Petronor: 19 vertidos en Muskiz en una década y apenas 5.200 euros en sanciones

Refinería de Petronor en Muskiz, Bizkaia

Entre agosto de 2012 y agosto de 2022 se han registrado “19 incidencias relacionadas con vertidos procedentes de las instalaciones de Petronor” en localidad vizcaína de Muskiz, según datos facilitados al Parlamento Vasco por la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en respuesta a preguntas de Elkarrekin Podemos-IU. Precisa el Gobierno que han sido “15 vertidos en la zona de atraque del puerto”, en concreto en la terminal marítima de la compañía en Punta Lucero, y tres casos más “a la ría del Barbadún”. Traducido en sanciones, el monto total de las multas por estos hechos es apenas 5.200 euros.

Hondarribia vuelve a aceptar un cambio de CIF para seguir pagando a las empresas de un cargo del PNV sin concurso

Hondarribia vuelve a aceptar un cambio de CIF para seguir pagando a las empresas de un cargo del PNV sin concurso

Precisa Tapia que recientemente “la Agencia Vasca del Agua (URA) ha iniciado de oficio un expediente de investigación para poder determinar las causas y obtener toda la información necesaria para valorar el impacto del vertido en el medio receptor” a raíz de un “arrastre de gasóleo” al Barbadún a finales de agosto. Se trata de “poder determinar las causas y obtener toda la información necesaria para valorar el impacto del vertido en el medio receptor”, explica el Ejecutivo, que indica que solamente después de la investigación se determinará “si procede” incoar un expediente sancionador. También el propio Departamento, a través de la Dirección de Calidad Ambiental y Economía Circular, ha abierto otro expediente para analizar estos mismos hechos.

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, justificaba la pregunta por que “no parece que se estén tomando las medidas de precaución suficientes por parte de Petronor” en vista de la sucesión de problemas. Añade Gorrotxategi que “las leves multas” no han implicado “un cambio de su política de inversiones para prevenir accidentes y futuros vertidos”. A este respecto, señala el Gobierno que de los 19 vertidos registrados en una década solamente dos han concluido con la incoación de procedimientos sancionadores.

Se trata de episodios que, además, son muy cercanos en el tiempo, de 2021 y 2022. En concreto, se detalla que un vertido del 13 de febrero de 2021 “culminó con la imposición a Petronor de una multa de 1.900,80 euros” más “la obligación de indemnizar los daños y perjuicios, cuestión que alcanzó un importe de 633,60 euro”). En el caso del vertido del 16 de enero de 2022 la multa fue de “2.200 euros” -de un máximo de 30.000 euros- con daños y perjuicios valorados en 531 euros. Sin embargo, en otro punto del informe Tapia indica que Petronor ha abonado “2.460 euros en concepto de multa y 1.164,60 euros en concepto de daños”. Según estos datos y a falta de mayores precisiones, la filial de Repsol ha pagado 3.625,08 euros de los 5.265,4 euros que le corresponderían. Eso sí, consta que “en el año 2015 se tramitó un expediente sancionador a la empresa en relación con un incumplimiento de la autorización ambiental integrada y que, como consecuencia de dicho procedimiento, Petronor abonó una multa por importe de 20.001 euros”.

¿Cuál es la motivación de esas multas más recientes? El caso del 13 de febrero de 2021 se originó por un “defecto interno en la unión brida-tubería [de un oleoducto], acelerado por corrosión exterior por falta de pintura”. La limpieza del medio acuático duró hasta el 22 de ese mes. En cuanto al vertido del 16 de enero de 2022, Petronor admitió en un documento enviado a la Agencia Vasca del Agua (URA) que fueron 30 litros de hidrocarburos los que salieron de sus instalaciones al medio natural y que la sustancia expulsada fue gasóleo C. La compañía insiste en que no hubo afección ni a los peces ni a la flora.

Promete el Gobierno que el área de Medio Ambiente “viene exigiendo a la empresa mejoras en la prevención y el tratamiento de los sistemas de depuración de los efluentes generados en las distintas unidades de la instalación”. Así, afirma que “en los últimos años el sistema de depuración de aguas se ha renovado en la medida en que se establecían nuevos valores límite de emisión más restrictivos”. Entre las medidas que ello ha conllevado se citan una “nueva unidad de ‘stripping’ de aguas”, “mejora del pretratamiento”, “separadores de hidrocarburos” o “almacenamiento para alivio de tormentas”. En cada expediente –recalca el Ejecutivo- “se ha requerido la implantación de medidas preventivas”. Particularmente, URA ha exigido algunas obras tras las sanciones por los vertidos de 2021 y 2022 y se ha recomendado la “impartición de charlas de concienciación medioambiental”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats