El brote en el hospital de Basurto suma ya 21 casos: nueve sanitarios y 12 pacientes

Exterior del Pabellón Revilla del hospital de Basurto en el que se ha detectado el brote

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha confirmado que son ya 21 los positivos por COVID-19 derivados del brote detectado en el pabellón Revilla del hospital de Basurto, en Bilbao, once más en las últimas horas. Son nueve profesionales sanitarios y doce pacientes que estaban internos. Según los datos oficiales, se han realizado 230 pruebas PCR a los contactos de estas personas y se seguirá con el rastreo, por lo que el volumen de casos podría crecer todavía más. "Todos los positivos se encuentran en aislamiento", ha informado Salud. En cuanto a los negativos, se les repetirá el test en próximos días por si desarrollan la enfermedad.

El primer contagio se detectó el pasado jueves por la tarde y fue un paciente. Su acompañante en la habitación no tenía síntomas pero también dio positivo. A partir de ahí se ha iniciado un rastreo que podría llegar a centenares de contactos entre pacientes, sanitarios, visitantes y las relaciones exteriores de todos ellos y que continuará en los próximos días. La consejera de Salud, Nekane Murga, ha indicado que aunque este pabellón de cuatro plantas esté separado de otros edificios de Basurto, los pacientes y el personal entran y salen porque algunas pruebas diagnósticas se realizan en otros pabellones, lo que incrementa el trabajo de control.

Por el momento, se estima en unas 40 las personas en cuarentena además de los positivos. Dos de los contagiados han sido ingresados. Eran pacientes de otras patologías del pabellón Revilla dados de alta el fin de semana y que al tener un perfil "vulnerable" han pasado a una de las zonas de aislamiento para casos de COVID-19. Casi todos los nuevos contagios de coronavirus en Bizkaia se corresponden con este brote.

"La de Basurto es todavía una fotografía en evolución", ha considerado la consejera Murga, que ejerció como cardióloga en este hospital. Salud ha elevado las restricciones en ese centro, aunque no las va a prohibir de momento. Se limitarán a una sola persona por ingresado -que sea siempre la misma- y tendrá que superar un test de COVID-19 "de forma sistemática" y controles de temperatura. Además, tendrá que tener claro que no podrá acudir sin protecciones y que tiene la "obligación" de notificar cualquier incidencia propia o de su entorno. Y, una vez en la habitación, "cierto distanciamiento" a pesar de la "tentación" de "tocar o abrazar", ha remarcado Murga. La consejera ha definido Basurto como una zona "segura" para el trabajo y la actividad asistencial y ha subrayado que se ha desinfectado el pabellón Revilla en las últimas horas.

En cuanto al brote del hospital Txagorritxu de Vitoria, las cifras se estabilizan y no se han hallado nuevos casos además de los cuatro iniciales, dos pacientes, una enfermera y un visitante. Se han realizado 102 pruebas, una treintena en las últimas horas, y todas las nuevas han sido negativas. No obstante, Murga ha recordado que "hay un período de latencia" y que los síntomas pueden aparecer en los próximos días. "Hasta que no pasen 14 días yo no puedo dar ese brote como terminado", ha avisado. El ingreso que se produjo ayer en Vitoria no guarda relación con este foco. Finalmente, la responsable de Salud ha indicado que "no hay evidencia de transmisión intrahospitalaria" en Cruces, donde hubo un caso y hay una veintena de personas en cuarentena. Pero fue la pasada semana y no ha ido a más.

Los últimos acontecimientos han disparado el R0 de Euskadi -el indicador que mide los casos derivados de un positivo- a 1,59, niveles desconocidos desde finales de marzo, el momento pico de la pandemia. Con todo, Euskadi no cambia de planes, considera positiva la evolución del coronavirus en la fase 3 y sigue con la mente en abrir la movilidad a zonas como Cantabria desde el 15 de junio. También desea retomar la actividad de las guarderías de manera paulatina y activar una 'vuelta al cole' en septiembre con presencialidad para todos los niveles.

"Me gustaría lanzar un mensaje de tranquilidad a la sociedad. Estamos en la fase 3. Los focos están en estudio y están localizados. Estamos mejor que hace semanas y que hace meses. Monitorizamos la situación. Tomamos medidas de contención de este brote epidémico. Lo importante es que los hemos detectado a tiempo. Osakidetza ha demostrado que no baja la guardia. Pido que sigan confiando en sus miles de profesionales, porque el virus sigue entre nosotros", ha argumentado Murga.

La última actualización de datos deja en 20.132 los positivos totales, 16 nuevos contagios en las últimas horas. No todos se corresponden con el foco de Basurto, ya que hay cinco más en Álava y un caso en Gipuzkoa por vez primera en mucho tiempo. Son tres las personas fallecidas en las últimas 24 horas (1.577 en total aunque el Ministerio de Sanidad ofrezca un dato mucho más bajo), 18 los ingresados aún en la UCI (212 si se suman los internos en planta). En el apartado de recuperados, otro ajuste estadístico más eleva de golpe en casi 1.300 las personas dadas de alta o, como se vienen a llamar ahora, "negativizadas". Puedes consultar aquí todos los datos de la pandemia en Euskadi.

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2020 - 12:06 h

Descubre nuestras apps

stats