Un brote de coronavirus afecta al 20% de los pacientes y al 10% de los sanitarios del hospital de Gorliz, en Bizkaia

El hospital de Gorliz

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha confirmado esta tarde la aparición de un importante brote de coronavirus en el hospital de Gorliz, en Bizkaia. Según los datos oficiales, este foco originado aparentemente por una visita ha derivado en positivos entre "el 20% de los pacientes y el 10% de los profesionales". No se han ofrecido datos más concretos, pero fuentes sindicales apuntan a que los casos confirmados rondan ya los 70. Es posible que aparezcan más contagios en las próximas horas debido a que continúa en marcha un cribado de todos los ingresados y del personal.

Euskadi marca cifras de récord en los hospitales: 91 ingresos en 24 horas y la mitad de la UCI ocupada por enfermos de COVID-19

Euskadi marca cifras de récord en los hospitales: 91 ingresos en 24 horas y la mitad de la UCI ocupada por enfermos de COVID-19

Para hacer una estimación del alcance del brote hay que recurrir a los datos recogidos en la memoria del hospital de 2017. En ella se alude a una plantilla de unas 330 personas, 243 sanitarios y 87 administrativos, técnicos, celadores o cocineros. En cuanto a los enfermos, la capacidad ordinaria del centro es de 114 plazas (ampliable a 179), aunque se desconoce su ocupación actual y si hay usuarios de consultas que se hayan podido infectar. Con estas cifras, el foco podría sumar ya el medio centenar de positivos.

Sin embargo, fuentes del sindicato LAB consultadas por este periódico elevan los casos a alrededor de 70, 30 internos y 40 profesionales "de todas las categorías" salvo operarios de limpieza. Explican que el primer positivo se confirmó al presentar síntomas un paciente del ala izquierda de la segunda planta el 30 de octubre. El virus se extiende con mayor facilidad en este hospital porque, por sus patologías, los ingresados no suelen emplear mascarilla y las habitaciones son de cuatro personas, con una visita para cada una. El personal emplea por lo general mascarillas quirúrgicas y no FFP2 al ser un centro denominado 'limpio', que no atiende casos de COVID-19.

Derivaciones a Santa Marina

Osakidetza ha comunicado este martes algunas medidas extraordinarias en el centro "con el fin de garantizar la seguridad de profesionales y pacientes". Ahora se ha anunciado que se han restringido las visitas "hasta nuevo aviso" y se han sustituido por "cauces telemáticos", con excepciones para los enfermos terminales. No se realizarán tampoco nuevos ingresos y se han limitado las consultas y las sesiones de rehabilitación ambulatoria. Asimismo, aunque Osakidetza no ha informado de ello, se están derivando también los pacientes con COVID-19 al hospital Santa Marina de Bilbao. Desde finales de octubre, según las estadísticas del centro, se han producido 52 ingresos en este otro centro sanitario. Todas las estancias del edificio han sido desinfectadas.

Se trata de un edificio histórico, de 101 años, ubicado en primera línea de costa. El de Gorliz es un hospital de subagudos. Ofrece atención "a personas con procesos que no requieren la utilización de medidas diagnósticas ni terapéuticas de alta complejidad", que atiende, "fundamentalmente, a pacientes con patología no aguda en fase de estabilización, convalecencia, cuidado paliativo y tratamiento rehabilitador". Hasta el inicio del brote, se realizaban PCR de control a los internos de manera semanal, como se hacen habitualmente en la toda la red sanitaria a quienes ingresan o a quienes se someten a intervenciones.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 19:01 h

Descubre nuestras apps

stats