Urkullu y la consejera de Salud critican la paralización judicial de las restricciones en el día con récord de positivos en Euskadi en toda la pandemia

El lehendakari Urkullu, el pasado fin de semana

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, han coincidido en criticar la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que ha tumbado la medida estrella del Gobierno vasco para frenar el crecimiento de la pandemia en Euskadi: prohibir reuniones de más de seis personas. "Acatar pero no compartir" es el mensaje que repite el Gobierno. Esta polémica ha llegado, además, en la jornada con récord absoluto de nuevos positivos (1.033) desde que se conoció el 28 de febrero el primer caso de coronavirus y en el día con más personas hospitalizadas (401) en la segunda ola de la pandemia.

La Justicia tumba la limitación de las reuniones a seis personas propuesta en Euskadi y afirma que no es posible sin estado de alarma

La Justicia tumba la limitación de las reuniones a seis personas propuesta en Euskadi y afirma que no es posible sin estado de alarma

El Ejecutivo de PNV y PSE-EE adelanta que "planteará nuevas medidas de actuación" para compensar este golpe y que lo hará este mismo jueves. Ni Urkullu ni Sagardui han explicado cuáles serán los planes, aunque el Gobierno teme que la respuesta de la Justicia responde a un "marco que pretende cerrar puertas a cualquier medida que no pase por la decisión previa de declarar el estado de alarma". "Parecería que sólo cabe hacer recomendaciones", se ha quejado Urkullu en un mensaje difundido a través de sus redes sociales. Sagardui, por su parte, no ha aclarado a los periodistas si pedirán el estado de alarma para resolver el entuerto judicial. El Gobierno sí ha señalado que "la determinación va a seguir siendo firme" y garantiza que las nuevas medidas alternativas entrarán en vigor este mismo viernes y con "todas las garantías jurídicas". No obstante, Urkullu ha hecho un llamamiento expreso a la población para que "voluntariamente" la sociedad vasca se autoimponga más restricciones.

Una tasa de 1.400 casos en Beasain lleva a hacer un cribado masivo

Y es que el contexto epidemiológico es muy negativo. Euskadi ha superado este jueves su máximo diario de positivos y la barrera psicológica de 1.000 contagios diarios. Es cierto que el dato llega en la jornada con más pruebas diagnósticas realizadas (13.470) pero la positividad es alta (7,7%). La Organización Mundial de la Salud (OMS) marca como recomendable un 5% mientras en Europa el estándar es aún más exigente, del 3%.

503 de los casos se concentran en Gipuzkoa, el territorio más golpeado con diferencia. Su tasa de incidencia es ya de 576,97 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, cuando el semáforo rojo de alerta se activa ya con 500. Veinte localidades guipuzcoanas superan esa tasa. Y en Beasain llega a 1.400. Ello ha obligado a Salud a pedir a toda la población de 13 a 40 años que pida cita para que le hagan una prueba PCR. Los teléfonos de información son el del ambulatorio (943 02 77 00) y el general de Osakidetza (900 20 30 50). Ya había ocurrido antes en Ordizia, Zaldibia, Urnieta, Azpeitia o Azkoitia -y en dos institutos de la propia Beasain y de Irún-, así como en Durango en el caso de Bizkaia o en el barrio vitoriano de Sansomendi.

En Bizkaia se han detectado 423 casos de una tacada y son cinco las localidades en la máxima alerta. En Álava hay 96 positivos y no hay zonas en rojo, aunque Salvatierra-Agurain se acerca ya a ese nivel. La tasa de incidencia media de Euskadi llega ya a 418,28, por encima ya del pico anterior de la segunda ola, que se produjo entre finales de agosto y primeros de septiembre. La pandemia está creciendo rápido en toda la comunidad autónoma, según los datos, y no hay previsión de que frene. El mejor indicador para determinarlo es el R0 -casos derivados de cada positivo- y sigue por encima de 1 (1,26). Ello indica que cada persona infectada multiplica la contaminación.

Máximo de hospitalizados en la segunda ola y 62 en UCI

En los hospitales, la ocupación es de 401 personas, el máximo de la segunda ola. 62 de ellos están graves en la UCI -el máximo desde el verano es de 63- y los nuevos ingresos alcanzaron los 51. Está creciendo la presión asistencial también pero no llega aún a los niveles de marzo-abril (pico de 232 personas graves en la UCI). En los centros escolares, en cambio, el repunte de casos no se está haciendo sentir. El 0,51% de las aulas están cerradas (90 clases de 65 colegios).

En cuanto a las residencias, Bizkaia ha informado en las últimas horas de un nuevo brote en un centro de Gamiz-Fika (Aitzea). Son 24 casos entre los mayores y 4 entre los gerocultores. En Gipuzkoa, la peor situación se da en Alai-Etxe, en Donostia, con 31 casos activos. En el caso alavés, el diputado de Política Social, Emilio Sola, ha indicado que hay 17 casos activos y que el foco en Pablo Neruda, en Vitoria, acumula ya cinco contagios. No se han notificado fallecimientos en centros de mayores y Gipuzkoa destaca que son ya "ocho días consecutivos" así.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 13:20 h

Descubre nuestras apps

stats