Siemens Gamesa recibió 378.000 euros del Gobierno vasco en 2019 que no se ligaron a mantener el empleo

Fachada del edificio de Siemens Gamesa

La empresa Siemens Gamesa recibió en 2019 una subvención de casi 378.000 euros del Gobierno vasco sin que estas ayudas públicas, destinadas a promover procesos de innovación, estuvieran sujetas a ninguna condición de mantenimiento del empleo. La compañía se encuentra ahora inmersa en un proceso de OPA por parte de Siemens, que quiere hacerse con el control total de su filial, para reestructurar la compañía, en un proceso en el que todavía no está claro si habrá consecuencias sobre el empleo, ya que los directivos han señalado que no está en sus planes reducir plantilla, y que mantendrá la sede en Euskadi, pero que solo lo garantizan “por ahora”.

El Supremo decidirá en septiembre sobre los recursos del 'caso De Miguel', la mayor trama de corrupción en Euskadi

El Supremo decidirá en septiembre sobre los recursos del 'caso De Miguel', la mayor trama de corrupción en Euskadi

En una respuesta por escrito al parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU, David Soto, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, reconoce que el Gobierno vasco otorgó a Siemens Gamesa Renewable Energy Innovation and Technology, S.L. una subvención por importe de 377.764 euros, pero que dichas ayudas “no están condicionadas a la creación de empleo”, ni al mantenimiento del mismo, y no especifica si la empresa ha podido recibir ayudas por parte de otras administraciones. En su respuesta, Tapia asegura que el Gobierno vasco “va a continuar trabajando para el mantenimiento de la sede, del empleo y de las capacidades científico-tecnológico e industriales de la compañía en Euskadi”, pero reconoce que “hoy en día el arraigo no se impone”. “El arraigo no se consigue en términos de capital o de controles públicos. El arraigo se trabaja y se garantiza, desde la perspectiva pública, creando un ecosistema que de competitividad y confort para desarrollar el proyecto empresarial”, señala.

En este sentido, cuestionada por las medidas que se pueden tomar para atajar la “crisis de arraigo que sufre Euskadi”, asegura que el Gobierno vasco “trabaja y seguirá trabajando, con todos aquellos instrumentos que tenga a su disposición, incluida la toma de participaciones, en la generación de un ecosistema que permita ahondar en el arraigo de la industria al territorio y, con ello, siga siendo fuente de empleo y bienestar”. Pero recuerda que “la participación directa en una empresa por parte de un Gobierno puede ser una de las vías de arraigo, pero no es la única”, y destaca que se precisa de un “ecosistema multidisciplinar” que se nutre de multitud de aspectos que las empresas valoran como temas fiscales, energético, financieros, científico-tecnológicos, laborales, formativos, sociales, institucionales, entre otros. “Todo ello, marca el posicionamiento de un territorio, en el caso que nos ocupa, Euskadi”, añade.

En cuanto al mantenimiento del empleo, Arantxa Tapia señala que en los contactos mantenidos hasta el momento con la empresa, “se ha trasladado que el problema no radica en los trabajadores y trabajadoras de la compañía”. Esto coincide con lo que, de momento, la dirección de la empresa está trasladando a los trabajadores, en el sentido de que la OPA y la posterior reestructuración de la empresa no tiene por qué suponer destrucción de empleo. No obstante, fuentes sindicales mantienen la preocupación por cómo evolucione la situación, ya que hay que tener en cuenta que la empresa acumula pérdidas de más de 780 millones en el primer semestre. Sindicatos y dirección volverán a reunirse en septiembre.

Tapia asegura en su respuesta que “con el objeto de mantener la actividad, el empleo, la capacidad industria y científico-tecnológica, así como la interacción con el tejido industrial vasco”, reforzará la comunicación e interacción con Siemens para“ poner en valor y posicionar el ecosistema científico-tecnológico e industrial de Euskadi con importantes capacidades en ámbito de estratégicos también para Siemens, como puede ser la eólica, especialmente la eólica 'offshore' flotante, el hidrogeno o la manufactura avanzada”, y que en aras a ello mantiene también una mantiene “relación y contacto continuo con Siemens Gamesa y Siemens Energy, así como con los agentes sociales el Gobierno español y el Gobierno de Navarra, ya que Siemens Gamesa también tiene centros de producción en esa localidad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats