Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

Baleària dice que su ferry Málaga-Melilla “nunca ha navegado con deficiencias graves”

El ferry de Baleària Dénia Ciutat Creativa.

Economía

0

Baleària ha remitido este viernes una nota de “puntualización” a eldiario.es en la que señala que su ferry Málaga-Melilla “nunca ha navegado con deficiencias graves”, después de que este diario informase de que dos inspectores del Ministerio de Fomento alertaron por escrito hace un mes, tras una inspección del buque, de “riesgo grave e inminente para la seguridad” del pasaje y, tras una segunda inspección, apreciaron motivos para la “detención” de la embarcación, que siguió navegando con el visto bueno de Fomento.

En su nota, la naviera “niega rotundamente que a raíz de alguna inspección se hayan detectado deficiencias graves o riesgos inminentes que pusieran en cuestión la seguridad de navegación del ferry Dénia Ciutat Creativa. El buque nunca ha navegado con deficiencias graves que fuesen motivo de detención por parte de la administración marítima española”.

Posteriormente, Fomento ha remitido un escrito en el que señala que “los hechos descritos en el artículo se han basado en algunos documentos internos, omitiendo otros, en los que se clarificaba esta situación, en los que se dictaban instrucciones que aclaraban dudas, malentendidos, o interpretaciones incorrectas al respecto”.

Según Baleària, “siendo cierto que las inspecciones realizadas por el estado de bandera el 26 de julio y el 1 de agosto detectaron algunas deficiencias, todas ellas fueron solventadas de forma inmediata y antes de la salida del puerto, o dentro del plazo establecido, y siempre siguiendo la instrucciones de la administración marítima de bandera, de la sociedad de clasificación y de la administración marítima española”.

Baleària añade que el buque “está sometido a una serie de inspecciones externas e internas para garantizar la seguridad y su idoneidad para el transporte de pasajeros y mercancías. Estas inspecciones periódicas son efectuadas por el Estado Europeo de la bandera del buque”, de bandera chipriota, “y por la sociedad de clasificación internacional Bureau Veritas, así como también por el Estado de Acogida, que en este caso es España”.

“Todos los certificados de seguridad y navegabilidad del buque se encuentran en vigor, ya que el pasado mes de junio Bureau Veritas (miembro de la asociación internacional de sociedades de clasificación que agrupa a las más relevantes de todo el mundo) comprobó y renovó, actuando como Organización Reconocida a nivel mundial, el Certificado de Seguridad para Buque de Pasaje tras las inspecciones pertinentes”.

Por su parte, Fomento señala que, tras la primera inspección del buque los días 26 y 27 de julio, los inspectores envían un primer informe la noche del viernes 27 de julio, “cuando el buque ya había realizado su primer viaje tras la inspección”, y “se ordena por escrito que en una nueva visita al buque, se compruebe que todas las deficiencias consideradas graves por los inspectores ya han sido solventadas, o bien que se hayan propuesto soluciones alternativas que sean aceptables para la bandera y para la Capitanía que efectúe la inspección”.

“Se insiste a los inspectores en que si hay deficiencias motivo de detención en esa nueva inspección se detenga al buque, y se dispone de evidencias de dichas instrucciones por escrito”, señala el ministerio, que destaca que es Chipre “la responsable de emitir los certificados de seguridad” del barco.

Según Fomento, “la Administración de bandera autorizó al buque a navegar imponiendo ciertas condiciones, y efectuó una inspección por parte de sus propios inspectores para asegurarse de que el buque reunía las condiciones que posibilitaban su navegación en condiciones de seguridad. Entre ambas inspecciones de los funcionarios del Ministerio de Fomento el buque navegó amparado por los certificados y las condiciones de seguridad impuestas por la bandera, que es en última instancia la responsable de la seguridad del buque”.

Fomento “quiere recalcar que el jueves 2 de agosto, en el informe final” tras una segunda inspección, “se concluye por parte de los inspectores que la detención del buque tras esa nueva inspección no está justificada”. “Los propios inspectores se han reiterado por escrito en que ”tras la re-inspección del 1 de agosto, el buque ya no merecía la detención, tal y como se informó el 2 de agosto de 2018“. El Ministerio de Fomento entiende que es este es un hecho crucial, ya que contradice la tesis de que el barco ha estado navegando con deficiencias que podían motivar su detención desde esa nueva inspección”.

Baleària, por su parte, dice que “mantiene el más estricto cumplimiento de la legalidad vigente, y por tanto también en materia de seguridad de sus buques” y muestra “su total desacuerdo con la afirmación que uno de sus buques ha navegado con deficiencias que ponían en riesgo la seguridad de los pasajeros”, recogida en los informes de los inspectores de Fomento a los que ha tenido acceso este diario.

Etiquetas
stats