La portada de mañana
Acceder
La fatiga pandémica y el fin del estado de alarma complican el control
Dirigentes del PP sospechan que Casado forzará elecciones en otras CCAA
Opinión – Lo importante es no liarse, por Antón Losada

El escritor y exmiembro de ETA Joseba Sarrionandia regresa a Euskadi más de tres décadas después de su fuga de la cárcel en un bafle

Joseba Sarrionaindia, frente a la Universidad de La Habana

El escritor Joseba Sarrionandia ha regresado a Euskadi más de tres décadas después de su fuga de la prisión de Martutene, en la que estuvo encarcelado por su pertenencia a ETA. En una entrevista concedida a 'Anboto', ha hecho saber que ha vuelto desde Cuba, donde ha vivido en los últimos años y en cuya universidad ha impartido clase, a su localidad natal, Iurreta. "Me he encontrado un pueblo diferente. La gente, por lo que veo, también muy diferente, pero tampoco puedo dar más explicaciones, las cosas me son desconocidas", señala a ese medio.

En 1985, se fugó de la cárcel donostiarra de Martutene. Tras un concierto de Imanol Larzabal, él y otro preso de ETA, Iñaki Pikabea, se escondieron en sendos bafles y escaparon. La singladura inspiró la célebre canción de la banda Kortatu. Aunque se sospechaba que su destino había sido Cuba, no se confirmó hasta su reaparición pública en 2016. Sus delitos —con una condena que quedó en dieciocho años— prescribieron con el paso del tiempo y asegura que no regresaba por motivos de índole política.

Ese mismo año, cuando se supo que se iba a dedicar a la docencia en la Universidad de La Habana, concedió una entrevista —publicada por 'Berria', 'Gara', 'Deia' y 'zuzeu'—, en la que se definía como "humilde escribidor de una lengua del monte". "Yo fui de ETA a finales de los 70, como algunos de los que me criminalizan ahora. Después anduve de la ceca a la Meca no porque fuera de ETA, sino porque me perseguía la Policía española", explicaba entonces. "Claro que estoy de acuerdo con el proceso, incluso me parece que debía haberse negociado 20 años antes y se hubieran ahorrado muchas desgracias", dijo también sobre la actividad de la banda terrorista.

La de Sarrionandia ha sido una de las plumas más destacadas de la literatura y la poesía vascas, galardonada con premios como el Ignacio Aldekoa (1980) y el Euskadi de Literatura (2011). Prolífico traductor también, ha traído al euskera obras de autores como T. S. Eliot y Fernando Pessoa, entre otros. "[Es] un recreador, ya que lo suyo no son las traducciones rigurosas. Él dice que el traductor toma el trabajo original, y crea a partir de ahí. Equipara al traductor con el escritor original", decía de él el lingüista Aiora Jaka, tal y como recoge 'El País' en una entrevista.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 21:23 h

Descubre nuestras apps

stats