La portada de mañana
Acceder
El virus que cambió nuestras vidas pone a prueba a los gobiernos en Galicia y Euskadi
EEUU rompe con la OMS, la pandemia fuera de control y segunda ola en Israel
OPINIÓN | Osadía antidemocrática, por Elisa Beni

Un trabajador que volvió de México a Gipuzkoa deja tres positivos y el foco de Orio suma 17 casos

División en parcelas para garantizar la distancia de seguridad en las piscinas de Vitoria

"La COVID-19 no está de vacaciones", ha ironizado la consejera de Salud, Nekane Murga. De los nuevos focos conocidos en junio, en el de la localidad guipuzcoana de Orio se han detectado ya 17 contagios -y hay otro que se investiga como caso sospechoso- y en Altzo, también en Gipuzkoa, hay tres positivos en una familia derivados de un trabajador que viajó a México y regresó enfermo, según ha informado 'El Diario Vasco' de fuentes municipales. Asimismo, continúa creciendo la proporción de jóvenes en el total de positivos: de los seis últimos positivos tres se corresponden con menores de 20 años.

Murga, en una rueda de prensa, ha insistido en que las estadísticas son "buenas" y que la situación está "controlada" -no se ha detectado transmisión comunitaria ya que los focos se consideran localizados y los afectados aislados-. De hecho, el R0 baja al fin de manera clara a 0,81 tras varios días bordeando el uno. Este indicador mide los casos derivados de un positivo y por encima de esa barrera se interpreta que la pandemia está expandiéndose. La tasa de incidencia acumulada está también en tendencia descendente, en 6,49.

No obstante, Murga ha alertado de que existen "riesgos" que hay que evitar. Ha descrito, por ejemplo, que alguno de los casos recientes son contagios en una "celebración familiar" en las que hay "falta de sensación de riesgo". Por el momento, esos casos entre jóvenes no son tanto en la calle por falta de prevención sino porque son contactos asintomáticos de algunos enfermos, personas a las que antes se dejaba en cuarentena pero sin someterles a una PCR. Murga, eso sí, ha alertado de que en esos contextos se puede controlar el brote pero no ocurriría lo mismo en una fiesta al aire libre, lo que pondría en riesgo a toda una localidad o a una zona más amplia. Este verano, los mejores aliados son las mascarillas y las distancias, ha enfatizado.

El total de positivos en Euskadi llega ya a 20.917 y los fallecidos son 1.611, dos en las últimas 24 horas, aunque Murga ha puntualizado que la COVID-19 no ha sido la causa principal. Son 6 las personas que sigue graves en la UCI, aunque están vaciándose las unidades de intensivos en las últimas jornadas. El viernes no ingresó ningún nuevo caso en el hospital. Los recuperados y dados de alta son 18.037.

La consejera Murga ha aprovechado para explicar que Osakidetza prevé reforzar la campaña de vacunación de la gripe de este otoño para evitar que sus síntomas respiratorios sean un acelerante del coronavirus. Ha mencionado que se adelantarán las inmunizaciones, que se comprará un 33% más de dosis y que se espera cubrir al 75% de la población de riesgo como mínimo frente al 65% habitual. También ha confiado en que los sanitarios se vacunen mucho más de lo que tienen por costumbre. De hecho, en la última campaña, tan solo se vacunaron en Euskadi el 32,2% de los sanitarios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats