El ministro Escrivá asegura que es “absolutamente falso” que vaya a haber un recorte en las pensiones

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una fotografía de archivo. EFE/Fernando Alvarado

Laura Olías


7

La ampliación del periodo de cálculo de la pensión ha vuelto a primer plano del debate de pensiones. El tema no se está discutiendo en estos momentos con los agentes sociales y ya se sabía que formaba parte de la futura reforma de pensiones, para ser negociado en 2022. Sin embargo, la publicación por parte del Gobierno y Bruselas del acuerdo sobre los fondos europeos este miércoles ha vuelto a centrar las miradas en la cuestión. En una tabla resumen de compromisos e hitos de este documento, se recoge de manera escueta la "extensión" el periodo de cómputo, algo que ya había sido publicado en los mismos términos en otro documento en junio. El ministro Escrivá ha explicado esta mañana en una entrevista en La Sexta que la medida está aún por debatir y sin propuesta siquiera y ha tachado de "absolutamente falso" que pretenda aplicar un recorte en las pensiones.

Cómo afecta a la pensión ampliar el cómputo a los 35 años cotizados: recorte en general, mejoras para parados y perjudicial para las mujeres

Cómo afecta a la pensión ampliar el cómputo a los 35 años cotizados: recorte en general, mejoras para parados y perjudicial para las mujeres

"No hay nada nuevo. Nada, nada", ha reiterado una y otra vez el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, en Al Rojo Vivo visiblemente molesto por la polémica desatada de nuevo sobre este tema. Ya la afrontó el ministro, pero con Unidas Podemos enfrente, cuando en los documentos que preparaba el Gobierno sobre la reforma de pensiones se incluyó una extensión del periodo de cómputo para calcular la pensión de diez años, de los 25 a los 35 años.

Aunque Escrivá siempre negó que la de los 35 años fuera una propuesta de su Ministerio, la medida estuvo presente en los borradores gubernamentales que se debatían para ser enviados a Bruselas hasta el último momento. Unidas Podemos –con Pablo Iglesias a la cabeza en ese momento– alertó públicamente de esta ampliación, que rechazaba la formación morada, y finalmente el documento de reforma de pensiones que el Gobierno de coalición envió a la Comisión Europea retiró esa cifra concreta de extensión (35 años).

Pero la idea de ampliar el periodo de cómputo se mantuvo en las fichas a Bruselas, aunque con un lenguaje confuso. Se recogía como la "adecuación" del periodo de cálculo a las nuevas realidades laborales, de trabajos más intermitentes y con más interrupciones a lo largo de las carreras profesionales, pero el trasfondo seguía siendo el de considerar una ampliación del periodo de cómputo. Se sabía y los medios –este y muchos otros– informaron de ello. Era algo que figuraba en la información más detallada del componente 30 remitido a Bruselas sobre la reforma de pensiones (páginas 17 y 18), y que el ministro Escrivá ha mencionado en varias de sus intervenciones.

Eso sí, el responsable de la Seguridad Social siempre ha insistido en que la idea de esta ampliación del periodo de cómputo iría acompañada de medidas complementarias, como la posibilidad de descartar algunos años por parte de los trabajadores, aquellos que les fueran más perjudiciales para el cómputo. Su objetivo es la adecuación del sistema de pensiones a carreras laborales más intermitentes, no la del recorte del gasto, ha insistido de nuevo este jueves Escrivá.

Aun así, al ser un tema que aún está pendiente de ser negociado con los agentes sociales y que todavía no cuenta con una propuesta oficial, el responsable de la Seguridad Social siempre emplaza a dar detalles al respecto más adelante, cuando realmente haya un planteamiento del Gobierno sobre la mesa.

¿Puede suponer recortes? Los sindicatos advierten de su 'no'

La polémica que se desata cada vez que se aborda esta medida, la ampliación del periodo de cómputo, está relacionada con el temor a posibles recortes en las pensiones de la mayoría de ciudadanos. Aunque el ministro Escrivá lo niega con rotundidad, y asegura que se articularán medidas complementarias que lo eviten, en el pasado la extensión de este periodo ha provocado una reducción del gasto de media y ese precedente está ahí.

José Luis Escrivá ha insistido hoy en que la ampliación del periodo de cómputo no se planteará en ningún caso de manera general y sin excepciones, como ocurrió en las pasadas extensiones. La última (de los 15 a los 25 años), en la reforma de 2011 del presidente Zapatero, redujo el gasto en pensiones de manera agregada, ha reconocido el ministro.

En cambio, Escrivá ha asegurado que "ahora esto estrictamente no va de reducir el gasto en pensiones", sino de "cambiar el sistema porque han cambiado las relaciones laborales", con menos carreras lineales respecto al pasado y más personas que no tienen contratos estables. El ministro ha advertido, por ejemplo, de las personas que quedan en paro con una edad avanzada, a las que "este sistema no les beneficia" y les resulta beneficioso el cálculo "de más años". A primera hora de la mañana, en otra entrevista, el ministro advertía por ejemplo de que estima que "para el 30% de los trabajadores sus últimos años no son los mejores".

Es cierto que tomar más años para al cálculo de la pensión puede resultar beneficioso a algunas personas, como las que se quedan en paro a edades avanzadas. Pero también lo es que, según las estimaciones existentes, si esta medida se tomara de manera aislada (sin peros), suele provocar una reducción media de las pensiones.

Por ello es tan importante la letra pequeña de cómo salga adelante la medida y ahí es clave el diálogo social con sindicatos y empresarios. Ante la reapertura del debate, las organizaciones mayoritarias de trabajadores han vuelto a insistir en que no tolerarán "en ningún caso" un recorte en las pensiones.

"UGT y CCOO conocemos bien cómo funciona y lo que significa actuar sobre el periodo de cálculo; a quién le reduce la expectativa de pensión y a quién se la mejora, así como sus efectos en cuanto a reducción de gasto en pensiones y las diferentes formas de corregirlo, pero resulta difícilmente comprensible que se coloque en el centro del debate una medida tan controvertida cuando el Diálogo Social y el Pacto de Toledo han demostrado su capacidad de intervención sobre múltiples aspectos del sistema de pensiones con el objetivo de mantener y reforzar su nivel de cobertura en el futuro".

Así, los sindicatos reclaman al Gobierno que se centre en los debates ahora sobre la mesa, como el mecanismo de equidad intergeneracional para garantizar las pensiones del 'baby boom', y que dé certidumbre y no genere polémicas. El ministro Escrivá ha insistido también en esta idea, pero señalando a los medios de comunicación en su caso. El responsable de la Seguridad Social ha pedido que no se "tergiverse" ni se creen falsos debates sobre pensiones, que generan dudas y temores en los pensionistas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats