Los empleados del Santander mantienen sus actividades de voluntariado y apoyo a la comunidad durante la pandemia

Los empleados del Santander mantienen sus actividades de voluntariado y apoyo a la comunidad durante la pandemia

El voluntariado corporativo de Banco Santander en todos los mercados donde opera es la piedra angular de los valores de solidaridad y sostenibilidad que promueve la entidad. Estas actuaciones de apoyo a la comunidad no han cesado durante la pandemia y se han adaptado en muchos casos a un voluntariado virtual. Más de 38.000 empleados de Santander participan en actividades de apoyo a colectivos vulnerables y dedican más de 140.000 horas laborales a compartir su experiencia profesional y personal para ayudar a los más necesitados.

Así, los programas habituales de formación financiera, de asesoría jurídica o la labor de mentoring a mujeres víctimas de violencia de género siguen en marcha. Pero también se han implementado nuevos programas, encaminados al mentoring financiero para hacerle frente a la pandemia, a elaborar mascarillas o a acompañar telefónicamente a personas mayores que permanecen solas. En caso de no poder realizarse de manera presencial, se desarrollan de manera digital gracias a los cibervoluntarios.

En España, en el Programa De mujer a mujer (con la Fundación Integra) 15 mentoras están colaborando en remoto con sus mentees, que son mujeres víctimas de violencia de género. Además de reforzar su autoestima para que salgan del círculo de la violencia y tomen el control de su vida, Santander organiza talleres para mejorar su CV, prepararse para afrontar con éxito una entrevista de trabajo y buscar empleo online.

Con la pandemia han surgido nuevas necesidades que están siendo satisfechas. En el programa Minutos en compañía (con la organización ‘Adopta un abuelo’ y la Fundación United Way) 75 voluntarios, tras recibir una formación, han conversado por teléfono durante más de 12.300 minutos en un mes con los mayores que viven solos, están en residencias u hospitalizados.

A su vez, en Finanzas para mortales han lanzado un reto para que sus empleados graben un vídeo corto explicando algún concepto de educación financiera y estas piezas irán al portal de la iniciativa. Por su parte, el programa Speaking without frontiers lleva a cabo mentoring y refuerzo de inglés para estudiantes con discapacidad a través de Fundación Universia. Así, 20 voluntarios están apoyando a este colectivo de universitarios como mentores y también compartiendo conversación en inglés.  

También están en marcha algunas sesiones virtuales de voluntariado pro-bono para 12 ONG ganadoras en ediciones anteriores del programa ‘Euros de tu nómina’. En estos talleres unos 15 voluntarios dan charlas sobre gestión de proyectos en agile y ciberseguridad. 

También en el resto del mundo

El cibervoluntariado se ha extendido a todos los mercados donde opera Grupo Santander. Por ejemplo, en Reino Unido, para ayudar a las personas aisladas o vulnerables, sus voluntarios están realizando llamadas telefónicas y ofreciendo asistencia a las personas mayores y a los afectados por la demencia. Estas iniciativas pueden marcar una gran diferencia para cualquier persona que esté pasando un momento difícil o que esté potencialmente aislada y sola. Los voluntarios están trabajando para apoyar a las asociaciones Alzheimer’s Society y Age UK.

Además, se ha puesto en marcha un programa específico durante el covid-19 llamado ‘Reaching Out’, que consiste en que los empleados de las sucursales contacten por teléfono con algunos de sus clientes más vulnerables, centrándose en los clientes mayores de 65 años que normalmente utilizan la sucursal. Estas llamadas son para comprobar su bienestar y ofrecer apoyo en temas como el acceso a dinero en efectivo durante la pandemia de covid-19.

A su vez, en Polonia, as acciones sociales implementadas se han focalizado en coser mascarillas protectoras y donarlas a centros de salud, hogares de asistencia social y otras instituciones que las necesitan. Para poder confeccionarlas, los voluntarios han recibido los materiales en sus casas. Llevan cosidas ya más de 15.000 mascarillas de tela. En Portugal, el equipo de voluntariado ha organizado un “Corner Solidario Virtual” para la venta de camisetas exclusivas y con lo recaudado apoyar a dos proyectos solidarios: la Casa das Cores, un centro de acogida de niños en riesgo de exclusión y ayuda a sus familias, y el proyecto Ação e fé, que visita y acompaña a personas mayores del municipio de Alcoutim. Otra iniciativa destacada ha sido la del programa contacto “Aquí e Ahora”, llamadas telefónicas por parte del banco a sus clientes mayores y poco digitales.

En Argentina, los clientes de la filial recibieron una mascarilla gracias a la elaboración por parte de la Cooperativa La Juanita y a la participación de los voluntarios del banco. Por su parte, en Chile, ejecutivos del banco realizan un programa de tutorías para acompañar a estudiantes de diversos colegios de la Fundación Belén Educa, una institución sin ánimo de lucro que promueve la educación de calidad en los sectores más pobres y periféricos de Santiago. También más de 50 voluntarios de Banco Santander han realizaron encuestas telefónicas durante una semana a casi 200 personas que viven en campamentos en Chile (asentamientos irregulares), con el fin de colaborar con la Fundación Techo en un estudio que busca saber cuáles son las condiciones actuales que viven las personas más pobres del país producto de la crisis sanitaria. Finalmente, la iniciativa Santander Presente impulsa que 50 voluntarios del banco ayuden a través de una plataforma digital a 100 personas mayores de 18 años que no hayan finalizado sus estudios escolares a que puedan hacerlo.

Por su parte, en Brasil, más de 100 voluntarios empleados del banco están realizando llamadas telefónicas a 82 personas mayores de 60 años para acompañarlos durante la cuarentena desde los hogares en los que viven solos o residencias de ancianos, en el marco del Programa Parceiro Do Idoso y un grupo de residencias de ancianos. Mientras que, en Uruguay, se han realizado charlas informativas para colectivos que están siendo afectados por el covid-19, como el encuentro “Emprender en tiempos de COVID”, a través de Santander Universidades. Además, ofrecen charlas virtuales bajo la temática: “Tus inversiones en el contexto actual”, lideradas por un equipo de ejecutivos del banco, junto a analistas locales y expertos internacionales acompañan a los inversores en este momento tan difícil y les ayudan a tomar perspectiva.

Finalmente, en México, desde el Work Café han organizado charlas virtuales para orientar a emprendedores, pymes y público en general sobre oportunidades y formas para superar el reto del covid-19, impulsando la creatividad, el manejo estratégico de las finanzas durante la pandemia, cómo establecer un plan de supervivencia empresarial y cómo enfrentar la transformación digital, adaptación a la nueva normalidad y gestión de equipos en remoto. 

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats