Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

El salario mínimo alcanzará los 1.000 euros al mes en España y se aplicará desde el 1 de enero

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con los líderes sindicales Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT), tras el acuerdo para subir el salario mínimo a 1.000 euros.

Laura Olías

37

El salario mínimo en España alcanzará en breve los 1.000 euros al mes. El Gobierno aprobará con prontitud un alza del SMI de 35 euros mensuales, de los 965 euros que existen en la actualidad hasta los 1.000 euros al mes en 14 pagas, 14.000 euros brutos anuales, según ha anunciado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La medida, que ha sido acordada con los sindicatos mayoritarios y cuenta con el rechazo de las patronales, tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero.

Este nuevo aumento de los salarios más bajos, del 3,6% respecto al nivel del año pasado, se suma a los aprobados en los últimos ejercicios por los gobiernos de Pedro Sánchez, de más del 30%. Cuando llegó al poder, en 2018, el SMI estaba situado en los 736 euros al mes. Cuatro años después, este 2022 alcanza la barrera de los 1.000 euros.



La vicepresidenta Yolanda Díaz ha comparecido ante los medios con los líderes de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, para dar cuenta del alza. Los tres han firmado el acuerdo ante los periodistas, después de la reunión mantenida esta mañana. “El Gobierno de España y los agentes sociales cumplen”, ha subrayado Díaz, que ha agradecido a los sindicatos el acuerdo de la medida y sus reivindicaciones al respecto.

La responsable de Trabajo ha negado las críticas, azuzadas de nuevo hoy por el PP, sobre que el incremento del SMI destruye empleo. “Es ciencia ficción”, ha respondido Díaz, que ha recordado los récords de empleo que España está registrando pese al gran aumento del salario mínimo en los últimos años. También en sectores como la agricultura, que es uno de los que se ve más impactado por la medida y que más se está quejando de los incrementos. El Banco de España y la AIReF han publicado estudios al respecto, en los que apuntan que los efectos negativos del SMI sobre el empleo son bastante limitados.

El salario mínimo se sitúa así en los 1.000 euros brutos para jornadas a tiempo completo y, sube del mismo modo en un 3,6% en los dos casos particulares que se suelen regular en el decreto del SMI: la jornada en el caso de trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios en una misma empresa no excedan de 120 días, que alcanza los 47,36 euros, y el salario hora de empleadas del hogar externas a tiempo parcial, que se sitúa en 7,82 euros brutos.

El incremento alcanzará de manera directa a “más de 1,8 millones de trabajadores y trabajadoras”, ha subrayado el líder de CCOO, Unai Sordo, según el estudio que ha realizado el gabinete económico del sindicato. De estos, destacan las mujeres y los jóvenes, ha explicado, con casi un tercio de las personas trabajadoras entre 16 y 24 años que se beneficiarán del aumento.

Alcanzar los 1.000 euros supone una victoria en euros, práctica para las personas alcanzadas que la notarán en sus nóminas, pero también “simbólica”, ha subrayado Pepe Álvarez. “Supone romper un techo que se hacía difícil romper”, ha sostenido el secretario general de UGT, que ha recordado que la patronal se comprometió en 2018 a un salario mínimo en los convenios de 1.000 euros “y no ha cumplido”. Ahora, la medida será de aplicación obligada para todos los trabajadores, con o sin convenio.

Acuerdo solo del Gobierno y sindicatos

El Gobierno ha cerrado esta mañana la negociación sobre el SMI para 2022, después de comunicar el lunes su propuesta de alza a los 1.000 euros, que recogía la reclamación de CCOO y UGT en los últimos meses, y de que ayer los empresarios anunciaran su rechazo unánime tras una consulta interna. El encuentro buscaba confirmar posturas: el descuelgue previsto de las patronales y comprobar si los sindicatos respaldaban la propuesta del Gobierno. En los últimos días, estos habían pasado a reclamar un incremento “al menos” hasta los mil euros, por lo que se esperaba que pudieran pedir un incremento algo mayor ahora que los empresarios salían de la ecuación. Finalmente, el pacto bipartito se ha ceñido a los 1.000 euros.

La imagen de un nuevo aumento de los salarios más bajos ha quedado así protagonizada por la ministra de Trabajo acompañada solo de los dirigentes sindicales, sin los empresarios. La foto llega después de que varios partidos de la izquierda parlamentaria, como ERC y EH Bildu, criticaran al Gobierno por cerrar la reforma laboral con las patronales.

Yolanda Díaz mandó el lunes dos mensajes en este sentido. El primero, que tras aprobar la reforma laboral “continuaba trabajando para mejorar la vida de la gente”, mientras criticó a los que votaron 'no' a que se consolidaran los derechos laborales de esta legislación. El segundo, que mantendría su modus operandi basado en “el diálogo social”, ya tuviera este un resultado de acuerdo “tripartito, bipartito” o sin pacto social. “En este caso ha sido un acuerdo bipartito”, ha destacado Díaz en la rueda de prensa de esta mañana.

La ministra ha reiterado el compromiso del Gobierno de terminar la legislatura con un SMI que alcance el 60% del salario medio, como recomienda la Carta Social Europea. “España tiene que dejar de ser una anomalía”, ha sostenido Yolanda Díaz, que ha celebrado que se avance hacia “a un modelo de sociedad que no esté basado en los bajos salarios”.

Etiquetas
stats