Las aportaciones al Tesoro cambian para las empresas que hayan iniciado ERE este año

Protesta de trabajadores contra despidos. EFE

El Gobierno ha cambiado la norma que obligaba a hacer aportaciones al Tesoro a las empresas de más de cien trabajadores y con beneficios que hicieran expedientes de regulación de empleo que incluyeran a mayores de 50 años. Esta enmienda buscaba compensar a las arcas públicas por el coste que suponen las prejubilaciones en términos de cotizaciones y de prestaciones por desempleo. Ahora, las condiciones cambian, y también tendrán que hacer estas aportaciones las empresas que estén en pérdidas pero que tengan beneficios en los años siguientes. Según fuentes de Empleo, las nuevas reglas se aplicarán de forma retroactiva a todos los expedientes de empleo que se hayan iniciado desde el uno de enero de este año. Afectan, por tanto, a empresas como Iberia.

Santander y sindicatos pactan bajas voluntarias con 50 días por año trabajado

Santander y sindicatos pactan bajas voluntarias con 50 días por año trabajado

Por un lado, a partir de ahora estas aportaciones solo tendrán que hacerse cuando el porcentaje de trabajadores mayores de 50 años incluidos en el ERE sea superior al porcentaje de mayores de 50 años que exista en esa empresa. De esta forma, Empleo quiere discernir los casos de despido que se hacen en función de la edad y con clara intención de que se conviertan en prejubilaciones de los que no. Dicho de otro modo, quiere incentivar que las empresas incluyan en sus despidos colectivos a trabajadores de todas las edades.

Por otro lado, no solo estarán obligadas a hacer las aportaciones las empresas que hayan obtenido beneficios en los dos ejercicios anteriores al despido colectivo, sino también las que estén pérdidas ese momento pero registren beneficios durante dos años seguidos dentro de los cuatro años posteriores al ERE. Este podría ser el caso de Iberia, que actualmente presenta pérdidas.

Estas nuevas reglas implican que en muchos casos habrá que esperar hasta cuatro años para conocer si esa empresa tiene o no que hacer aportaciones al Tesoro. La compañía tendrá que remitir un informe a la autoridad laboral con toda la información económica que corresponda para que sea esta la que estime si tiene que hacer la aportación y en qué cuantía. Empleo va a incluir un endurecimiento de las penas para las empresas que no remitan estos informes. En cualquier caso, será la inspección de trabajo la que tenga que vigilar el cumplimiento de estas medidas.

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2013 - 19:11 h

Descubre nuestras apps

stats