Ortuzar ve necesario un nuevo PP “fuerte” pero “con ese Vox tan rampante, hay que proteger” a Sánchez

Andoni Ortuzar, este miércoles en Bilbao

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha realizado un profundo análisis de la situación política en Euskadi y en España desde la tribunal del Nueva Economía Fórum, reunido este miércoles por la mañana en un hotel de Bilbao. Sobre la crisis del PP, ha confiado en un posible liderazgo del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de talante “moderado” y sensibilidad territorial. “Que recomponga bien su partido. Necesitamos todos un PP fuerte”, ha señalado tras el auge de Vox. Pero ha puntualizado que eso no implicaría un cambio de estrategia en sus filas: “Con ese Vox tan rampante, hay que proteger a este Gobierno [de Pedro Sánchez]”.

Petronor admite que expulsó 30 litros de gasóleo C al río Barbadún y la multa podría alcanzar los 30.000 euros

Petronor admite que expulsó 30 litros de gasóleo C al río Barbadún y la multa podría alcanzar los 30.000 euros

Preguntado por el problema de liderazgo de Pablo Casado en el principal partido de la oposición tras los acontecimientos de la última semana, Ortuzar ha parecido dar a entender que no ve con malos ojos la posible llegada de Feijóo. “Si viniera un Feijóo moderado que entiende el Estado de una manera más comprensiva para las realidades nacionales…”, ha deseado el líder del PNV, que antes de la moción de censura era el socio más estable de otro gallego al frente de Génova, Mariano Rajoy. Según su análisis, España precisa de una derecha similar a la de otros países. “Nadie en la política española se ha tomado en serio lo de Vox. Hay que hacer algo con el fenómeno Vox y todo el mundo lo que hace es primar la coyuntura. Para la izquierda es una garantía porque el PP no despega. Y el PP necesita a Vox. Pero todos debiéramos estar de acuerdo de que Vox es un grave problema para esta democracia. Está metiendo a lo peor que hay en Europa. Están siendo muy hábiles para imantar todos los cabreos. No me meto con los votantes. Es legítimo. Pero el uso de esos votos es muy grave. O ponemos un poco de coto y llevamos a Vox a la irrelevancia política donde debe estar o podemos tener un problema de los peores de la extrema derecha en Europa. En Francia el sistema electoral minimiza el riesgo. En Alemania les han sacado [de la política de acuerdos]”, ha analizado.Y ha reclamado: “Hay que poner un dique de contención”.

Estos cambios en el PP coinciden con cierto distanciamiento del PNV hacia Pedro Sánchez, algo que se hizo patente con el desmarque de los diputados nacionalistas a la reforma laboral. Ortuzar ha defendido esa decisión y también ha criticado retrasos en otros acuerdos con los socialistas, tales como las transferencias y, particularmente, la del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Ha añadido, además, un nuevo frente de batalla: la nueva norma que prepara el ministro José Luis Escrivá para regular las EPSV y recaudarlas “desde Madrid” cuando Euskadi ya tiene ese modelo de complementos de pensiones muy establecido. Sin embargo, ha sido claro: “Pelillos a la mar [...]. Tenemos una relación razonablemente buena [...]. Vamos a dar por el bueno el comodín de la excusa de la pandemia [para justificar algunos retrasos]”. Y ha insistido en que mientras en la ecuación alternativa participe Vox no hay ninguna duda de la posición del PNV.

“Hay una diferencia sustancial entre Vox y [EH] Bildu. Hacen el viaje inverso. Están viniendo de las tinieblas. Para el PNV es un poco de regocijo ver a [EH] Bildu en el sistema”, ha añadido preguntado por el público por si los fenómenos de la extrema derecha y la izquierda abertzale son comparables. No obstante, ha lamentado la “afrenta a las víctimas” que supone haber situado en puestos de dirección de Sortu a exdirigentes de ETA como David Pla.

En las últimas semanas, a la inversa, el PSE-EE también ha cuestionado algunos pasos del PNV en el Gobierno vasco, donde trabajan en coalición. Singularmente, los socialistas han criticado las bases para la reforma educativo por el escaso peso que se le da a la escuela pública. Ortuzar achaca esta situación al cambio de liderazgo en esa formación, en la que Idoia Mendia, que es vicelehendakari de Iñigo Urkullu, fue relevada por Eneko Andueza. “Tiene que marcar un perfil para su sigla un poco más fuerte”, ha señalado. No obstante, ha precisado: “Siempre nos hemos entendido. Tenemos muy buena relación. Estuve ayer hablando con Eneko perfectamente. Las cosas por dentro van bastante mejor que por fuera”. Además, ha garantizado que la reforma educativa en ningún caso perseguirá al castellano en las aulas, como está alimentando la derecha.

En la larga intervención de Ortuzar, hecha sin mascarilla en interiores, ha habido tiempo para que admita que le gusta “la figura del Estado libre asociado” para Euskadi, la misma que propugnaba Juan José Ibarretxe en su momento y que el actual PNV ha frenado. Sin embargo, ha asegurado que sus prioridades para la reforma estatutaria son el “reconocimiento nacional, la capacidad de decisión y el blindaje del acervo competencial”. Y ha recetado “realismo, pragmatismo y seriedad” para cuando se reactive la ponencia que en el Parlamento Vasco ya lleva varias legislaturas debatiendo sobre esa cuestión.

Mucho menos claro ha sido cuando se le ha preguntado por qué en el PNV no hay mujeres al frente de las principales instituciones. Ortuzar ha respondido mirando a su auditorio, que llenaba el salón del hotel Ercilla: “Estoy viendo a la presidenta del Parlamento y es un puesto bastante relevante. Alguna cosita -o cosaza- ya tenemos hecha.... Veo a la secretaria del EBB, a la presidenta del BBB, a senadoras, a la 'sailburu' de Sanidad [Gotzone Sagardui] que es famosa a su pesar, a muchas compañeras... El partido puede hacer más y debe hacer más. Pero debe hacer un tránsito. Tenemos que ser muy respetuosos con los tiempos y con las bases. ¿Quién va a ser el sustituto de Urkullu y Ortuzar? Quien decidan las bases. ¿Tenemos mujeres? Sí. Y hombres... Tenemos que elegir 'le' mejor, por no decir 'la' o 'lo'”. Pero ha zanjado que su único fin es “seguir ganando elecciones, como acostumbra el PNV”, y preservando el sistema de elección de candidatos 'batzoki' a 'batzoki'.

¿Y el PNV sufrirá desgaste por la gestión de la pandemia? “Soy muy de Giulio Andreotti. El poder desgasta, pero sobre todo a la oposición”, ha bromeado un Ortuzar que ha arrancado las sonrisas de los asistentes en varios momentos. “Hemos vivido en todo el mundo una situación muy compleja. Se ha hecho lo que se ha podido. Se ha hecho un poquito incluso mejor. Sé que no es suficiente para el que lo ha pasado mal. Pero la ciudadanía vasca es muy madura, sabe distinguir. Confío mucho en nuestro ámbito institucional. Tenemos la agenda llena de proyectos. Estamos esperando a que la pandemia nos dé un poquito de aire y volver a poner en marcha todos esos planes de transformación. Aunque la Administración vasca a pesar de la pandemia no se ha parado”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats