El 'Orgullo' de ser referentes

XX

Cristina Castañer

A Mili Hernández este Orgullo le llega en plena desescalada, con la reapertura de su librería en el madrileño barrio de Chueca. Federico Armenteros acaba de firmar con el Ayuntamiento de Móstoles la puesta en marcha de la primera residencia para mayores LGTBI. Este año las celebraciones no llenan las calles, pero el Orgullo se festeja igual, a base de reencuentros y ganas de seguir reivindicando.

“El confinamiento ha hecho que echemos mucho de menos a nuestros amigos y amigas. La gente es el alma de la librería. Ya estamos organizando tertulias y presentaciones, incluso nuestro propio pregón. También se pueden hacer cosas pequeñas en el Orgullo”, cuenta Mili desde Berkana, primera librería del país especializada en cultura homosexual. En el caso de Federico, presidente de la Fundación 26 de Diciembre que vela por los derechos y la dignidad de los mayores gais, lesbianas, bisexuales y transexuales, son días especialmente emotivos. “Con la crisis de la covid cerramos la ayuda a domicilio para evitar riesgos, ahora nos vemos con mascarilla y apuntando los abrazos que nos debemos”. 

Frente a la vuelta de los discursos reaccionarios, “es importante recordar a la gente joven que ese discurso, en otras épocas, no nos dejaba ser felices ni disfrutar de nuestra sexualidad con libertad”, afirma la propietaria de Berkana. “Pero la sociedad, y nuestro colectivo, hemos progresado y no vamos a tener miedo nunca más”. Sin embargo, Armenteros recuerda que 70.000 personas LGTBI mayores de 80 años viven solos en la Comunidad de Madrid. “¿Quién les atiende? Han vivido en la oscuridad y ahora es cuando están saliendo, porque no pueden más”. La Fundación 26D lleva desde 2010 reclamando recursos y residencias especializadas para cubrir las necesidades de una generación “invisible, de una verdad silenciada y un aislamiento de décadas”.

La conquista de la igualdad

El mejor ejemplo de cómo el activismo es capaz de lograr leyes pioneras para cambiar la sociedad está en la aprobación del matrimonio igualitario, hace ahora 15 años. España fue el cuarto país en legalizarlo, tras Países Bajos (2001), Bélgica (2003) y Canadá (2005). Según el Instituto Nacional de Estadística, 5.108 parejas del mismo sexo se casaron en España el año pasado, lo que supone un 3,1% del total de matrimonios registrados en 2019. “Las leyes son herramientas de transformación social, y qué transformación social más bonita es que una sociedad pueda expresar libremente su amor o su manera de ser”, señala Santiago Rivero, responsable de Comunicación de COGAM, el colectivo LGTBI+ de Madrid que fue otra de las entidades impulsoras del matrimonio igualitario. 

Gracias a esta ley, Mili Hernández pudo casarse con su pareja y cofundadora de Berkana, Mar de Griñó. “Fue un gran triunfo y todo un logro a nivel personal, porque nos ha hecho la vida más fácil, nos reconoce y nos legitima”. Mili destaca que fueron los activistas los que “trabajamos duro para que la ley tuviera un respaldo social, para que la sociedad estuviera preparada”. En 2005, dos de cada tres españoles ya aprobaban el matrimonio entre homosexuales, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El poder de la comunidad 

Los frutos de ese compromiso se muestran 15 años después en los resultados de encuestas como la realizada por LELO, la marca especializada en objetos de placer de lujo. 

  • El 83% de los españoles está a favor del matrimonio igualitario.
  • Un 74% está de acuerdo con las adopciones homoparentales. 
  • El 76% de los españoles cree que la sociedad es mucho más abierta.
  • El 60% considera que las charlas en colegios e institutos son la mejor medida para luchar contra la homofobia.

Sin embargo, es necesario no bajar la guardia. “Aunque mucha gente acepta plenamente su orientación sexual o su identidad de género, luego encuentran muchas dificultades en sus relaciones sentimentales”, explica Javier Martínez, coach sentimental para gais. “También existe la homofobia interiorizada, la falta de aceptación propia por los problemas de autoestima que genera la LGTBfobia”. La encuesta de LELO revela también datos preocupantes: 

  • Un 60% de los españoles y españolas LGTBI se ha sentido discriminado en algún momento. 
  • Familia (18%) y amigos (18%) son los entornos donde más rechazo han sentido. 
  • El 38% todavía no ha hablado de su orientación sexual a familiares o amigos, por miedo a lo que puedan pensar.
  • Casi un 48% de los españoles conoce a alguien que todavía tiene miedo a casarse con alguien de su mismo sexo.
  • Dos de cada 10 españoles han sido testigos de alguna agresión homófoba a lo largo de su vida.

Motivos más que suficientes para reivindicar el Orgullo, este año con distanciamiento social, sin carrozas ni desfiles, pero sin olvidar la valentía de las personas y asociaciones que lucharon y siguen luchando por una sociedad menos represiva y más abierta. LELO, creadora de los juguetes eróticos más icónicos del mercado, invita a celebrar su particular Orgullo 2020 con una Marcha virtual a través de los hashtags #LaRazónDeMiOrgullo y #LELOVirtualPride. LELO ha editado un vídeo para celebrar los 15 años de matrimonio igualitario como el logro más importante de la comunidad LGTBI+ en España.

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2020 - 22:40 h

Descubre nuestras apps

stats