La portada de mañana
Acceder
Un tercio de las oficinas de la Seguridad Social, en riesgo de cierre
La promesa del final de las mascarillas anticipa otra guerra política
Opinión - Apoteosis cuñada, por Antón Losada

El próximo pleno de la Asamblea deberá pronunciarse sobre la mina de litio de Cáceres

Reunión de la Junta de Portavoces que ha tenido lugar este martes.

Los grupos políticos de la Asamblea de Extremadura deberán posicionarse en el pleno del próximo jueves sobre el proyecto de extracción de litio en el paraje cacereño de Valdeflorez, a iniciativa de Unidas por Extremadura (UPE), que ha presentado una propuesta de impulso de rechazo al proyecto minero.

Según ha explicado la portavoz de UPE, Irene de Miguel, tanto la ciudadanía cacereña como su ayuntamiento han mostrado que "hay un rechazo unánime", como puso de manifiesto la aprobación de una moción, que contó con el respaldo de 23 de sus 26 concejales.

Para Irene de Miguel, es necesario que la Cámara regional se manifieste también en relación a un proyecto que condiciona el futuro de Cáceres tanto medioambiental, como su apuesta por la cultura, el turismo o la gastronomía.

"Queremos que el PSOE muestre coherencia", ha dicho la portavoz de UPE porque mientras en Cáceres se opone en la Junta siempre que se aborda este asunto "se habla de la seguridad jurídica", una cuestión que, en su opinión, en otras ocasiones ha terminado beneficiando a las empresas.

"Es hora de cerrar ya el proyecto y zanjar el tema", ha dicho Irene de Miguel, al se preguntada sobre si cree que la ultima decisión la tendrá el Ayuntamiento, que debería modificar el Plan General de Urbanismo y que se opone a ello, o la Unión Europea, que apuesta por el desarrollo industrial ligado al litio.

En relación a este asunto, la portavoz socialista, Lara Garlito, ha expresado el apoyo de su partido a la moción aprobada en el Ayuntamiento cacereño, pero ha aclarado que "actualmente quien tiene las competencias, tanto de la extracción minera como medioambiental, es la Comunidad Autónoma".

A su juicio, "intentar prospección sobre lo que puede ser el futuro, no ha lugar", y ha remarcado que el Grupo Socialista siempre estará al lado "de lo que es la legalidad" de este proyecto.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP, Cristina Teniente, cree que deben ser el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Junta, Guillermo Fernández Vara, "los que deben responder" a esta cuestión, pero ha añadido que "cuando se toquetea tanto un tema, es que hay gato encerrado".

En este sentido, ha recordado que el presidente extremeño ha mantenido reuniones "algunas clandestinas" con representantes del empresariado que impulsa el proyecto, y por ello ha pedido claridad, porque lo que está claro es la ley y el planeamiento de Cáceres dice que el 70 por ciento de esos terrenos son protegidos "y el PP está con la ley" y con el sentimiento mayoritario de los cacereños.

En cuanto a Ciudadanos, su portavoz, David Salazar, ha reiterado que la postura de su formación es clara en cuanto a que "debe primar el interés general" y que debe primar la seguridad jurídica, y lamenta que este proyecto "se esté politizando a niveles muy alto, dejando de lado el interés de los ciudadanos".

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2021 - 14:12 h

Descubre nuestras apps

stats