Toda la oposición en Euskadi pide la dimisión de la consejera de Salud por las irregularidades en la vacunación del hospital Santa Marina

Gotzone Sagardui, este miércoles en el Parlamento

EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP+Cs y Vox, esto es, las cuatro formaciones de la oposición en Euskadi, han coincidido en solicitar la dimisión de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, por las polémicas vacunaciones en el hospital de Santa Marina de Bilbao, en el que se vacunó a toda la plantilla y también a los gestores e incluso a externos como sindicalistas, religiosos o reponedores. Coinciden en que Sagardui "faltó a la verdad en sede parlamentaria" este miércoles cuando aseguró que no conocía los planes del gerente de ese centro, José Luis Sabas, exconcejal del PNV en Bilbao y que ha hecho públicos los mensajes de WhastApp que compartió con la propia Sagardui y con la directora general de Osakidetza, Rosa Pérez Esquerdo, a la que oposición también quiere fuera del cargo.

El gerente del hospital de Bilbao que vacunó a curas, sindicalistas y mensajeros publica sus conversaciones con la consejera de Salud e insiste en que tenía su visto bueno

El gerente del hospital de Bilbao que vacunó a curas, sindicalistas y mensajeros publica sus conversaciones con la consejera de Salud e insiste en que tenía su visto bueno

"No pueden seguir ni un minuto más", ha resumido Rebeka Ubera, portavoz de EH Bildu en la comisión de salud, que ha considerado que lo que está sucediendo es una "verbena". "¡Nos han mentido! ¡Es que nos han mentido!", ha apostillado airada la representante de la coalición abertzale, que ha lamentado la "mancha" en la imagen de Osakidetza que suponen estos hechos en plena pandemia cuando hay vidas en "juego" en cada hospital de la red.

Más matizada pero igualmente clara ha sido la demanda de Miren Gorrotxategi, de Elkarrekin Podemos-IU. "La consejera tendrá que asumir responsabilidad", ha enfatizado. Según la coalición de izquierdas, en pleno repunte de la pandemia "es necesario un Departamento de Salud fuerte y éste está muy tocado". Gorrotxategi ha insistido en que se abra una comisión de investigación sobre la campaña de vacunación contra la COVID-19 en el Parlamento. Elkarrekin Podemos-IU no tiene suficientes escaños para pedirla en solitario y asegura haber iniciado ya contactos con otras formaciones. El reglamento requiere o 15 escaños o que lo demanden dos grupos.

Desde la coalición de PP+Cs, Laura Garrido considera también que Sagardui "no tiene ninguna credibilidad". Da por probado que Sagardui conocía los planes de Sabas y que los avaló. Además, cree que mintió al negarlo en el Parlamento. Garrido ha hecho extensiva su petición de dimisión a la directora general de Osakidetza. "Y, si no dimiten, el señor lehendakari tendrá que destituirlas. El lehendakari no puede esconderse, ha rematado.

El Gobierno y el PNV, en cambio, mantienen la confianza en Sagardui y en su equipo. Considera que las declaraciones de la oposición "entran dentro del guion". Oficialmente, Salud se mantiene en la versión ya ofrecida: cuando Sabas planteó vacunar a la "totalidad" de la plantilla se interpretó que era a todos los que les tocaba por protocolo y no a directivos o externos. Queda en el aire la pregunta de quién dio la orden de enviar a Santa Marina los viales suficientes para la operación ni una cantidad más ajustada a las prioridades fijadas en el resto de hospitales.

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2021 - 13:06 h

Descubre nuestras apps