Guindos defiende la oleada de despidos y cierres de oficinas en banca para evitar "una crisis de solvencia"

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. EFE/Mariscal/Archivo

La banca española ha despedido a más de 100.000 trabajadores desde la pasada crisis financiera y ha cerrado más de la mitad de sus oficinas. Un proceso que se ha acelerado este año, en el que se prevé la salida de casi 15.000 trabajadores. Esta oleada de despidos que vive el sector en España y, en menor medida, en otros países europeos se ha convertido en una herramienta para recuperar la rentabilidad del negocio. Así lo entiende el vicepresidente del Banco Central Europeo y exministro de Economía, Luis de Guindos, quien ha justificado este miércoles este proceso para evitar que la crisis de rentabilidad se convierta en una crisis de solvencia para la banca.

"En España se ha producido un efecto de consolidación bancario para mejorar la rentabilidad. Si no se mejora, en el tiempo habrá una crisis de solvencia", ha señalado De Guindos en su participación en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, organizados por la APIE. "Si no solucionamos los problemas de rentabilidad habrá problemas de solvencia", ha insistido el dirigente del supervisor bancario europeo. "Eso lleva a una reducción del exceso de capacidad que debe ser lo menos doloroso posible", ha afirmado.

Guindos ha evitado valorar si España necesita todavía nuevos ajustes de plantilla, después de que en los últimos meses todos los grandes bancos, a excepción de Bankinter, hayan presentado un ERE. "Tengo que hablar a nivel de la zona euro", se ha justificado. Respecto a las fusiones y adquisiciones que vive el sector, más en España que en otros países, ha señalado que "va a continuar". Si bien, ha concedido que en España el nivel de consolidación es ya "muy importante".

Guindos ha sido preguntado por la situación del banco malo, conocido como Sareb. Esta sociedad, que englobó los activos inmobiliarios tóxicos de la banca tras el rescate, fue creada por el exministro, con el objetivo de que no tuviera impacto sobre las cuentas públicas. Recientemente el Eurostat ha obligado a España a incluir la deuda de esta sociedad, 35.000 millones de euros, como deuda pública, lo que ha levantado el malestar en el seno del actual Gobierno y de su sucesora en el Ministerio, Nadia Calviño. En el mismo foro en el que ha participado Guindos, la ministra criticó el lunes la "herencia" de las decisiones del pasado, en referencia a Sareb.

El hoy vicepresidente del BCE ha reivindicado aquel instrumento. "No voy a entrar en comparación de herencias, porque es evidente", ha señalado el exministro en referencia velada a la situación de la economía cuando él accedió al cargo. "Es una fórmula que se ha usado en todos los rescates bancarios", ha defendido Guindos. "Evidentemente ha sido una ayuda fundamental para que no haya dudas sobre el sistema bancario", ha enfatizado. "Ahora la deuda se ha incorporado pero eso no significa que España tenga que emitir más deuda, además tiene todavía una cartera que podrá vender para reducirla", ha justificado. "Si el sector inmobiliario español se mantiene, Sareb podrá reducir muy notablemente los 35.000 millones de deuda", ha zanjado al respecto.

Ya respecto a otros asuntos, el vicepresidente del BCE ha reconocido que este año se va a producir un aumento importante de la inflación en la zona euro, con diferencias entre países, que se puede acercar al 3%. Sin embargo, Guindos ha querido matizar este crecimiento señalando que se debe a "razones transitorias" por las medidas de apoyo aplicadas para paliar los efectos de la pandemia.

Guindos, al igual que hiciera la Airef en el mismo foro esta semana, ha urgido a los gobiernos a que preparen ya una senda de consolidación fiscal. "Es importante que los estímulos todavía acompañen a la recuperación", ha concedido, asegurando que todavía no se debe acometer esa revisión de las cuentas públicas. Sin embargo, ha advertido que se está produciendo un aumento considerable de la deuda y el déficit debido a estos estímulos. "Es importante que los aumentos del gasto que se están produciendo no se conviertan en estructurales", ha asegurado.

Sabadell celebra los indultos en Catalunya

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno, ha asegurado este miércoles, al ser preguntado por los indultos de los políticos indpendentistas, que "todo lo que vaya encaminado a la normalidad es bueno". El primer ejecutivo del banco, que en su día movió su sede fuera de Catalunya, ha asegurado que "la normalidad da tranquilidad a las empresas y cualquier avance es bienvenido". El directivo ha evitado aclarar si la entidad se plantea volver a Catalunya, aunque ha destacado que "la convivencia y la normalidad es buena".

González Bueno, que ha aterrizado recientemente en el banco en sustitución de Jaume Guardiola, ha defendido que el banco, que en su día intentó una fusión con BBVA, tiene actualmente el "mandato unívoco" de continuar en solitario. Para ello, la entidad aborda una "renovación profunda" de su estrategia en banca para particulares que, como ya avanzó hace unas semanas, centrará las oficinas en hipotecas, fondos y planes de pensiones, lo que provocará nuevos cierres de sucursales. El directivo ha evitado dar una estimación de cuántas sucursales se verán afectadas.

El primer ejecutivo del banco ha defendido la actuación de la entidad con los créditos ICO, pese a la apertura reciente de una investigación por parte de la CNMC por la posible infracción de las normas en la comercialización de estos préstamos avalados por el estado. La investigación afecta también a Santander, Bankia y CaixaBank. "Fue una distribución muy importante y es bueno que haya luz y taquígrafos, pero las comprobaciones internas y externas que hemos hecho han arrojado resultados muy satisfactorios, considero que se hizo muy bien".

Al igual que ha destacado Guindos, González Bueno ha reivindicado la figura del banco malo, donde Sabadell es uno de los accionistas. "ha cumplido una función que fue clave para la crisis de 2012", ha defendido el banquero. Sobre la posible salida de los bancos del capital de la sociedad, en favor del Estado, el directivo ha asegurado que "es un proceso que está en marcha y habrá que esperar a su resolución", evitando hablar de plazos o condiciones.

Iberdrola pide una reforma fiscal de la factura de la luz más allá de la bajada del IVA

La consejera delegada de Iberdrola en España, Ángeles Santamaría, ha defendido este miércoles que la subida del precio de la luz de las últimas semanas "no es un evento extraordinario en España sino que se está produciendo en los países de nuestro entorno". En este sentido, ha solicitado al Gobierno que acometa una "reforma fiscal" en profundidad de la factura para "hacer la electricidad más atractiva" para los consumidores.

Sin profundizar en los detalles, ha señalado que tiene que ser un "conjunto de medidas" que afecte a los impuestos pero también a los costes que se incorporan en la factura. En este sentido, ha señalado que se tiene que "igualar" la fiscalidad de la electricidad con la de los combustibles.

La directiva ha evitado valorar la imputación de su presidente, Ignacio Sánchez Galán, por los contratos con Villarejo.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2021 - 11:02 h

Descubre nuestras apps