La portada de mañana
Acceder
El búnker judicial: quién es quién en el gobierno de los jueces del PP
La semana en que Lesmes echó un pulso al Gobierno y arrastró a Felipe VI
OPINIÓN | Una conjura para los necios, por Elisa Beni

Cordón sanitario a Vox en su estreno en el Parlamento Vasco: dos tercios menos en la tribuna, menos iniciativas y un solo asesor

Amaya Martínez Grisaleña, llegando al Parlamento acompañada del líder de Vox, Santiago Abascal

PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU tienen previsto anunciar este jueves en el Parlamento Vasco un cordón sanitario a Vox, el partido de la ultraderecha que se estrena con una única representante en la Cámara autonómica, Amaya Martínez Grisaleña, electa por Álava en las elecciones del pasado 12 de julio. El acuerdo -del que solamente se ha desmarcado la coalición PP+Cs- consiste en reducir en dos tercios el tiempo de intervención de Vox en cada debate, en permitir únicamente que registren una iniciativa cada tres plenos -por seis del resto de partidos- y en que sólo puedan contratar a una persona como asesora.

PNV y PSE-EE siguen negociando con discreción en Euskadi a expensas de que Mendia decida si se incorpora al Gobierno de coalición

PNV y PSE-EE siguen negociando con discreción en Euskadi a expensas de que Mendia decida si se incorpora al Gobierno de coalición

El Parlamento celebra este jueves el tercer pleno de la legislatura, un mero trámite de unos pocos minutos que tiene como fin aprobar el dictamen de la comisión de incompatibilidades y fijar ya la fecha para la investidura de Iñigo Urkullu, con toda probabilidad el 3 de septiembre para que la jura bajo el árbol de Gernika se produzca el 5 de septiembre. Se espera que para entonces PNV y PSE-EE hayan cerrado un acuerdo de coalición. Sin embargo, se reunirán también la Mesa y la Junta de Portavoces con importantes asuntos en el orden del día para organizar la legislatura. Es ahí donde se hará efectivo el acuerdo, cerrado en dos iniciativas firmadas ya este miércoles por los portavoces de los cuatro principales partidos y del que solamente se ha descolgado PP+Cs.

El 'cordón sanitario' reducirá en términos generales a un tercio el protagonismo de Vox -en la práctica único inquilino del grupo mixto- con relación al resto de grupos parlamentarios. Tendrá dos tercios menos de tiempo en todos y cada uno de los debates plenarios. En una sesión ordinaria, por ejemplo, de 15 minutos (10 de exposición y 5 de réplica) se quedará en solamente 5 minutos. En cuanto a la capacidad de presentar iniciativas, solamente podrá registrar una cada tres plenos ordinarios, mientras que el resto tendrá la opción de presentar dos por sesión. También verá reducida en una elevada proporción su participación en las sesiones de control al Gobierno: una interpelación y cuatro preguntas cada tres sesiones, que suelen ser quincenales. Vox, por el contrario, podrá sentarse en todas las comisiones y ponencias.

En el caso de los asesores de los partidos, PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU también han cerrado el reparto de las 41 personas que podrán contratar los grupos. Trece serán para el PNV, diez para EH Bildu, siete para el PSE-EE, cinco para Elkarrekin Podemos-IU y para PP+Cs y uno para Vox. Ejerce 'de facto' ya como coordinador del grupo el exsocialista y de UPyD Niko Gutiérrez, fichado por Abascal y que ha viajado ya por los parlamentos de Cantabria y Andalucía.

A ellos se suman los asistentes de los miembros de la Mesa -dos por cargo- y el gabinete de la presidenta, Bakartxo Tejeria, de cinco personas en la pasada legislatura aunque una de ellas ejerce sus funciones desde hace años para el PNV y no en la institución. Una legislatura más, se permitirá que los grupos puedan disponer de ese personal libremente, esto es, dividiendo un puesto en dos medias jornadas o estableciendo otro nivel retributivo para tener más personal con el mismo coste. Sin contar Mesa y Presidencia, hasta ahora el PNV tenía 12 personas, EH Bildu 9, Elkarrekin Podemos-IU 8, el PP 7 y el PSE-EE 6.

Fuentes parlamentarias conocedoras del acuerdo asumen que habrá polémica y que llegará un recurso de Vox. Hace dos legislaturas UPyD, en las mismas condiciones -un escaño y solo en el Grupo Mixto- tuvo el mismo protagonismo que el resto de formaciones políticas. El reglamento indica que "las intervenciones en los debates de los componentes del Grupo Mixto tendrán, en su conjunto, la misma duración que la de un grupo parlamentario, independientemente de que las intervenciones se produzcan en el mismo turno o en turnos diferentes". Y también que "la participación del Grupo Mixto en las actividades del Parlamento será idéntica a la de los restantes grupos". La filosofía del acuerdo político, en cambio, parte de la base de que el tamaño natural de ese grupo mixto es de tres personas y que una sola no puede tener el mismo protagonismo que el conjunto. Hace tres legislaturas UPyD, EA e IU se repartieron por tercios los tiempos, las iniciativas y el personal.

Las reacciones

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha valorado positivamente el acuerdo. "Hay que cerrar la puerta al fascismo. No se puede permitir que la ultraderecha marque la agenda de este Parlamento y de este país", ha enfatizado en declaraciones a los medios de comunicación. Por su parte, la propia Martínez Grisaleña ya comentó cuando se acreditó como parlamentaria que le hacía "hasta ilusión" el posible cordón sanitario, aunque ahora fuentes parlamentarias indican que Vox ha acogido con enfado el pacto político.

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2020 - 21:31 h

Descubre nuestras apps

stats