La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

“Líbano se enfrenta a una triple crisis: el virus, la pobreza y una gran tensión política”

Redacción: Sara Rosati | Realización: David Román

El Valle de la Bekaa, al este del Líbano, tiene la mayor proporción de refugiados del mundo: 480.000 refugiados por 400.000 libaneses. La mayoría son sirios, pero también hay iraquíes y palestinos.  “Un 54% viven en zonas urbanas, en condiciones precarias. Y un 46%, en 3.400 campos o asentamientos”, afirma el jefe de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en esa región, Josep Zapater. En muchas ocasiones, las familias viven hacinadas lo cual dificulta mantener medidas de higiene y distanciamiento social.

Con el parón de la actividad económica, incluida la agricultura y la construcción, que absorbe al 60% de refugiados, el desempleo en lo informal se ha multiplicado. La llegada de la covid a la región ha dejado una triple crisis: la enfermedad, la pobreza y una gran tensión política que se produjo hace meses por un enorme descontento social pero que se ha agravado con la crisis derivada del virus. Este cóctel afecta no solo a la salud de los refugiados, sino a los aspectos más básicos de sus vidas como la alimentación, el trabajo o la vivienda. "Estamos en una situación cercana a la hambruna”, concluye  Zapater.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2020 - 09:26 h

Descubre nuestras apps

stats