El modelo alemán: más contratos precarios y salarios bajos

eldiario.es

El empleo precario con salarios bajos es ya una tendencia irreversible en la economía alemana. Las reformas laborales de la última década han mantenido la gran competividad de su sector exportador y hecho posible que las empresas estén disfrutando ahora de beneficios récord. El paro supera por poco el 7% y la población activa alcanzó su nivel más alto en 2011.

El precio de esta evolución es que el 20% de los trabajadores en empresas de diez o más trabajadores cuenta con un salario bajo, según datos oficiales, es decir con una remuneración inferior al 66% del ingreso laboral medio.

Desde las reformas aprobadas en 2003, el número de trabajadores con contrato temporal casi se ha triplicado. Han pasado de 300.000 a más de 900.000. Muchas veces realizan el mismo trabajo que los fijos, pero con la mitad de sueldo y con poca o ninguna estabilidad laboral.

La dualidad se acentúa con el progresivo descenso de las personas con contrato a jornada completa. Su número se redujo un 19% entre 1991 y 2011 (de 29,4 a 23 millones). En paralelo, los contratados a tiempo parcial subieron un 117% (de 5,8 a 12,6 millones).

El empleo precario es la norma en muchos sectores: peluquerías (85%), servicios de limpieza (81%), hostelería (77%) y tiendas de alimentación (68%).

La moderación salarial es la norma, de ahí que Alemania aún cuente con costes laborales muy inferiores a la Europa mediteránea. Eso no afecta a los altos directivos. El consejero delegado de Audi, Rupert Stadler, ganó en 2011 7,6 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2012 - 13:36 h

Descubre nuestras apps