizadas, dejando los contaminantes suspendidos a baja altura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha