eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Trabajo descarta modificar por decreto la reforma de pensiones del PP y no cierra el de la reforma laboral para este viernes

La ministra Magdalena Valerio ha afirmado que "no es voluntad del Gobierno" aprobar de forma unilateral cambios en la reforma de pensiones de 2013 

Fuentes del Ministerio de Trabajo confirman que los decretos con medidas laborales y de protección social que prepara el Ejecutivo no estarán listos para el próximo Consejo de Ministros

Este viernes se celebra el último Consejo antes de la disolución de las Cortes, este 5 de marzo, pero el Gobierno insiste en que seguirán aprobando medidas más allá de esta fecha

Unidos Podemos apoyará el decreto de pensiones tras acordar con Trabajo mejoras en la incapacidad permanente

La ministra de trabajo, Magdalena Valerio, a la derecha, en una imagen de archivo.

El Gobierno renuncia a modificar la reforma de las pensiones de 2013 por decreto. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha afirmado este martes que "no es voluntad del Gobierno" hacer una reforma unilateral en este sentido, lo que descarta volver a vincular las pensiones al IPC y la derogación del factor de sostenibilidad antes de dejar la Moncloa, como exigían los sindicatos. Además, Trabajo no ha logrado cerrar para el Consejo de Ministros de este viernes los cambios en la reforma laboral del PP, como era la intención del Ejecutivo en las últimas semanas, según habían apuntado a eldiario.es fuentes del Ministerio.

"No da tiempo a este viernes", confirman fuentes oficiales. Este Consejo de Ministros es el último antes de la disolución de las Cámaras por la convocatoria de elecciones, pero en Trabajo aseguran que se pueden seguir aprobando medidas hasta el inicio de la campaña electoral.

Aunque no se había anunciado de manera oficial que ambos decretos fueran a ser aprobados este viernes, el Gobierno y los sindicatos trabajaban para ello, como habían explicado a eldiario.es, pero al final los tiempos se han sobrepasado sin cerrar un acuerdo en este sentido. La tarea se topa con las resistencias de los empresarios, que durante meses de negociación no se han sumado a los preacuerdos alcanzados entre Trabajo y los sindicatos, y sobre todo debe encontrar el apoyo de otros grupos parlamentarios que convaliden los decretos.

No está decidido por el momento el número de decretos que Trabajo sacará adelante, y las medidas que incluirán siguen siendo objetivo de debate, pero el equipo de Magdalena Valerio se decanta por dejar aprobadas algunas medidas laborales (como las reformas de aspectos clave de la reforma laboral), medidas de protección social (como el aumento de las ayudas contra la pobreza infantil y la recuperación del subsidio para desempleados mayores de 52 años) y otras de igualdad laboral (de transparencia salarial y la ampliación de los permisos de paternidad, entre otras).

En el Ministerio de Trabajo no descartan que estas últimas vayan al Consejo de Ministros de este viernes, algo que sí hacen con los otros dos paquetes de medidas. Y, según la declaración de Valerio, entre las medidas de protección social no se encontrará la derogación de los dos elementos clave de la legislación de pensiones de 2013.

"En la cuestión de pensiones lo ideal es que, de cualquier forma, cuente con el acuerdo y el apoyo del Pacto de Toledo y el diálogo social", ha sostenido Magdalena Valerio. La ministra ha explicado que el viernes pasado tampoco se llegó a acuerdo en la mesa del diálogo social en materia de Seguridad Social, porque "CEOE y Cepyme alegaron que ya se está en periodo electoral".

Los sindicatos rebajan la presión

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha afirmado este martes que "todos nos hemos puesto una carrera para ir el viernes", pero ha subrayado que "puede ir cualquier otro viernes", para lo que Álvarez ha destacado que es necesario sumar apoyos en otras formaciones políticas que permitan que estos decretos vean la luz.

El líder de UGT ha aflojado el pulso que su organización había lanzado al Ejecutivo la semana pasada, cuando el Ministerio de Trabajo no confirmó ante los agentes sociales su compromiso de derogar la reforma de las pensiones de 2013. Entonces, UGT difundió un comunicado que emplazaba al Gobierno a clarificar este aspecto antes de hoy martes, cuando estaba prevista una reunión entre Trabajo, sindicatos y patronal para abordar el decreto con medidas laborales. Si la respuesta era negativa, el sindicato daba por roto el diálogo social y advertía de un proceso de movilizaciones.

Sin embargo, este martes la reunión prevista ha quedado aplazada –"por cuestiones de agenda", según Trabajo– y los sindicatos han rebajado el tono frente el Gobierno. Unai Sordo, secretario general de Comisiones Obreras, ha afirmado a través de Twitter que "la suspensión de la reunión de diálogo social de hoy responde a cuestiones menores. Seguimos hablando para intentar corregir la Reforma Laboral en lo que queda de legislatura".

Búsqueda de apoyos parlamentarios

El principal reto ahora, explican fuentes sindicales según les ha trasladado el Ejecutivo, es conseguir el respaldo de otras fuerzas parlamentarias, que permita sacar adelante la convalidación de estos decretos leyes a través de la Diputación Permamente, dado que las Cámaras quedan disueltas el 5 de marzo. La Diputación solo da luz verde a medidas de urgente necesidad y el Gobierno va a tener que conseguir ese apoyo, lo que "es difícil" en un contexto preelectoral, según reconocen los sindicatos.

En Unidos Podemos han criticado este martes que el Gobierno no ha llamado aún a su grupo parlamentario para negociar estas modificaciones en la reforma laboral. "No han negociado absolutamente nada con nosotros a este respecto, sabiendo que tenemos un acuerdo presupuestario firmado que recoge estas medidas", ha afirmado Irene Montero.

El grupo confederal exige que la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa se aplique en todas las materias, se recupere la ultraactividad indefinida de los convenios colectivos y se apruebe el registro obligatorio de jornada. "Aún estamos a tiempo", ha subrayado Montero, que ha afeado al Gobierno que "le entren las prisas ahora" para regular estas cuestiones tras meses de negociación. "Cualquiera podría pensar que están utilizando la Moncloa y los instrumentos institucionales del  conjunto de los españoles para hacer campaña electoral, pero lo que a nosotros nos importa es que se mejore la vida de la gente".

UGT y CCOO han pedido al resto de formaciones políticas que permitan estas modificaciones, mientras que las patronales de empresarios ejercen la presión contraria y llaman a no legislar a contrarreloj en los últimos coletazos de legislatura.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha