Entrevista

Xabier de la Fuente, batería de Lamiak: "Tenemos que dar las cosas masticadas para que el público no pierda el tiempo escuchando un álbum entero"

Xabier de la Fuente

Maialen del Amo

0

Xabier de la Fuente, batería del grupo Lamiak, es un joven irundarra de 25 años. Actualmente trabaja como ingeniero en Orona, una empresa de ascensores. Se describe como una persona inconformista y un amante de la buena música, sobre todo cuando la escucha en buena compañía.

Su primer disco salió en 2019. Han podido tocar en varios conciertos. ¿Qué puede contar sobre los principios del grupo? ¿Cómo se origina Lamiak?

Lamiak es un grupo compuesto por tres jóvenes que se conocieron en una agrupación coral de voces blancas. Ander Aramburu es el cantante, Xabier Arrazola el bajista, y yo soy el batería. En 2017 nos juntamos de vez en cuando para tocar música, sobre todo por ocio. Nuestra intención era retomar lo que habíamos empezado cuando éramos pequeños: versionar canciones. Aun así, llegó un punto donde necesitábamos algo más, necesitábamos hacer resurgir nuestra música, no solo tocar versiones. A finales de 2018 nos pusimos en serio y a principios de 2019 conseguimos un local para tocar nuestra música.

En sus canciones hay 'hard rock', pero también se puede llegar a escuchar 'metal'. ¿Se etiquetaría en algún estilo en especial?

Todo el mundo etiqueta la música con un género, siempre ha pasado lo mismo. Nosotros estamos dentro del género del rock, pero es un género muy amplio con diferentes matices en función de cada canción. 

Nuestra música cañera sí que es 'hard rock', pero nosotros nos hemos inspirado mucho en grupos de 'stoner rock'. Cada canción tiene unos matices diferentes y cada una se adecúa más a un género o a otro.

Debido a su estilo de música, los han comparado muchas veces con el grupo Berri Txarrak. ¿Les resulta molesto que se les compare con ellos?

No puede ser molesto que te comparen con el mejor grupo que ha habido en Euskal Herria en la época moderna. Que nos comparen con alguien que ha sido un referente es un halago. Por otro lado, nos pueden tachar de ser poco originales. Es importante diferenciarte del resto para ser especial cuando estás en una industria que se prima la originalidad. Berri Txarrak ha pasado desde el 'metal' a un rock mucho más 'popero' y ha ido abarcando muchísimos géneros de rock. Por tanto, es un halago para nosotros, pero también puede ser una carga porque buscamos algo que se salga de lo conocido.

La mayoría de sus canciones están compuestas en euskera. ¿Creen que pueden llegar a más público con canciones escritas en español o en inglés?

Nunca nos hemos decantado por un idioma u otro en función de lo que quiera la gente. Lo hacemos porque nosotros hemos crecido hablando en euskera, y, al final, nos expresamos en la lengua en la que más cómodos nos sentimos. Se trata de eso, de expresar la música independientemente de dónde estés. Sin embargo, tenemos dos canciones en inglés en el primer disco.

En la industria musical entra en juego un factor muy importante a la hora de dar visibilidad a lo que hacen: la promoción. ¿Qué opina?

La promoción puede ser justa o injusta en muchos casos. Hay grupos que hacen música muy interesante, pero no tienen opción o conocimientos suficientes para dar a conocer esa música. Otros grupos, en cambio, se dan a conocer más, aunque la música no sea tan interesante.

¿Por qué?

Estamos en una región muy pequeña. Todo está centralizado en el dinero. Es muy difícil que haya variedad de canales de música. Si se centraliza todo en un canal, va a ser ese canal o quien incremente la visibilidad de otros grupos o quien decida cuál es el mejor 'hit'. En Estados Unidos hay más canales de distribución y existe más facilidad de llegar a gente que está buscando tu música. Aquí, si no buscas esos canales no tienes más alternativa.

¿Allí hay más oportunidades?

Eso es. Hay más posibilidades porque hay más alternativas. Nosotros hemos conseguido encajar en la industria más comercial del País Vasco. Gracias a eso hemos conseguido muchos proyectos. A pesar de todo, hasta que te buscan tienes que trabajar todo por tu cuenta. Ese es un sacrificio que mucha gente no quiere hacer.

El 19 de marzo dieron el primer concierto de este año, con las entradas agotadas. ¿Qué expectativas tiene, pese a la pandemia, de los conciertos que harán este año?

Llevamos desde agosto sin tocar en ningún concierto. Hemos tocado dos veces después de la cuarentena, ya en pandemia. Tenemos las sensaciones mezcladas. La respuesta del público siempre es muy positiva, porque la gente está prestando más atención a los eventos culturales que se realizan. El público tiene muchas más ganas de asistir a los conciertos. En un concierto se pierde la magia de que la gente esté de pie, saltando o en contacto, que es lo que gusta en un concierto de rock. Nosotros estamos en un género donde se necesita el calor del público.

Tienen intención de sacar un 'single' al mes, y a final de este año lanzar su segundo disco. ¿Piensan que es mejor escuchar los temas individualmente?

Hoy en día no se recomienda subir un disco entero. Se recomienda hacerlo por 'singles'. Ahora no existe la distribución física de discos que había antes, que es como se expandía la música. Nuestro grupo tiene que aprovechar el tirón de las canciones y sacarlas gradualmente para que la atención de los oyentes se mantenga. Si sacamos un álbum con diez canciones es muy posible que la gente recuerde dos o tres canciones. El público ya no tiene la paciencia que tenía antes, y hay que darle las cosas masticadas para que no pierda tiempo escuchando un álbum entero.

Aparte del nuevo disco, ¿qué planes tienen para este 2021?

La intención es recuperar lo que hemos perdido en 2020. Sacamos el disco en septiembre de 2019 y pudimos dar hasta ocho conciertos para presentarlo. Nos cancelaron 5 conciertos que teníamos junto con alguno que teníamos planificado de antes. Por tanto, se nos quedó corta la presentación del disco.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2021 - 07:44 h

Descubre nuestras apps

stats