Hondarribia vuelve a aceptar un cambio de CIF para seguir pagando a las empresas de un cargo del PNV sin concurso

Una camioneta de Montai, en Vitoria

Por tercer ejercicio económico consecutivo, el Ayuntamiento de Hondarribia -gobernado con mayoría absoluta por el PNV de Txomin Sagarzazu- se ha valido de un cambio de CIF para continuar contratando sin concurso al grupo de empresas Montai la gestión de los centros Itsas Etxea y Kultur Etxea de la localidad, dos recintos municipales. El responsable de estas empresas, Aitor Elorza, es un cargo de la formación nacionalista. Como en 2020 y 2021, cuando la empresa del grupo dedicada casi en exclusiva a este servicio, llamada Kultur Kirol Zerbitzuak, bordea el tope legal máximo para recibir adjudicaciones sin que salgan a concurso el Ayuntamiento, automáticamente, el Gobierno local mantiene tal cual el servicio pero lo factura a otra de las mercantiles del grupo. En los dos años anteriores la elegida fue Estali La Karpa pero este año ha sido Denok Zuzeneko Komunikazioa. Todas ellas son filiales de la matriz, Montai Produkzioak.

El Supremo delibera trece años después sobre la condena de trece años de cárcel a De Miguel por corrupción

El Supremo delibera trece años después sobre la condena de trece años de cárcel a De Miguel por corrupción

Según la información a la que ha tenido acceso este periódico, desde septiembre son una docena las facturas ya emitidas por Denok Zuzeneko Komunikazioa, una firma en la que históricamente han trabajado otros cargos del PNV como los junteros alavesas Onintze Guerra y Roberto González Muro. Las obligaciones reconocidas podrían rondar ya los 3.000 euros. La pareja de Elorza también ha ocupado diferentes cargos públicos, al igual que su hermana. Hace ya más de una década que el grupo Montai lleva copando las adjudicaciones en Hondarribia en lo relativo a organización de eventos, montajes, festejos, deportes y similares. Es precisamente Denok Zuzeneko Komunikazio la marca del conglomerado que menos ha figurado en las facturas en este municipio. Su sede como tal está en Vitoria.

Desde el origen de Itsas Etxea, este servicio de gestión ha sido llevado a cabo casi en exclusiva por Kultur Kirol Zerbitzuak. No consta que se realizara un concurso de una duración superior a una década, que es el período transcurrido. Ello ha conllevado que quienes han querido utilizar las instalaciones en este tiempo han tenido que abonar un canon al grupo Montai a instancias del Ayuntamiento. El servicio consiste en apertura y cierre del edificio o controles de acceso, entre otras tareas. Y ocurre lo mismo en Kultur Etxea. En 2020 y 2021, el cambio de CIF para continuar con la facturación directa no supuso en ningún caso ninguna modificación práctica en el servicio, por supuesto tampoco en lo relativo a personal, que sería lo esperable con un relevo de empresa gestora. A falta de los datos de cierre de 2022, en los años anteriores el grupo pudo facturar merced a los cambios de CIF 43.252,33 y 49.474,41 euros, respectivamente, muy por encima de los 15.000 euros que ya obligan a convocar un concurso en el que pueden concurrir otras empresas. Ello contraviene las promesas del propio alcalde, quien incluyó en mayo de este año en un plan de contratación la externalización de Itsas Etxea y Kultur Etxea como uno de los servicios que se iban a sacar a concurso abierto.

Se da la circunstancia de que varias instancias han alertado ya de la situación de trato de favor en Hondarribia para el grupo Montai. La Fiscalía lo investigó y, aunque no llegó a abrir una causa penal, dejó la frase de que vio irregularidades “generalizadas” en las contrataciones. Un informe de la Autoridad Vasca de la Competencia limitado al período 2018-2021 determinó que estas habían copado 187 de los 293 contratos de montajes. Es casi un 70% pero corresponden ya a una época en que se habían hecho públicos algunos datos sobre Montai. Con anterioridad, la proporción subía hasta casi el 95%. En total, el grupo ha podido sumar ya casi 3 millones de euros con pequeñas adjudicaciones solamente en este municipio guipuzcoano ya que Montai ha sido igualmente contratista de cabecera en el Gobierno vasco (Presidencia, Juventud, Ertzaintza, Gogora o Tknika, entre otros organismos) o la Diputación de Gipuzkoa, así como en municipios como Tolosa, Llodio o Zarautz. A nivel local, la propia interventora municipal ha emitido informes de reparo para advertir de que se superaba el umbral para pagos directos. Este periódico se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Hondarribia para conocer el detalle del reparto de facturas a estas cuatro empresas y recabar una valoración mas no ha obtenido respuesta hasta el momento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats