Extremadura aboga por el "patriotismo fiscal" y suprime el impuesto de donaciones

Al fondo, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, durante su intervención en el debate del estado de la región

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha mostrado a favor de la armonización fiscal en España pero, al mismo tiempo, ha anunciado dos reformas en la región: por un lado se suprimirá el impuesto de donaciones y, por otro, suprimirá "a la mínima" el impuesto especial que deberán pagar los vehículos nuevos contaminantes.

Fernández Vara ha abogado en el debate del estado de la región por la armonización fiscal en España y ha dado varios motivos. Por un lado, ha mencionado el "patriotismo fiscal y la unidad del país", y también se ha referido a lo "injusto que es la competencia entre desiguales" y a que la competencia fiscal "a la baja mina la solidaridad interritorial".

Además, el presidente extremeño ha rechazado "lo que hay detrás de un discurso anti impuestos" y ha recordado que la Comisión de Expertos para el estudio de la financiación autonómica en Extremadura también aboga por esta armonización, que guarda "coherencia" con la posición de España en la UE y la OCDE, para lograr equilibrio entre soberanía y sostenibilidad. 

Sucesiones y gases contaminantes

No obstante, en este contexto, Fernández Vara ha anunciado la supresión en la práctica del impuesto de donaciones. Tras reuniones con distintos representantes empresariales, la Junta "unificará" los beneficios fiscales generales aplicables a los sujetos pasivos incluidos en los grupos I y II, cónyuges, padres e hijos, estableciendo un único porcentaje de bonificación del 99% condicionado solamente y exclusivamente a la cuantía de la donación.

En concreto, si la base es inferior o igual a 300.000 euros, se aplicará esa bonificación del 99% de la cuota tributaria. Hasta los 600.000 euros la bonificación será del 50% -en el caso de personas con discapacidad se incrementará en 150.000 €- y por encima de esa cantidad no existirá bonificación.

No obstante, no se trata de una novedad en Extremadura, donde el Gobierno del PP implantó esta medida en 2015. El PSOE la eliminó un año más tarde, aunque los socialistas introdujeron incentivos fiscales como contrapartida.

Por otro lado, Fernández Vara ha advertido de que el nuevo procedimiento de medición de gases contaminantes "tendrá como efecto directo el aumento de las calificaciones de CO2", por lo que determinados vehículos exentos hasta ahora del impuesto especial sobre determinados medios de transporte, podrán pasar al tramo siguiente y tributar al 5,20%, "lo cual aumentará la presión fiscal a los consumidores finales".

Por lo tanto, la Junta de Extremadura eliminará la subida realizada por el PP en su etapa en el gobierno autonómico y suprimirá "a la mínima a los epígrafes correspondientes a los vehículos nuevos contaminantes"

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 12:54 h

Descubre nuestras apps

stats