La portada de mañana
Acceder
Cuenta atrás para Madrid: las medidas tienen que tomarse "en las próximas horas"
La división en el CGPJ permitirá nombramientos en el Supremo
Opinión - España, la nuestra, la suya y las cajas de cerillas, por Rosa María Artal

El Gobierno delega la portavocía de la crisis de Zaldibar en los viceconsejeros de Seguridad y Medio Ambiente

Mesa de crisis constituida por la avalancha de Zaldibar

El desprendimiento de 500.000 metros cúbicos de residuos industriales de un vertedero sobre la AP-8 que conecta Bilbao y San Sebastián a la altura de Zaldibar, muy cerca de Ermua y Eibar, mantiene desde el pasado jueves a las 16.00 horas en vilo a Euskadi. La "prioridad absoluta" del Gobierno es localizar los cuerpos de los dos trabajadores, esfuerzo en el que se afanan medios propios y de otras instituciones e incluso empresas privadas. Pero el suceso ha sacado a relucir las aparentes deficiencias del vertedero y también empiezan a florecer las críticas a la gestión de la crisis por parte del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, quien aún no se ha pronunciado en primera persona sobre los hechos en estos días, como tampoco ningún consejero.

Partiendo de que esa prioridad es la labor de rescate, es el 'número dos' del Departamento de Seguridad, Josu Zubiaga, quien ha asumido el liderazgo de la situación y ha ejercido como portavoz en varias comparecencias ante los medios de comunicación y entrevistas. El viceconsejero ocupa el cargo desde finales de 2012 y ha dirigido desde entonces numerosas mesas de crisis. A su lado, la parte relativa a la afección ambiental del accidente la ha liderado la 'número dos' del área Medio Ambiente, la también viceconsejera Elena Moreno.

Voces de la oposición y, en particular, la izquierda abertzale han criticado el silencio de Urkullu. Fuentes de Presidencia responden que "el lehendakari está coordinando" todos los Departamentos implicados en la crisis y que "seguro" que hará algún tipo de valoración en las próximas horas. Esto se produce a expensas de que este martes se anuncie si se adelantan o no las elecciones autonómicas.

El episodio más comentado del fin de semana en las redes sociales fue una fotografía colgada en Twitter por el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, disfrutando de las montañas de Bizkaia. El mensaje fue borrado horas después "por si pudiera causar cualquier potencial molestia" porque hay gente "pasándolo mal estos días". El portavoz difundió otros mensajes relacionados con la tragedia igualmente. Ahora bien, se apunta a que otros políticos también han subido a sus redes mensajes de este tipo, como un 'tuit' de Arnaldo Otegi con la camiseta de la Real Sociedad celebrando el éxito en la Copa del Rey.

Quien tampoco se ha pronunciado es el consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, uno de los tres miembros del PSE-EE en el gabinete de coalición. Arriola es natural de Eibar, una localidad ubicada muy cerca del lugar de los hechos. "Cuando pase la fase de emergencia centrada en la búsqueda de los cuerpos y la estabilización del deslizamiento, dará las explicaciones oportunas", indican portavoces oficiales de Medio Ambiente.

En este sentido, Medio Ambiente ha informado ya de algunas deficiencias en la última inspección a Verter Recycling, la instalación que ahora ha colapsado. "Con fecha de 10 de julio de 2019, se detectaron en el vertedero distintos aspectos a subsanar", indicó Medio Ambiente en un comunicado emitido el sábado. Moreno añadió que el Gobierno estaba "a punto" de iniciar un expediente sancionador.

Sin embargo, el primer giro inesperado de las labores de rescate lo motivó que, horas después de iniciados los trabajos, técnicos de Osalan (dependiente del área de Trabajo) informaran de que entre la lengua del alud había restos de amianto, altamente tóxico. Los operarios movilizados en las primeras y más críticas horas estuvieron expuestos a un riesgo cancerígeno, extremo que ha motivado el enfado de los sindicatos. Hubo que paralizar los trabajos el jueves por la noche y retomarlos el viernes ya con nuevas cautelas, como buzos especiales y sistemas de descontaminación.

Erne denuncia el amianto tirado en el suelo

Sin embargo, el principal sindicato de la Ertzaintza (Erne) denuncia que esos protocolos no han sido todo lo exquisitos que se han anunciado. La central ha aportado una fotografía de uniformes empleados por la Unidad de Rescate el primer día tirados en bolsas en el suelo de la base de Iurreta junto a un cartel que pone "Precintado riesgo contaminación amianto". La imagen es del sábado por la tarde, 48 horas después del suceso. Estas fuentes aseguran también que los cascos del primer día se han reutilizado con apenas un lavado general. Erne comprende que sanitarios y policías se exponen a "riesgos" en sus intervenciones pero lamentan que nadie "en horas" advirtiera de la naturaleza de los residuos apilados en Zaldibar. "Esperemos que no pase nada", desean.

Según datos oficiales de Medio Ambiente, "la entrada total de residuos registrada en el vertedero de Verter Recycling fue de 379.689 toneladas en 2017; de 540.667 toneladas en 2018, y de 510.994 toneladas en 2019". Y añade: "En lo que se refiere a las entradas de materiales de construcción que contienen amianto (placas, tuberías y canaletas de fibrocemento, principalmente), las entradas fueron de 2.954 toneladas en 2017; 2.592 toneladas en 2018, y 4.235 toneladas en el año 2019". Son casi 10.000 toneladas potencialmente peligrosas. Este lunes se empezará a retirar ese material en paralelo a la búsqueda de los trabajadores.

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2020 - 20:31 h

Descubre nuestras apps

stats