Sagardui asegura que el programa de detección precoz del cáncer de mama está “recuperando el tiempo perdido”

Gotzone Sagardui durante el pleno de control de este viernes en el Parlamento Vasco

El Gobierno vasco ha afirmado que ya ha comenzado a llamar a las mujeres nacidas en 1970 para el cribado del programa de detección precoz del cáncer de mama. Cada año, Osakidetza notifica a las mujeres que cumplen 50 para participar en el programa para detectar de manera temprana el tumor maligno y así permitir "llevar a cabo tratamientos más eficaces y menos agresivos, consiguiendo de ésta manera, mayor calidad de vida y mayores tasas de supervivencia". Sin embargo, a causa de la irrupción de la pandemia en marzo de 2020, el llamamiento a las mujeres vascas se ha visto "retrasado" y es por ese retraso por el que ha preguntado Laura Garrido, parlamentaria y secretaria general del Partido Popular en Euskadi, a la consejera de Salud, Gotzone Sagardui.

EH Bildu se abre a un acuerdo presupuestario también en Euskadi después de los pactos en Pamplona y Madrid

EH Bildu se abre a un acuerdo presupuestario también en Euskadi después de los pactos en Pamplona y Madrid

Las mujeres vascas, durante el año en el que cumplen 50 años, reciben una notificación del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) para participar en un programa de detección precoz del cáncer de mama, que según Osakidetza es "el tumor maligno más frecuente y el de mayor mortalidad entre las mujeres vascas". No obstante, debido a la saturación de los hospitales, este programa ha sufrido un "retraso", como toda la actividad de Osakidetza "salvo lo urgente". Sagardui ha asegurado que llevan meses "retomando esa normalidad y recuperando el tiempo perdido". De esa manera, manifiesta, "el proceso para citar a las personas que han cumplido este año 50 años ya está en marcha". Sin embargo, Garrido ha incidido en la notificación de quienes los cumplieron el año pasado, en 2020, entre las que también se encuentra ella misma. "Las mujeres que nacieron entre 1970 y 1971 están siento citadas progresivamente desde el día 5 de noviembre", ha respondido la titular de Salud.

Este programa permite detectar de forma temprana el cáncer de mama en mujeres entre 50 y 69 años, pues desde que entran en la edad comprendida, son llamadas a controles cada dos años. Con el retraso que ha sufrido el programa durante 2020 y 2021, Garrido ha denunciado que el segundo llamamiento a las mujeres de 1970 —que cumplieron 50 años en 2020— se solapará con el primero, al cual todavía no han sido llamadas muchas de ellas. Además, ha criticado el retraso porque "muchas mujeres vascas no han podido ser detectadas a tiempo con las concecuencias que ello acarrea". Este programa "marca un antes y un después en la detección de estos tumores [...] y marca un antes y un después también entre sobrevivir y no", ha zanjado.

Como ha explicado la consejera, este programa no llama a las mujeres por orden de nacimiento sino "priorizando en función de otros elementos". Así, el programa cita primero a las mujeres que pueden tener "mayor riesgo e incidencia por antecedentes familiares, por ejemplo, de ser sufridoras de un cáncer de mama". "La optimización del sistema de citación se ha priorizado también a las mujeres de más riesgo, como ya le he explicado, y se ha mantenido a las mujeres sin dar de baja por edad hasta completar su último estudio, porque había algunas que habían completado el último en ese tiempo de pandemia", ha indicado Sagardui. Asimismo, ha apuntado que para hacer frente a los retrasos y recuperar el ritmo normal del programa, se han adoptado medidas, como la apertura de nuevos turnos de trabajo por las tardes y los sábados.

Este cribado de detección precoz del cáncer de mama se creó en 1995 dirigido a mujeres de 50 a 69 años. Estas se someten a "mamografías bilaterales en doble proyección" para detectar los tumores en la fase inicial con el objetivo de "disminuir la mortalidad por dicha causa y aumentar la calidad de vida de las afectadas, realizando un mayor número de tratamientos quirúrgicos conservadores no mutilantes". La consejera de Salud ha asegurado que este programa es "una de las prioridades" en la prevención de esta enfermedad. Los presupuestos del Gobierno vasco para el 2022 prevén una inversión de 4,9 millones de euros para renovar los mamógrafos. Los nuevos contarán con "nuevas técnicas como la de tomosíntesis, mucho más precisa para el diagnóstico del cáncer de mama". "Hemos perdido unos meses de trabajo, como hemos perdido unos meses en muchos de nuestros aspectos de nuestra vida, pero le aseguro que los estamos recuperando de una manera rápida, y además lo vamos a hacer con aun mayor precisión", ha concluido Sagardui.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats