La portada de mañana
Acceder
Sánchez y Aragonès preservan el diálogo pese a la escalada verbal
El aumento de las explosiones del volcán incrementa el temor
Opinión - La justicia italiana no tiene nada que decir, por Javier Pérez Royo

Vitoria: recortes en empleo para pagar la Copa del Rey de baloncesto

Presentación de la Copa del Rey de Vitoria, la pasada semana

Las ayudas públicas al deporte profesional vuelven a estar en el centro de la polémica en Vitoria. Si en verano se debatió sobre el ventajoso tratamiento fiscal que recibe el Baskonia por parte de la Hacienda foral, ahora el objeto de confrontación política es el canon de algo más de un millón de euros que ha tenido que pagar la ciudad para acoger en febrero la Copa del Rey de baloncesto, competición rechazada por Madrid a última hora por restricciones presupuestarias.

Álava rescató de "graves dificultades" al Baskonia un mes después de una 'exitosa' ampliación de capital

Álava rescató de "graves dificultades" al Baskonia un mes después de una 'exitosa' ampliación de capital

Según la documentación hecha pública esta semana por EH Bildu, el Ayuntamiento de Vitoria ha eliminado tres programas de promoción del empleo para poner su parte correspondiente y así hacer frente a las exigencias de la ACB (Diputación de Álava y Gobierno vasco también cofinancian el evento, como la Caja Vital-Kutxabank). Concretamente, el Gobierno local (una coalición de PNV y PSE-EE comandada por el nacionalista Gorka Urtaran) ha retirado 160.000 euros de la partida denominada “Ayudas contratación plan de empleo”, 42.000 euros de “Dinamización económica” y 40.000 euros de “Ayudas industrias creativas”.

La justificación esgrimida desde el Ejecutivo municipal es que “se ha considerado interesante la firma de un contrato de patrocinio para la organización de la Copa del Rey de baloncesto en la ciudad” y que “para hacer posible ese contrato” es necesaria la “liberación” de esas partidas anticrisis “para la creación de una partida específica” destinada a la ACB que permita la firma del convenio interinstitucional. "No estamos en contra de la celebración de la Copa del Rey, pero lo que no se puede hacer es coger partidas de empleo para poner un canon encima de la mesa”, ha denunciado la coalición EH Bildu.

El Ayuntamiento esgrime que el deporte de elite, y especialmente un evento como la Copa del Rey en una ciudad con gran tradición baloncestística como Vitoria, genera un importante “retorno” económico que paliará con creces los recortes. Es decir, la actividad que suscite el torneo a su alrededor compensará de sobra el menor gasto en impulso del empleo. La concejal Nerea Melgosa calcula en unos 30 millones el impacto del evento y ha deslizado que las partidas ahora eliminadas nunca se iban a poner en marcha. En 2013, última edición de la Copa del Rey en Vitoria, el territorio se benefició de 20 millones de retorno económico, según cálculos oficiales.

La ACB ha designado a la capital vasca como sede del torneo a ultimísima hora. La decisión inicial era que Madrid fuera el escenario de la cita esta temporada 2016/2017. Pero el Gobierno de Cristina Cifuentes (PP) echó el freno a la iniciativa por “restricciones presupuestarias” que no le hacían posible el abono del canon.

Tras la espantada, Málaga también se posicionó para celebrar los siete partidos de la Copa, que reúne a los ocho mejores equipos de España. La ciudad andaluza, eso sí, solicitó una rebaja del canon al entender excesiva la cantidad solicitada por la ACB en función de la promoción y el retorno económico posible a escasos tres meses de la cita. Tampoco cuajó la alternativa de Las Palmas de Gran Canaria hasta que las instituciones vascas se aliaron con Vitoria.

La ciudad ya ha acogido la fase final de la Copa del Rey (antes del Generalísimo) en 1967, 1971, 2000, 2002, 2008 y 2013. En 2010, 2013, 2014 y 2016, además, ha organizado la Supercopa de baloncesto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps