El peso actual de EA en EH Bildu: 25 cargos en las principales instituciones

Garaikoetxea, ofreciendo un mitin junto a un autobús londinense rotulado con el logotipo original de EA

Eusko Alkartasuna, partido de orientación socialdemócrata e independentista fundado en 1986 por Carlos Garaikoetxea como escisión del PNV, celebra este fin de semana un congreso crucial para su futuro tras años de enfrentamientos internos. La actual secretaria general, Eva Blanco, ha confirmado ya que optará a refrendar su mandato ante los compromisarios y el sector crítico, sobre cuyos dirigentes pesan unas suspensiones que serán efectivas el lunes después del encuentro, asegura contar con fuertes apoyos entre las bases. Uno de los puntos de fricción es el modelo de coalición de EH Bildu, de la que EA fue fundadora en 2011. Los críticos cuestionan que el partido ha ido quedando diluido y que ha ido perdiendo peso y visibilidad. ¿Cuántos cargos tiene ahora EA? ¿Cuántos tenía hace ya más de una década cuando se incorporó a la coalición entonces llamada Bildu? En 18 instituciones analizadas por este periódico, se ha pasado de 43 electos a 25, aunque hay situaciones muy dispares y esto no mide el efecto de los escindidos a Hamaikabat en su día. Representan el 19% de los miembros totales de EH Bildu.

Blanco confirma que aspirará a continuar al frente de EA y los críticos siguen sin candidato aún

Blanco confirma que aspirará a continuar al frente de EA y los críticos siguen sin candidato aún

En el Parlamento Vasco, EA tiene tres escaños dentro del grupo de 21 de EH Bildu, la segunda fuerza de la Cámara. La propia Blanco es una de esas tres parlamentarias junto con Leire Pinedo y Lore Martínez. Blanco es, además, vicepresidenta segunda de la Mesa. Desde que se creó la coalición, el representante en este órgano siempre ha sido de EA, como también otros cargos internos del grupo. En 2009, las elecciones que ganó Juan José Ibarretxe pero tras las que Patxi López fue lehendakari fueron las últimas en que este partido concurrió en solitario. Obtuvo un solo representante por Gipuzkoa, el ya fallecido Jesús María Larrazabal, luego sustituido por Juanjo Agirrezabala. El partido venía de tener un equipo parlamentario de siete miembros tras haberse presentado en coalición con el PNV en 2005. La fórmula empleada era ir en una lista conjunta para beneficiarse del sistema electoral y luego dividirse en grupos independientes.

Tras las autonómicas de 2012, las primeras de EH Bildu, EA logró en las urnas cuatro actas (de 21 también) pero hubo un ajuste para que renunciara un miembro de Alternatiba, Arturo Muñoz, de modo que EA tuviera finalmente cinco escaños por once de la izquierda abertzale, tres de Aralar y dos de esta formación escindida de IU. Entró Arri Zulaika. Este sistema de cuotas fue desapareciendo poco a poco hasta pasar al actual en el que EH Bildu funciona como un partido al uso. Si dimite alguien de EA no se busca un recambio de ese partido, sino que entra el siguiente en la lista. También ha ocurrido a la inversa: algunas renuncias de cuadros de las otras sensibilidades de la coalición han permitido la entrada de representantes de esta formación. Y, como ocurre en IU y el PCE, también se puede ser militante de la coalición o 'bilkide' sin serlo de sus partidos fundadores.

En el caso de los Parlamentos forales -las Juntas Generales de Álava, de Bizkaia y de Gipuzkoa- EA tiene ahora más cargos donde menos tenía, en Bizkaia (de uno hasta 2011 a dos en 2022), y menos en Álava y en Gipuzkoa. En Álava hay un procurador de 12 que conforman el grupo de EH Bildu -ha habido un gran baile en estos años- y fueron dos los electos en 2007, que le permitieron acceder al Gobierno en coalición con el PNV y con Aralar. Aquel Ejecutivo reventó por el estadillo del 'caso De Miguel' de corrupción por el que acabó detenido por la Ertzaintza el diputado foral 'jeltzale' Alfredo de Miguel. El caso de Gipuzkoa es más peculiar. EA logró 7 escaños en 2007 y también accedió al Gobierno en coalición con Markel Olano, entonces en su primera etapa. Sin embargo, tras el fracaso en las autonómicas de 2009, todos los junteros y miembros del Gobierno, encabezados por Iñaki Galdos, se enrolaron en una escisión que inicialmente se bautizó como Alkarbide y que finalmente acabó siendo Hamaikabat (H1!). Ahora son tres los miembros de EA dentro los 17 de EH Bildu en el Parlamento foral. Antes, de 2011 a 2015, EA formó parte del Ejecutivo de Martin Garitano y presidió las Juntas Generales con Lohitzune Txarola. Hamaikabat acabó su recorrido integrándose en el PNV en muchos casos, como la exconsejera de Iñigo Urkullu Ana Oregi, ahora teniente de alcalde de Vitoria. El mismo camino ha seguido la actual parlamentaria del PNV Eva Larrauri, exedil en Amurrio.

En el Parlamento de Navarra, tras la renuncia de Miren Aranoa, la coordinadora en la comunidad foral, el único aforado es el propio Maiorga Ramírez, líder de los críticos. Es también miembro de la Mesa y llegó a ser candidato de toda la coalición en 2011. Son siete los integrantes de EH Bildu. Antes de su creación, EA tenía cuatro de los doce escaños de otra coalición, Nafarroa Bai, integrada también por Aralar y por el PNV y ahora reconvertida en Geroa Bai. Aquel salto de una a otra marca también fue traumático. En Navarra EA no concurre en solitario desde 1995, ya que en 1999 y 2003 se replicó el modelo del Parlamento Vasco pero a la inversa, con una coalición llamada EA-PNV que llegó a estar encabezada por la presidenta del partido, Begoña Errazti.

En las Cortes Generales, EA dejó de tener diputada tras la etapa de Begoña Lasagabaster (1996-2008) y ahora ninguno de los cinco que componen el grupo de EH Bildu son de este partido, aunque hay uno de Alternatiba (su líder, Oskar Matute) y uno procedente de la ya extinta Aralar (Jon Iñarritu). En 2012 sí que obtuvo representación Rafael Larreina, veterano dirigente y cercano al Opus Dei. Por el contrario, EA sí ha ganado una senadora. Es Idurre Bideguren y ha sido elegida no en las elecciones generales sino por designación autonómica. La delegación en la Cámara alta es más reducida, de dos integrantes solamente. En Europa, el único electo dentro de la coalición más amplia con ERC y BNG es de Sortu, Pernando Barrena. La decisión no estuvo exenta de polémica, ya que hubo unas primarias que ganó Josu Juaristi, quien tuvo que renunciar por una caso de violencia de género. Sin embargo, la segunda en las primarias, Lorena López de Lacalle, de EA, no ocupó su puesto y hubo un nuevo proceso del que salió Barrena.

A nivel municipal, EA tiene una edil de seis en Vitoria -la coordinadora alavesa y otra de las referentes del sector crítico ahora expulsadas, Iratxe López de Aberasturi-, al igual que antes de 2011, cuando Antxon Belakortu lidiaba en solitario en los plenos. En Bilbao no tenía representación y ahora Bruno Zubizarreta regenta una de las cuatro concejalías de EH Bildu. En Donostia eran dos en solitario y ahora el partido fundado por Garaikoetxea tiene uno de seis. En Pamplona, en cambio, de dos con Nafarroa Bai ha pasado a tres en la actualidad (de siete en total). En 2011, la militante de EA Eva Aranguren fue la primera cabeza de lista de Bildu. En municipios más pequeños que eran feudos de EA, como Zarautz, el partido ha pasado de cinco ediles a dos. En Gernika la bajada es de seis a uno y en Bermeo de ocho a dos. En Barakaldo sigue sin representación pero la ha ganado en Irún. Antes de la creación de Bildu, EA mantenía 20 alcaldías, nueve de ellas en Navarra.

Los críticos sostienen abiertamente que EA ha sufrido conforme han pasado los años una “fatal marginación” en “todos los niveles institucionales” e internos dentro de EH Bildu. Se habla de “municipios con partícipes de EA privados de voz” y “sustituidos por 'bilkides' controlados por Sortu” como Donostia o Zarautz y hasta de “pérdida de alcaldías históricamente ostentadas por representantes de EA por imponer candidatos de Sortu que finalmente han recaído en manos del PNV”. Igualmente, se denuncia la “desaparición de representantes de EA en el Congreso” o la salida del grupo europeo ALE -“del que EA es fundador”- para “adherirse al grupo de las izquierdas radicales europeas” en línea con la izquierda abertzale. El sector de Blanco, por el contrario, defiende que pesan más las políticas que los cargos. En una entrevista con este periódico, de hecho, la propia candidata a dirigir el partido explicó que la actual línea de la izquierda abertzale se parece mucho más a la EA clásica que a la HB clásica: “Hablamos una y otra vez de los derechos laborales o de iniciativas y acuerdos que sirvan para mejorar la vida de la gente. Y eso es Eusko Alkartasuna 100%. Eso es Eusko Alkartasuna 100%. Y el que lo niegue es porque no lo quiere ver”.

Históricamente, EA llegó a ganar elecciones en Vitoria, con el escindido del PNV José Ángel Cuerda, que luego regresaría a su origen. También pasó lo mismo en Donostia con Xabier Albistur, luego también de vuelta a las filas peneuvistas. También ha tenido áreas de Gobierno en Euskadi entre 1995 y 2009 tan significativas como Educación, Justicia o Medio Ambiente. En Navarra, en 1995, logró la vicepresidencia en el fugaz gabinete del socialista Javier Otano, luego dimitido por corrupción.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats