Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

La Gabarra, símbolo del triunfo del Athletic Club de Bilbao... salvo cuando el que gana es el equipo femenino

Celebración del Athletic Club en La Gabarra, en 1983

Maialen Ferreira

Bilbao —

5

Bilbao está engalanada de rojo y blanco desde hace días. Este sábado todas las miradas se posarán en Sevilla. Allí se disputa la final de la Copa del Rey. Una de las aparentes tradiciones de los jugadores del Athletic Club de Bilbao al ganar un título -aunque lo parezca, éste no está asegurado y enfrente estará el Mallorca- es recorrer la ría en una embarcación llamada La Gabarra. Ya está (casi) todo listo para hacer la celebración pero no en todos los títulos ha sido así y, desde luego, en ningún caso se ha hecho cuando las que han conjugado el verbo campeonar han sido las mujeres.

Se trata de una plataforma flotante, sin propulsión ni gobierno (no tiene motor, ni timón) que se desliza remolcada. Fue fabricada por los Astilleros y Talleres Celaya de Erandio en el año 1960 por encargo de la Autoridad Portuaria de Bilbao para el transporte de materiales pesados por la ría de Bilbao. Según declaran fuentes del club a este periódico, La Gabarra es el símbolo de una época en la que la construcción naval era clave en Bizkaia y surgió gracias Cecilio Gerrikabeitia, miembro de la junta directiva del club cuando Pedro Aurtenetxe fue presidente. Gerrikabeitia para crear el fenómeno de La Gabarra, se inspiró en la canción del Acero Club de Olabeaga, también vinculado a la Coral de Bilbao que dice así: “Por el río Nervión bajaba una gabarra…”.

Así, el 3 de mayo de 1983, La Gabarra surcó por primera vez la ría de Bilbao para celebrar, tras 27 años, una victoria contra el Real Madrid que lo proclamó campeón de la Liga por séptima vez en su historia. “La Gabarra es el símbolo de una época en la que la construcción naval era clave en Bizkaia. Las riberas de la ría de Bilbao pobladas de astilleros, de cargaderos de mineral, de industria y prosperidad. La embarcación dedicada al transporte del hierro, fuente de riqueza de Bizkaia, se convirtió en el símbolo de los triunfos rojiblancos. El 3 de mayo de 1983 alrededor de un millón de personas acompañaron a La Gabarra en su recorrido por la ría, toda Bizkaia quiso celebrar el triunfo de un equipo que había logrado una unión, un orgullo de pertenencia, sin precedentes, en un momento duro de crisis económica y social. La ciudad se paralizó. Ese día comenzó a forjarse una memoria colectiva, que sigue viva y emociona en Bizkaia y en el mundo”, explican desde el club. Tras esa victoria La Gabarra no pasó mucho tiempo en tierra firme, ya que al año siguiente, en 1984, la estampa volvió a repetirse después de que volviera a ganar la Liga y la Copa del Rey. En los 2015 y 2021, el club bilbaíno ganó la Supercopa y, sin embargo, la embarcación no salió ya que ese título no tiene el rango de Liga o Copa.

Desde entonces, la embarcación no ha vuelto a surcar la ría y desde 2013 es una de las piezas de la colección del Itsasmuseum de Bilbao. Llamada en primer lugar Gabarra nº 1, pasó a llamarse Gabarra Athletic y a día de hoy se encuentra en el dique del museo. “Es una pieza significativa de la colección como patrimonio industrial, pero, sobre todo, como fenómeno social”, recalcan desde el club. El pasado año 2021, cuando el Athletic Club se enfrentó a dos finales de la Copa del Rey (una de ellas pospuesta hasta el siguiente año por la llegada del COVID-19), restauraron la embarcación por si el club conseguía salir victorioso. Los trabajos de restauración duraron cerca de siete meses e incluso se realizó una prueba de flotabilidad. Sin embargo, el Athletic Club perdió ambos partidos, el primero contra la Real Sociedad el 3 de abril y el segundo contra el FC Barcelona el 17 de ese mismo mes.

Además, desde 1984 el Athletic Club femenino se ha proclamado campeón de la Superliga hasta en cinco ocasiones, tres de ellas consecutivas: en la temporada 2002/2003, 2003/2004, 2004/2005, 2006/2007 y 2015/2016. Ninguna de estas victorias fue celebrada con la salida de La Gabarra por la ría de Bilbao. Preguntados por las razones de ello, desde el club señalan a elDiario.es/Euskadi que la decisión de sacar o no La Gabarra “recae en cada junta directiva y no es una decisión propia del club”. “Hay declaraciones de presidentes diciendo que la sacarían, pero que en sus mandatos no han ganado ni Liga ni Copa”, sostienen.

El presidente del Athletic Club de Bilbao durante la temporada 2002/2003 fue Javier Uria, durante la temporada 2003/2004 fue Ignacio Ugartetxe, durante 2004/2005 Fernando Lamikiz, y, por último, durante la temporada 2015/2016, Josu Urrutia. La última victoria, la de 2016 con Urrutia como presidente, desató la polémica después de que se presentara el programa de actos y éste no incluyera ninguna mención a La Gabarra. Las protestas llegaron hasta de parte del propio alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, que sí que recibió a las jugadoras en el Ayuntamiento al igual que haría con los jugadores del equipo masculino. “El Athletic femenino se merece exactamente los mismos honores y que por eso se le va a recibir en la casa consistorial”, aseguró aquel año el alcalde. Los actos también incluyeron una visita a la Basílica de Begoña y un recibimiento en la Diputación Foral de Bizkaia, pero ni rastro de la embarcación.

Partidos políticos como EH Bildu, el PSE-EE, Podemos, IU y Equo (en aquel momento formaban parte en el Ayuntamiento de Bilbao de Ganemos y Udalberri) se mostraron contrarios a esta decisión. También se manifestó en contra de no sacar La Gabarra la que fuera directora del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde), Izaskun Landaida, quien consideró “curioso” que se suscitasen “dudas” sobre la salida de la embarcación para festejar el título de Liga por el hecho de ser un equipo de mujeres. “Es curioso que se susciten este tipo de dudas cuando se habla del primer equipo femenino. Dudo que esta pregunta se planteara si fuera el equipo de chicos el que hubiera ganado la Liga”, aseveró.

Los aficionados llegaron incluso a realizar una recogida de firmas para exigir el mismo trato a las jugadoras que a los jugadores con la que recolectaron más de 33.000 firmas. “La Gabarra es algo muy simbólico para la gente de Bizkaia. Si realmente quieren defender los derechos de las mujeres la igualdad plena, también en el deporte, si este año, o cualquier otro, gana la Liga el Athletic femenino, exigimos que desde el club se saque la Gabarra”, señalaba el documento firmado por los aficionados.

“Porque el valor de lo que hacen estas luchadoras no es menor que el de los hombres, a pesar de que cobran muchísimo menos. Pongamos en valor el deporte femenino. Exijamos con nuestras firmas que salga la gabarra para las chicas del Athletic. Se lo merecen”, concluía el escrito, que posteriormente fue entregado al entonces presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, que hizo caso omiso a la petición, pero aprovechó la ocasión para cargar contra los medios y “la clase política”.

“El fútbol, como el deporte en general, no ha de ser un ámbito al que acercarse únicamente cuando las celebraciones populares asoman a la puerta. El acompañamiento y la presencia política no ha de ser flor de un día. Y, de serlo, no tiene necesariamente que ser cuando se gana”, aseguró en un discurso durante el recibimiento de las jugadoras en el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Bizkaia.

En su discurso reprochó a los medios de comunicación el “escaso” seguimiento que realizan al deporte femenino. “El seguimiento que tiene el fútbol femenino, o más incluso el deporte femenino en general, dista mucho de ser equiparable al de una celebración tipo que, parece, hemos de organizar” y prosiguió lanzando un mensaje a la sociedad: “El equipo femenino precisa de apoyo no solo cuando gana, no solo cuando alza un trofeo. Es responsabilidad de cada persona verse en qué medida apoya, acompaña o admira a un club, a un escudo, o a un equipo. Las temporadas son muy largas, nuestras jugadoras lo saben, y el apoyo es necesario no solo cuando venimos a Bilbao de celebración”, criticó en una celebración en la que participaron alrededor de 10.000 personas.

La Gabarra se ha mantenido en dique seco todos estos años, mientras los bilbaínos sueñan ya con volverla a ver por la ría el próximo 11 de abril, día de las celebraciones previstas si el Athletic Club logra la victoria de la Copa del Rey que se disputará este sábado, 6 de abril en Sevilla contra el Mallorca.

Etiquetas
stats