Tubacex acepta retirar el recurso ante el Supremo si la plantilla asume más recortes, pero los trabajadores “no confían” en la dirección

Trabajadores de Tubacex en una manifestación

La dirección de Tubacex ha admitido por primera vez la posibilidad de no recurrir las sentencias que declaraban nulos los despidos de los 129 trabajadores de la empresa ante el Tribunal Supremo, pero con la condición de firmar con el comité de empresa un acuerdo sobre "una solución estructural que garantice la viabilidad de estas plantas en el futuro".

Incertidumbre, esperanza y lucha obrera: así es un día con los trabajadores de Tubacex tras más de 90 en huelga

Incertidumbre, esperanza y lucha obrera: así es un día con los trabajadores de Tubacex tras más de 90 en huelga

La propuesta, en forma de comunicado, ha tenido lugar este miércoles, un día después de que finalizaran sin éxito las negociaciones entre las dos partes sobre un nuevo ERTE que ha propuesto la empresa desde el 11 de septiembre hasta el 31 de diciembre. En ella, la dirección emplaza al comité a "negociar, pactar y firmar con carácter previo una solución estructural que garantice la viabilidad de estas plantas en el futuro. Esto es, que acepten la negociación que la empresa propuso hace ya más de un año".

"No es justo precarizar más los salarios de los compañeros cuando la dirección se los acaba de subir", apuntan a este diario fuentes de la plantilla, que exigen una mayor implicación por parte de las instituciones. "Entendemos que se mantengan al margen cuando no hay una sentencia a favor, pero en esta situación esperábamos más del Ayuntamiento, de la Diputación y del Gobierno vasco", aseguran.

Los sindicatos que forman parte del comité de empresa acordaron el pasado 3 de septiembre trasladar a la dirección una propuesta que exigía la retirada de los despidos forzosos y de los recursos presentados ante el Supremo. Sin embargo, la dirección la rechazó en la reunión mantenida este lunes tras alegar que la negociación del nuevo ERTE no estaba relacionada con el conflicto laboral de fondo en torno a dichos despidos. En su lugar, la empresa propuso complementar el ERTE con las vacaciones que la plantilla no ha disfrutado por llevar en huelga 210 días, algo que el comité no aceptó puesto que su "prioridad pasa por resolver el conflicto con medidas temporales como el ERTE, pero acompañada de medidas estructurales no traumáticas".

Juan Ugarte, director general de la patronal alavesa SEA, en una entrevista con Radio Vitoria ha comparado las actuaciones de "algunos sindicatos" de Tubacex durante la negociación con "la mafia siciliana". "Es una cuestión absolutamente lamentable desde luego y por parte de algunos sindicatos unas posiciones que son difíciles de entender. Es decir, que la empresa renuncie a la tutela judicial, por ejemplo, son solicitudes que desde luego parece que corresponden a otros momentos de la vida más cercanos a la mafia siciliana que a otra cosa", ha indicado Ugarte.

"No confiamos en la dirección"

"No sabemos qué ocurrirá ahora, pero los trabajadores no confiamos en la dirección en general y de manera muy específica en la jefatura de Recursos Humanos porque no tienen palabra y tienen un notable déficit de humanidad. Vemos imposible continuar trabajando con esta dirección", lamenta uno de los trabajadores despedidos en el ERE.

Este miércoles ha tenido lugar una concentración en coches y caravanas frente a la sede de Tubacex en Derio para "exigir una solución" y denunciar el "inmovilismo y cerrazón" de la empresa. "Trataremos de socializar el conflicto para que llegue a las instituciones con más manifestaciones en las ciudades", señalan los trabajadores.

A través de un comunicado, el sindicato ELA ha denunciado "la falta de voluntad negociadora de la dirección para la consecución de un acuerdo". “Pese a la nula voluntad negociadora de la empresa, ELA está dispuesta a buscar mecanismos que consigan una solución al conflicto sin salidas traumáticas”, concluye el comunicado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats