Un brote de COVID-19 en el hospital de Leza obliga a trasladar pacientes hasta Txagorritxu, en Vitoria

Vista aérea del hospital de Leza, en la Rioja Alavesa

La aparición de un brote de COVID-19 en el hospital de Leza, ubicado en la Rioja Alavesa pero no en Leza, sino en Laguardia, ha obligado en las últimas jornadas a trasladar pacientes contagiados hasta el hospital de Txagorritxu en Vitoria. Leza es principalmente un centro de media y larga estancia para pacientes crónicos. Según datos oficiales de Osakidetza, tras realizar un cribado a toda la plantilla -los pacientes pasan pruebas regularmente-, "los positivos no superan los tres casos". Estas fuentes desmienten informaciones sindicales, que apuntan a que son al menos cinco pacientes infectados y tres sanitarios, ocho casos en total. "El brote está controlado", remarcan desde el Servicio Vasco de Salud.

Euskadi registra el número más alto de positivos y de ingresos hospitalarios por COVID-19 desde noviembre

Euskadi registra el número más alto de positivos y de ingresos hospitalarios por COVID-19 desde noviembre

El origen del foco, según las fuentes sindicales consultadas, estaría en el positivo de una sanitaria. Los familiares de uno de los pacientes infectados explican que las primeras informaciones sobre el brote se conocieron el 5 de enero, cuando se informó a los acompañantes de los internos en el tercer piso de que tenían que abandonar el lugar por precaución. En el caso de este enfermo, un hombre de 78 años pluripatológico, dio negativo en la PCR del martes pero positivo en la del jueves y el viernes se ordenó su traslado en ambulancia a Vitoria. La familia -una de cuyos miembros es sanitaria- denuncia la tardanza en la espera hasta que fue ingresado en un ala especializada en COVID-19 de Txagorritxu, principalmente por las "cuatro horas en Urgencias" sin información de lo que estaba ocurriendo hasta que le fue asignada una habitación en planta. "Ha sido un carrera de obstáculos", indican desde el entorno de este paciente afectado.

Osakidetza afirma que "para una mejor atención de las personas ingresadas que han dado positivo, se les ha trasladado a Txagorritxu, ya que tiene una zona específica para COVID-19". "Los protocolos funcionan y el traslado es para ofrecer una mejor atención a los pacientes", abundan los portavoces oficiales consultados. Se trata del primer brote hospitalario de 2021. El anterior se conoció a mediados de diciembre precisamente en Txagorritxu. Osakidetza anunció entonces un cribado general a toda la plantilla, pero los resultados nunca se han hecho públicos.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2021 - 18:44 h

Descubre nuestras apps

stats