El último viaje del Emperador

Ambientación de la época del empedador en Extremadura

Los amantes del senderismo y también los de la Historia tienen una cita el 7 y el 14 de febrero en La Vera. El primer día se celebrará la XVI Ruta del Emperador y el segundo la duodécima edición del mismo recorrido pero en versión ecuestre. No hay más que elegir si se desean salvar a pie o a caballo los 10 kilómetros que separan Jarandilla del Monasterio de Yuste, un recorrido de dificultad baja en el que se darán cita miles de participantes llegados desde distintos puntos de España.

Ocho  mil son los que se esperan entre las dos jornadas, según las cuentas del presidente de la Mancomunidad Intermunicipal de La Vera, Felipe Benítez, ya que el atractivo de este tramo es que forma parte del circuito que recrea el paso de Carlos V desde que llegó a Cantabria hasta su retiro en el cenobio verato. De hecho se expenderán pasaportes carolinos para que quien lo desee pueda tener un documento de su participación.

Vestuario de época

Aparte del interés histórico y paisajístico, ambos eventos cuentan con el aliciente de complementarse con mercadillos, ambientación musical y recreación incluso del estilo de la época gracias a los colectivos de la comarca que lucirán ropa del siglo XVI para representar el ambiente que se vivió cuando el monarca pisó tierra extremeña. El sábado 7 y el domingo 8 habrá, además, talleres de caligrafía antigua y de percusión en Jarandilla, mientras que en las localidades de Aldeanueva y Cuacos por las que se pasará se han organizado distintos actos.

La ruta está catalogada de Interés Turístico Regional desde 2011 y la organizan la Mancomunidad de La Vera con la colaboración de ayuntamientos y asociaciones de la zona, el Gobierno de Extremadura, Diputación de Cáceres, Fundación Academia Europea de Yuste y Patrimonio Nacional entre otras instituciones y colectivos.

Reconocimiento internacional

El objetivo de ambos eventos es poner en valor la belleza natural, patrimonial y natural de esta zona con una de las citas más importantes del calendario extremeño. De hecho, la Ruta del Emperador aspira a ser reconocida como Itinerario Cultural Europeo por parte del Consejo de Europa, no sólo en el tramo que discurre por la región sino desde que arranca en Cantabria hasta que muere en Yuste. La denominación fue solicitada el año pasado por la Red de Cooperación de las Rutas Europeas del Emperador de la que forman parte más de 40 municipios, centros de desarrollo rural y asociaciones de 10 países de Europa y el norte de África. Se reconocería con ello la valía de un referente político, cultural e histórico común que incluye hasta 43 puntos declarados Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Solo queda que Bruselas le dé el sí, probablemente en este recién estrenado 2015. Con ello, la Carlos V se situaría a la misma altura que las rutas de Don Quijote o el Camino de Santiago.

Etiquetas
Publicado el
10 de enero de 2015 - 23:25 h

Descubre nuestras apps

stats