La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

Euskadi se suma a la estrategia para poner coto al uso del plástico: reutilizar y reciclar hasta que no sea un residuo

Buceadores voluntarios retiran 190 kilos de residuos marinos en Lekeitio (Bizkaia)

Euskadi se ha sumado hoy a la estrategia mundial que trata de alargar la vida del plástico precisamente para poner coto a su uso y que deje de ser un residuo altamente dañino para el medioambiente. Parece contradictorio, pero no lo es. El objetivo es que el plástico entre en una economía circular en la que una espiral de reutilización y reciclaje hagan que el plástico “nunca se convierta en residuo”, con el objetivo final de reducir su uso. Se trata del Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos, un marco voluntario impulsado por la Fundación Ellen MacArthur, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que guía a gobiernos y empresas para que implementen medidas concretas con el fin de acelerar la transición hacia un mundo sin plásticos.

Siemens Gamesa confirma que los 475 despidos se concentrarán en las oficinas de Zamudio, Pamplona y Madrid

Siemens Gamesa confirma que los 475 despidos se concentrarán en las oficinas de Zamudio, Pamplona y Madrid

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha sido la encargada este martes de explicar tras el Consejo de Gobierno la decisión de sumarse a este compromiso, con el que se establecerán “metas ambiciosas” a 2025 para trabajar para reducir el uso de plástico, innovar en este ámbito y mantener los artículos de plástico en la economía y fuera del medio ambiente. El Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos se lanzó en Indonesia en el año 2018, durante la Conferencia internacional Our Ocean, y desde entonces más de 500 organizaciones se han sumado a la iniciativa.

La visión común que mantienen los que comparten esta iniciativa se concreta en seis puntos clave. Por un lado, eliminar los envases de plástico problemáticos o innecesarios a través del rediseño, la innovación y nuevos modelos de entrega. Además reutilizar en la medida de lo posible reduciendo los envases de un solo uso. Y por supuesto, que todos los envases de plástico sean 100% reutilizables, reciclables o compostables. Esto supone que todos los envases de plástico se reutilizan, reciclan o compostan en la práctica y el uso del plástico está totalmente desvinculado del consumo de recursos finitos. Además, los envases de plástico están libres de productos químicos peligrosos y se respetan la salud, la seguridad y los derechos de todas las personas involucradas.

Tapia ha destacado que Euskadi no es nueva en este ámbito de a ecomomía circular, sino que lleva mñas de 20 años en este ámbito. De hechom en 2021 ha puesto en marcha dos nuevos planes “fuertemente relacionados”: el Plan de Economía Circular y Bioeconomía 2024, y el Plan de Prevención y Gestión de Residuos 2030. La suma de ambos planes contempla un presupuesto de 142 millones de euros para el cumplimiento de “objetivos ambiciosos” como aumentar en un 30% la productividad material, reconvertir un 85% de los residuos no peligrosos en recursos secundarios y reducir a menos del 15% los residuos que van a vertederos.

Entre las medidas a ejecutar en ambos planes vinculadas a los plásticos están apoyar soluciones definitivas para los residuos plásticos que evite su eliminación en vertederos; fomentar la compra pública y privada verde de materiales secundarios procedentes de residuos prioritarios o lograr que el 100% de los envases de plástico sean reciclables y se eliminen las bolsas de plástico de un solo uso mediante acuerdos voluntarios con agentes clave.

Ihobe es uno de los agentes clave para el cumplimiento de los objetivos de Euskadi en materia de economía circular y residuos a través de mecanismos “importantes” como las ayudas a la ecoinnovación, el diseño de servicios avanzados de economía circular a través del Basque Circular Hub, o la participación en proyectos europeoscomo el proyecto Iceberg, -un proyecto para la economía circular de residuos de a construcción- entre otros.

Basque Circular Hub en Vitoria

Precisamente el Gobierno vasco ha abierto un nuevo Basque Circular Hub en Vitoria, desde donde se ofrecerá una amplia cartera de servicios a la industria alavesa en relación con la ecomía circular. Los centros Basque Circular Hub -el de Bilbao, inaugurado en marzo de 2021, y este nuevo de Vitoria- son referentes en el Estado y en el Sur de Europa, únicos por el tipo de servicios que ofrecen, englobando prospectiva de mercado, formación avanzada, análisis de tendencias y generación de conocimiento experto en el ámbito de la economía circular. Esta iniciativa es uno de los instrumentos para cumplir los objetivos de la Estrategia de Economía Circular 2030 y permite “reforzar el liderazgo de la industria vasca en su transformación hacia modelos más sostenibles y circulares”, según han señalado desde Gobierno y Ayuntamiento de Vitoria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats